17 / octubre / 2021 | 01:20 hrs.

4 impactantes historias de fumadores que consumieron su vida

Cáncer, amputaciones o vivir medicado de por vida, son sólo algunas de las consecuencias del tabaquismo

Maricela Flores 14/08/2017 05:00 Actualizada 14:26

Aunque los fumadores son conscientes de los efectos del cigarro, y de que las advertencias sobre su abuso están en todas partes, tal parece que nada los hace disminuir su consumo, a pesar de que a cada bocanada están poniendo en riesgo su salud.

Si hablamos de enfermedades relacionadas con este hábito, lo primero que nos viene a la cabeza es el cáncer, ya sea de pulmón, de boca, de laringe… pero también hay padecimientos menos conocidos que pueden desarrollarse por el tabaquismo.

Aunque tampoco nos debemos olvidar de los fumadores pasivos, aquellos que sin llevarse un cigarro a la boca, llegan a sufrir los efectos negativos de este hábito. Hace poco conocimos el caso de Terrie Hall, una mujer que perdió la batalla contra el cáncer, pero en De10.mx queremos que conozcas un poco más de su caso, así como los de otras personas afectadas por fumar..

1. Terrie Hall

Ella comenzó a fumar a los 13 años y desde entonces fue diagnosticada con cáncer en 11 ocasiones. Comenzó con una llaga en la boca y un diagnóstico de cáncer en esa zona. Se sometió a tratamiento, pero no dejó de fumar. Luego se le diagnosticó cáncer de garganta y los médicos tuvieron que extirparle la laringe.

Ella cooperó activamente en campañas contra el tabaco, pues no quería que las personas siguieran sus pasos. Terrie pudo sobrevivir al décimo brote de cáncer, pero no al onceavo. Murió el 15 de septiembre de 2013, a los 53 años de edad.

2. Bryan Curtis

Él empezó a fumar a los 13 años, pero jamás imaginó que 20 años después, ése hábito lo mataría, dejando solos a su esposa y a su hijo. En marzo de 1999 aún lucía saludable, pero el cáncer en los pulmones lo desgastó a este nivel, cuando ya no se podía hacer nada. Murió unos meses después, en junio de ese mismo año, estando completamente irreconocible.

Bryan Curtis

3. Brandon

Su caso no terminó como el de Terri, pues este hombre vivió para contarlo. Sin embargo, las consecuancias fueron muy fuertes.

Él es de Dakota del Norte y comenzó a fumar en la adolescencia, como la mayoría. Cuando tenía 18 años, le diagnosticaron la enfermedad de Buerger, la cual, bloquea el flujo sanguíneo de las manos y pies, que puede provocar varias infecciones y gangrena, pero Brandon no dejaba de fumar.

Nueve años después, tras perder las dos piernas y varias yemas de los dedos debido a esta terrible enfermedad, dejó de fumar. Sin embargo, debe afrontar la vida con los errores del pasado.

4. Aden

Para Jessica, madre de Aden, no es fácil ser madre soltera. Aparte de estudiar, trabajar en un banco y ser jugadora de balonmano que compite a nivel nacional, tiene un hijo con asma grave.

Aden tenía tres años cuando le diagnosticaron la enfermedad, pero a pesar de que Jessica nunca fumó, los ataques que sufrió el niño fueron provocados por estar expuesto al humo del cigarro, o sea, era fumador pasivo. La madre de Jessica cuidaba al menor mientras su hija trabajaba, ella era la fumadora.

Lamentablemente, en esta familia no sabían lo grave que resultaría para Aden estar expuesto al humo del cigarro. Ahora, el niño toma medicamentos durante todo el día, y cuando tiene un ataque de asma, debe usar un broncodilatador hasta por 48 horas seguidas. Sus profesores también tienen sus medicinas a la mano en caso de que le dé un ataque de asma en la escuela.

¿Aún tienes ganas de fumar?

Con información de Beliefnet.com y Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Tags

 

Comentarios