Vivir bien

10 partes de nuestro cuerpo que ya no sirven para nada

Alguna vez estas piezas corporales tuvieron una función importante, pero la evolución las ha dejado atrás... ¿Sabes cuáles son?
Carolina Mejia | 29 de Enero de 2019 | 15:13
cuerpo humano, curiosidades del cuerpo humano, partes del cuerpo inútiles, partes del cuerpo que ya no sirven, sobras evolutivas, evolución humana
Foto: Pixabay

Desde que somos muy pequeños, comenzamos a aprender para qué sirve cada parte de nuestro cuerpo. Lo que no te enseñan en la escuela es que también hay órganos que no tienen ninguna utilidad para nosotros.

Se conocen como “sobras evolutivas”. Como lo explica la antropóloga evolutiva Dorsa Amir, si un rasgo corporal ya no es útil, pero es inofensivo, el cuerpo lo conserva a lo largo de su evolución.

Te puede interesar: 10 cifras sobre tu cuerpo que seguro ignorabas

Por ello, hay partes corporales que solían ser fundamentales para la supervivencia humana, pero que se han vuelto inútiles con el paso de los años. Algunas de estas características incluso podrían suprimirse sin que esto provocara ningún daño en nuestro organismo.

Si quieres saber más sobre estos curiosos “accesorios” de nuestro cuerpo, sigue leyendo.

1. Apéndice

Hace millones de años, el apéndice ayudaba a las personas a digerir las plantas ricas en celulosa. Por eso, sigue siendo parte del sistema digestivo de muchos vertebrados, pero en el caso de los humanos ha quedado obsoleto. Esto porque las personas comenzamos a centrar nuestra dieta en la carne, lo que requería intestinos más complicados.

Sin embargo, algunos estudios señalan que la apéndice no es completamente innecesaria. En este órgano podemos encontrar algunas bacterias intestinales benéficas, aunque los científicos no están seguros de cómo llegaron ahí.

2.  Músculo palmar largo

El músculo que se extiende de la muñeca hasta el codo es tan innecesario que el 10% de los humanos no lo tienen. Dorsa Amir explica que este músculo ayudó a los humanos primitivos a trepar árboles. Ya que comenzamos a pararnos en dos pies hace 3.2 millones de años, poco a poco perdió su utilidad.

3. Muelas del juicio

Como los humanos hemos cambiado nuestra dieta hacia alimentos más blandos y mejor cocinados, ya no necesitamos mandíbulas tan poderosas. Eso hace que las mandíbulas se hagan cada vez más pequeñas y dejen fuera las muelas del juicio.

4. Músculos erectores del pelo

Si se te ha puesto “la carne de gallina”, es debido a estos músculos. Para nuestros antepasados, estas ibras proporcionaban aislamiento y podían ayudarlos a parecer más grandes.

5. Coxis

Te parecerá difícil de creer, pero los embriones humanos desarrollan una “cola” entre cinco y ocho semanas después de la concepción. Para el momento del nacimiento la cola ya se ha fusionado con otras vértebras para formar el coxis. El coxis ayudó a nuestros antepasados con la movilidad y equilibrio, pero ahora se ha vuelto una sobra evolutiva.

6. Músculos auriculares

Estos músculos controlan la parte visible del oído, pero los humanos ya no tenemos la capacidad de usarlos. En otros mamíferos, sirven para detectar presas y depredadores, así como localizar el sonido y expresar emociones. Amir explica que gracias a nuestros cuellos flexibles, estos músculos ahora son redundantes.

7. Músculo piramidal

Localizado en la parte inferior del abdomen, puede ayudar a contraer el abdomen, pero esto no tiene ninguna relevancia. Por ello, alrededor del 20% de los humanos no tiene ningún músculo piramidal.

8. Pezones masculinos

Los fetos masculinos y femeninos inicialmente se desarrollan de la misma manera, con todo y pezones. Aunque normalmente en los hombres no tienen utilidad, algunos pezones pueden lactar por un desequilibrio hormonal. En los mamíferos, el murcíelago de la fruta Dayak es uno de los únicos machos que puede amamantar de manera natural.

9. El tercer párpado

En la esquina interna del ojo hay un pliegue de tejido conocido como plica semilunar. Algunas aves, reptiles y algunos mamíferos pueden empujar estas membranas a través de sus ojos para mantenerlos húmedos y protegidos. Aunque no está claro porque perdimos el control de este párpado, esta carencia no nos afecta en nada.

Con información de Business Insider

Te puede gustar este video: 

Comentarios

Tienes que ver esto