Vivir bien

El verdadero secreto de las personas que son felices

No, no es una tarea fácil ni una constante, el estado de felicidad lo hacemos posible con trabajo personal
Redacción | 16 de Febrero de 2016 | 19:06

Por: Psic Lorena Polo

La felicidad es una de las metas más deseables en la historia del hombre, desde el nacimiento buscamos de forma innata lo placentero y evitamos lo displacentero. Lo anterior es la base de lo que posteriormente se conformará como un constructo social llamado “felicidad”.

Entonces, la felicidad es un aspecto que los humanos constantemente buscamos ya que nos ayudará a encontrar aquellas cosas que idealmente sentimos que necesitamos. Sin embargo, es indispensable tomar en cuenta que como la felicidad es un estado, es decir es transitoria, lo sano sería poder sentir toda la gama de emociones y afectos naturales en el hombre, imperando los estados agradables cotidianamente.

La felicidad proviene de una combinación entre nuestro mundo interno y el mundo externo, por lo tanto, es necesario encontrar un equilibrio entre dónde se encuentran ubicadas las cosas que deseamos y tener en claro para qué las deseamos.

Las personas felices encuentran el equilibrio entre los logros, objetos y acciones de su mundo exterior; los lazos afectivos que los ligan a otras personas y los recursos psicológicos internos que los ayudan a valorar cada aspecto de la vida ordinaria. Debo decir que es más fácil sentir emociones como la desgracia, ya que la felicidad es un trabajo continuo contigo mismo y con el exterior que te rodea.

Algunas consideraciones a tomar en cuenta si quieres ser feliz:

1. Conócete a ti mismo. Tu identidad es una de las formas más valiosas que posees para saber hacia dónde dirigir tu vida, conforme a las cosas que te gustan y disfrutas.

2. Date tiempo de calidad. De las actividades que te causen placer, elige mínimo una y desarróllala por lo menos dos veces a la semana.

3. Convive con tus seres queridos. Sabemos que actualmente las redes sociales han propiciado el empobrecimiento de las relaciones personales; es importante que aprendamos a vivir en un mundo con tecnología sin demeritar la convivencia habitual.

4. Piensa y siente la vida con calma. Nuestro mundo actual nos demanda que las actividades sean resueltas lo más rápido posible, impactando nuestra forma de pensar. Así de acelerado como vivimos nuestras actividades, nuestro pensamiento ha tenido que adaptarse a responder de forma rápida, lo que ha traído como consecuencia la disminución del disfrute de nuestra propia vida.

En conclusión encontrar la felicidad está en nosotros mismos, en la medida en que podamos gozar de las actividades que realizamos y de las personas con las que convivimos. La felicidad no está en el otro, ni en las cosas exteriores: el estado de felicidad lo hacemos posible con un trabajo personal.

Por: Psic Lorena Polo

Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

www.spm.org.mx

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto