17 / octubre / 2021 | 05:32 hrs.

Proyecto mexicano usa popotes de plástico para aumentar las colonias de abejas

A través de panales artificiales, se busca que la población aumente para que haya más polinización de cultivos que ayuden al ser humano...

Maricela Flores 11/05/2019 07:00 Actualizada 13:57
abejas, popotes de plástico, reciclaje, colmenas, panales artificiales, celdas, cera, miel, preservación de las abejas, medio ambiente,
Foto: Pixabay

Para nadie es un secreto que en los últimos años la población de abejas ha disminuido de manera drástica, lo cual resulta preocupante, pues estos pequeños insectos son esenciales para la sobrevivencia de la raza humana. Este problema es mundial, y la pérdida se estima entre el 30 y 50% en los últimos 10 años.

Si no hacemos algo, una de cada tres porciones de los alimentos podría desaparecer debido a la falta de polinización. La especie Apis Mellifera es con la que los humanos tenemos una mayor relación, pues son las que se encargan de la producción de cera, miel y de polinizar los cultivos.

(Foto: Pixabay)

En México surgió el proyecto Last Straw, que busca contribuir a la preservación de dicha especie. En De10.mx conversamos con Gabriela Esqueda, socia fundadora de Son de Miel, quien nos platicó que esta idea consiste en el desarrollo de colmenas artificiales, las cuales son hechas con popotes de plástico.

“Las abejas normalmente utilizan mucha energía en construir sus celdas, ellas tienen la capacidad de producir cera, pero gastan mucha energía en eso, así que al ver que el diámetro de los popotes de uso común coincidía con el diámetro de la celda de las abejas, comenzamos a verlo como una opción de doble uso y beneficio, por un lado, reutilizar los popotes y por otro, apoyar a la recuperación de las abejas Apis Mellifera”, precisó Esqueda.

Tienes que leer: Las cualidades que quizá NO sabías de las abejas

De lo que se trata, es que las abejas trabajen menos en construir sus celdas y se enfoquen en la reproducción e incremento de su colonia.

Hace un par de meses se comenzó a trabajar con los panales artificiales en la zona de Xochimilco, pero se decidió trasladarlos a Veracruz, para que estuvieran en un lugar libre de agroquímicos y con floraciones fuertes, para que su respuesta sea más positiva.

(Foto: Pixabay)

Gabriela Esqueda explico que durante sus primeras observaciones ya han detectado ciertos patrones de comportamiento, “vemos cómo eligen las celdas, las que tienen más o menor cantidad de cera, si eligen las de cría (que están en la base) o si eligen las alzas (donde se acumula la miel). Incluso hay abejas que ya no recubren las celdas con cera y depositan directamente la miel sobre el popote de plástico”.

Aunque algunos pensaríamos que el uso de plástico podría cambiar el sabor de la miel o la calidad de la cera que producen estas abejas, Esqueda nos precisó que el proyecto Last Straw se planteó con el objetivo de apoyar la recuperación de las colonias de abejas, no hacia la producción de miel o cera.

Gabriela Esqueda destacó que “el problema de los plásticos de un solo uso no termina con los popotes, pero que a través del proyecto se hace una invitación a sumarse al compromiso de dejar de usarlos, literalmente se trata de entregar mi último popote a la colmena”.

Este proyecto es impulsado por la empresa Son de Miel, el despacho especializado en fabricación y diseño digital Praxlab, y la agencia creativa Flock-Linked by Isobar.

Tienes que ver:

Tags

 

Comentarios