Vivir bien

Comida de autor + buen precio + poco tiempo = Foodtrucks

Los Foodtrucks son un movimiento novedoso de comida en la calle en donde se mezclan propuestas culinarias, buen precio y calidad
Cecilia Pérez | 5 de Junio de 2015 | 07:30

Provenientes de las lejanas tierras anglosajonas, los foodtrucksllegaron para quedarse, D.F., Monterrey, Guadalajara y ahora, Puebla, se suman al movimiento de la comida rápida que empata el vertiginoso estilo de vida de la ciudad con la creatividad y la calidad culinaria de los profesionales.

Se trata de camiones de comida varados en las calles, equipados con una cocina de muy buena calidad con capacidad para crear deliciosos platillos diseñados por chefs que han preferido llevar su comida a los clientes en lugar de que los clientes lleguen a ella. Los foodtrucks además de ser una excelente alternativa para degustar comida gourmet sin necesidad de vivir los periplos de acudir a un restaurante, también funciona en términos de accesibilidad de precios y lo más importante, tiempo.

Donald García Milian es uno de los pioneros en la onda foodtrucken el estado de Puebla, y dado que este movimiento cada vez se mueve con mayor fuerza ha decidido crear la Asociación de Foodtrucks de Puebla, tal como lo han hecho en D.F., Monterrey y Guadalajara, pues uno de los principales retos que enfrentan estos negocios es el de la regulación legal, administrativa y sanitaria dentro de sus ciudades.

“Al ser un concepto nuevo, la ley no prevé muchas cuestiones, por eso es necesario marcar la pauta de qué si y qué no se permite en los foodtrucks” comenta Donald, por ejemplo, a diferencia de los puestos ambulantes, los foodtrucks implican un proceso creativo más complejo, además requieren de medidas de salubridad y seguridad que otros puestos ambulantes no contemplan. El proceso de reglamentación apenas se encuentra en construcción, por lo que las autoridades y  los pioneros en el rubro de los foodtrucks van construyendo en conjunto el marco regulatorio (esta situación no solo se ha dado en Puebla, sino que ha sido prácticamente lo mismo en los demás lugares).

En cuanto a la infraestructura, apunta Donald, un camión aproximadamente requiere una inversión de entre 250 y 300 mil pesos, mismos que integran las adecuaciones básicas de cocina, electricidad, y algunos otros aditamentos necesarios.

Para formar parte de la Asociación de Foodtrucks de Puebla, es necesario contar con los permisos y la infraestructura adecuada, pues a través de la organización se pretende establecer un parámetro de calidad. Aunado a ello, se busca que la oferta sea variada, pues una de las características necesarias para consolidarse como foodtruck es crear productos culunarios originales.

Algunos de los beneficios de pertenecer a la asociación radican en compartir información sobre eventos, además de contar con un aval sobre la calidad de la comida y un marco general para la reglamentación. Asimismo, Donald comenta que al ser un organismo incipiente, muchas personas se han acercado a pedir consejos sobre cómo comenzar con el negocio, entre otras cuestiones.

García Milian comenzó en este negocio en 2014, tras conocer este modelo de comida en Estados Unidos, y en algunos estados del país, decidió lanzarse al mundo de la comida callejera a través de los foodtrucks. Egresado del Instituto Culinario de México, creó un menú que se adapta a las necesidades de distintos tipos de clientes dentro de los que se encuentran madres de familia, estudiantes, oficinistas; asimismo comentó que antes de instalarse en la calle, acudía a eventos en donde preparaba comida ad hoc para cada ocasión, de modo que fue dándose a conocer en el ámbito local.

“El Don”, el foodtruck de Donald, está ubicado en la calle 57 pte. Rodeado de escuelas, oficinas, universidades, es un punto estratégico de venta. Además, cabe destacar que “El Don” por su decoración es sumamente atractivo, sumado a que cuenta con lavamanos, un generador de electricidad, tanque de agua y una cocina completamente equipada, es decir es un restaurante completamente móvil con oferta de comida para todas las edades y gustos.

“El Foodtruck es un modelo de negocio sumamente rentable, se estima que basta un año para recuperar la inversión, y los riesgos son insignificantes comparados con los de montar un restaurante”. Esta manera de vender comida es una alternativa que se adapta a los nuevos modos de vida que no necesariamente implican dejar de disfrutar y probar platillos de calidad a un bajo precio.

Ver: 10 cosas que los festivales musicales en México deberían tener

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto