Vivir bien

Niños ricos… ¿infelices y con tendencias suicidas?

Los pequeños son sometidos a tanta presión por parte de sus padres, que tienden a padecer depresión y ansiedad
Maricela Flores | 4 de Septiembre de 2019 | 08:00
niños ricos, infelices, tendencias suicidas, estudio, presión de los padres, estrés, tasas de adicción,
Foto: Pixabay

La mayoría de la gente tiene la idea de que aquellos con una buena solvencia económica son inmensamente felices y pueden vivir tranquilos porque tienen la vida prácticamente resuelta, pero en muchas ocasiones ocurre totalmente lo contrario.

La investigadora Hanna Rosin realizó un estudio enfocándose en la alta tasa de suicidios entre los estudiantes de Palo Alto, en California. Los resultados son impactantes: los niños que viven dentro de los códigos postales más ricos en Estados Unidos, son los que se sienten más estresados y miserables.

En la publicación realizada en The Atlantic, Rosin señala si se ve de manera superficial, “los niños ricos parecen estar prosperando. Tienen coches, ropa bonita, buenas calificaciones, acceso a servicios médicos, pero muchos de ellos no están navegando en la adolescencia con éxito”.

Destaca que existen tasas más altas en cuanto a consumo de drogas entre los niños adinerados que en los de clase pobre. Además, los niños que “lo tienen todo” tienden a mentir y padecer depresión y ansiedad.

(Imagen de StockSnap en Pixabay)

¿Cuál es el origen del problema?

De acuerdo con Rosin, esto se debe a la presión que los padres y profesores ejercen en los niños, así como la que ellos se autoimponen, pues se sienten con la obligación de sobresalir en la escuela y en todas las áreas de la vida.

Tal vez parezca algo banal, pero la competencia entre la clase alta suele alcanzar niveles enfermizos. Desde estudiar en el mejor colegio, tener las mejores calificaciones o ser el mejor en deporte. Además, si los padres son muy exitosos, los hijos se sienten con la necesidad de superarlos.

¿Depresión? Combátela con amaranto

Por su parte, la socióloga Hilary Friedman, publicó en la revista Slate que en las altas esferas sociales, los niños son preparados para “ser ganadores y obtener los empleos más lucrativos”. De acuerdo con la especialista, los padres son conscientes de que ejercen demasiada presión en los niños, pero consideran que es algo necesario para que sean exitosos.

Al parecer, la presión social también es factor, pues los padres se sienten obligados a tener los hijos más sobresalientes para poder presumirlos ante el mundo. En serio… tanta presión sobre un niño, ¿vale la pena?

(Imagen de Free-Photos en Pixabay)

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto