26 / mayo / 2022

El tradicional sarape de Saltillo se reinventa para el siglo XXI

El sarape es por mucho uno de los aparejos más tradicionales en México, no obstante, así como otras tradiciones, ha ido adaptándose a las nuevas generaciones

Cecilia Pérez 21/05/2015 20:30 Actualizada 09:09

La Favorita, el último taller del barrio de tejedores el Águila de Oro, en Saltillo Coahuila, del que se tiene registro desde los años cuarenta del siglo pasado,  ha resurgido de las cenizas y hoy en día es una escuela de maestros tejedores que buscan regresar la vitalidad a la tradición sarapera que el paso del tiempo fue erosionando.

Durante las últimas décadas transcurridas, la producción y distribución de Sarapes de Saltillo se vio tan mermada por las nuevas formas de vida que estuvo cerca de su extinción; una prenda tan connotativa de la historia del siglo XVIII y XIX en México definitivamente no se podía perder, pues además de su belleza y calidad inigualables, es un símbolo inequívoco de la mexicanidad.

Conscientes de ello un grupo de saltillenses fundaron cinco años atrás la Escuela del Sarape y a manera de homenaje y caudal de fortuna nombraron al instituto: La Favorita, tal como el taller de gran fama en años pasados.

En estos días y hasta el mes de julio quienes se encuentren en Puebla podrán visitar la exposición textil  “La Favorita, el sarape de Saltillo”, en San Pedro Museo de Arte (Calle 4 Nte 203, Centro Histórico de Puebla); la cual está integrada por una colección de sarapes nacionalistas hechos en los siglos pasados; instrumentos propios del oficio textil que incluyen desde lo necesario para teñir naturalmente las fibras hasta ruecas y devanadoras; además, al final del recorrido es posible interactuar con algunos tejedores que explican cómo es que mantienen la tradición del sarape de saltillo en el contexto actual, ya sea con adaptaciones, nuevos diseños, y otras maneras de entender el sarape.

En esta última sección tuvimos la oportunidad de toparnos con uno de los maestros de la Escuela La Favorita, quien ahondó en los procesos para producir sarapes, los cuales distan de ser sencillos, pues desde teñir los hilos hasta tejerlos se necesita mucha práctica y conocimiento. En la escuela, se enfocan en enseñar a los alumnos a hacer sarapes de manera tradicional, con tinturas naturales y la técnica de tejido usada lustros atrás.

No obstante, señala que en la institución se impulsa la revitalización del sarape  a través de expresiones actuales. Por ejemplo, ya no se hacen sarapes para ser usados por las personas como una prenda de vestir, sino que debido a su belleza fulgurante, los sarapes se utilizan como piezas de decoración y artículos de colección, entre otros. Además, los estudiantes se encargan de plasmar la idea del sarape en otros aditamentos que sea útiles para la vida cotidiana. De esta manera, el Sarape de Saltillo, se moderniza a la vez que se perpetúa como una tradición mexicana a la orden de las demandas de la actualidad.

Cabe destacar que esta exposición se lleva a cabo dentro del marco del Festival Internacional 5 de Mayo, en donde Coahuila es el estado invitado, y qué mejor que hacer alusión a esta entidad que con una de las prendas mexicanas más relevantes en la historia y patrimonio de los mexicanos.

Ver: Sarape: belleza y tradición textil de México

Google News - ViveUSA

Tags