29 / junio / 2022

Recomendaciones para afrontar un despido laboral

De uno a tres meses, es el promedio en que una persona puede tardar en encontrar un nuevo empleo

Cinthya Sánchez 29/01/2016 18:41 Actualizada 08:50

La pérdida de un empleo es una situación frustrante, complicada y dolorosa, ya que no sólo afecta la vida profesional, si no también la personal y aspectos relacionados con la salud; sin embargo, esto puede ser una oportunidad si se cuenta con las herramientas adecuadas para buscar una nueva oportunidad laboral.

La pérdida de un empleo es un hecho desafortunado, sobre todo a inicio de año, ya que la posibilidad de encontrar un nuevo trabajo no sólo dependerá del tiempo que se le dedique, si no, de la actitud para afrontar esta situación. En promedio, una persona tarda de uno a tres meses en encontrar un nuevo empleo.

Karime Soto, Gerente de Marketing y Comunicación de Bumeran.com explica que las empresas deben contar con programas de desvinculación laboral, mejor conocidos como “outplacement”. Se trata de un conjunto de técnicas de orientación para reubicar trabajadores cuando por fusiones, adquisiciones y reestructuraciones son despedidos, con el fin de facilitarles una positiva reinserción laboral y que no se vea afectada su reputación en el mercado de trabajo ni su vida familiar.

“Hoy en día, las empresas y áreas de recursos humanos tienen la obligación de que el empleado se vaya tranquilo de la compañía, ya que un mal manejo de desvinculación puede generar en el empleado repercusiones que van desde la pérdida de autoestima hasta la depresión y puede ser un obstáculo para encontrar un nuevo empleo”, indica Karime Soto.

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"31996","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"304","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","width":"600"}}]]

A continuación, el portal de empleo Bumeran.com te comparte 6 recomendaciones para afrontar este episodio y salir fortalecido de esta mala racha.

1. Maneja tus emociones. Ser despedido es una hecho desafortunado y doloroso, independientemente de las razones por las cuales se haya suscitado. Lo primero es aceptar el dolor, rabia o tristeza que puedas llegar a sentir; no hay nada peor que ocultar esos sentimientos y juzgarte. ¡Trabaja tu inteligencia emocional!

2. No te juzgues y tómalo como una enseñanza. Por lo general, este acontecimiento se asocia a la descalificación de tu desempeño. Lo mejor es tomarlo como una enseñanza y analizar qué es lo que aprendiste de ese trabajo. Identifica cuáles de esas habilidades o fortalezas te servirán para una nueva oportunidad laboral. Quizás tu anterior empleo no era el adecuado para explotar todo tu potencial.

3. No te aísles y expresa tus sentimientos. Aunque es un proceso complicado y difícil de asimilar, lo mejor es compartirlo con la gente que te rodea. Acércate a tu familia, colegas o algún profesional, ellos te pueden dar apoyo, y/o retroalimentación para superar esta crisis e iniciar una búsqueda de empleo efectiva dejando de lado los sentimientos negativos.

4. ¡Ocúpate! Procura mantenerte activo. Si practicas un deporte o tienes un hobby no dejes de hacerlo, la mejor terapia es la ocupacional. Plantéate metas diarias e identifica prospectos de empresas en las que puedas ofrecer tus servicios, ya sea por un proyecto de forma temporal o independiente (freelance).

5. Hazte visible. Regístrate en las principales bolsas de empleo en línea y actualiza tu CV sin ningún costo. Son un excelente vínculo con empresas que están en búsqueda de talento. También puedes buscar oportunidades en ferias de empleo, así como ampliar y fortalecer tu red de contactos profesionales.

6. Prepárate para tu próxima entrevista de trabajo. Antes de acudir a una entrevista, la recomendación es dejar de lado los sentimientos y enfocarte en lo profesional. No es necesario mencionar que te “despidieron” para explicar por qué terminó tu relación laboral. Jamás hables mal de tu antiguo jefe o empresa ya que lo único que ganarás es que el empleador no quiera contratarte.

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"32000","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"499","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","width":"500"}}]]

 

Ser despedido es un acontecimiento traumático que genera un alto nivel de estrés y sentimientos negativos. Se asemeja con un proceso de duelo en el cual pasas por diversas etapas (negación, enojo, frustración, aceptación y asimilación). El mejor consejo es cerrar ciclos con la antigua empresa y no gastar energías en pensar cuál fue el motivo de tu salida. Lo mejor es tomar esta experiencia como un aprendizaje y aunque el panorama pueda ser desalentador, la mayoría de las personas lograr salir de esta etapa sin ayuda profesional”, concluye la gerente de Bumeran.com.

Google News - ViveUSA

Tags