Vivir bien

Fingir que eres feliz en tu trabajo te hace beber más

¿Padeces este problema? Reprimir las emociones, sobre todo en empleados que laboran ante el público, podría dañar tu salud
Carolina Mejia | 26 de Julio de 2019 | 06:00
fingir felicidad, ser feliz en el trabajo, problemas de salud, alcoholismo, consumo de alcohol, tomar más, tomar luego del trabajo
Foto: Michal Jarmoluk from Pixabay

“El cliente siempre tiene la razón” Para muchos empleados, sobre todo si trabajan en contacto directo con los clientes, mantener una sonrisa en todo momento no es algo opcional. Algunas empresas o puestos de empleo requieren que proyectes una actitud positiva… sin saber que ésto podría dañar tu salud.

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Buffalo y Penn State, aquellos empleados que regularmente fingen o amplifican emociones positivas, beben más después del trabajo.

Para este estudio, se entrevistaron a 1,592 trabajadores en Estados Unidos. Además se usaron datos de la Encuesta Nacional de Estress en el Trabajo y Salud, creada por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

El análisis se enfocó en la forma en la que los empleados suprimen o fingen emociones, algo conocido como “surface acting” (actuación superficial). También se tomó en cuenta la impulsividad de cada participante y qué tanta autonomía sienten que tienen en sus puestos.

En general, el estudio encontró que los empleados que interactúan con el público beben más después del trabajo que otros trabajadores. Los expertos también detectaron que hay una relación más fuerte entre la actuación superficial y la ingesta de alcohol en trabajadores con interacciones únicas.

En pocas palabras, esto significa que los baristas o los miembros de un call center, por ejemplo, beben más que otras personas que también trabajan con el público pero de una forma prolongada, como enfermeras o educadoras. Esto puede deberse a que el primer tipo de empleo atrae a personas más jóvenes, con menos autocontrol.

William y Bob, los adictos que fundaron Alcohólicos Anónimos

Alicia Grandey, profesora de psicología en Penn State, señala que “cuanto más tienen que controlar las emociones negativas en el trabajo, menos pueden controlar su consumo de alcohol después del trabajo”.

Hasta ahora, los especialistas no están seguros de la relación exacta entre reprimir las emociones y beber más. Una hipótesis es que suprimir emociones negativas agota nuestro auto control, por lo que es más difícil regular otras decisiones, como la cantidad de bebidas que ingerimos.

"Sonreír como parte de su trabajo parece algo realmente positivo, pero hacerlo todo el día puede ser agotador ", dijo Grandey.

Trabajar más de 48 hr a la semana podría hacerte alcohólico 

Desde luego, los trabajadores buscan cumplir con su deber. “El dinero le da una motivación para ignorar tus tendencias naturales, pero hacerlo puede todo el día puede ser desgastante”, señaló Alicia.

En realidad, esta actuación superficial no es mala. Los especialistas también concluyeron que amplificar las emociones positivas causa menos problemas personales cuando los trabajadores se sienten gratificados por lo que hacen. 

La enfermeras, por ejemplo, en ocasiones deben fingir felicidad para consolar y brindar apoyo a un paciente, sin que esto sea negativo. Pero alguien que se ve obligado a fingir sus emociones para un cliente que no volverá a ver nunca más, puede sentirse más desgastado con mayor rapidez.

Y tú ¿eres feliz en el trabajo?

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto