Vivir bien

Un recorrido por el Museo Memoria y Tolerancia de la CDMX

Es un espacio dedicado a ese componente fundamental del respeto a los derechos humanos, que nos ayuda a lograr la paz
Maricela Flores | 16 de Noviembre de 2016 | 05:00

El Día Internacional para la Tolerancia se celebra cada 16 de noviembre, con diversas actividades dirigidas a la población en general. En su forma básica y más simple, consiste en reconocer el derecho de los demás a que se respete su identidad.

La Organización de las Naciones Unidas se ha comprometido a fortalecer esta actitud de respeto mediante el fomento de la comprensión mutua entre las culturas y los pueblos, sobre todo en la actualidad, cuando la violencia y el extremismo van en aumento, en menosprecio de la vida humana.

El desarrollo de la tolerancia en las comunidades no se logra de un día para otro, si no que requiere de tiempo y mucho esfuerzo. Es bien sabido que el problema de la intolerancia tiene sus raíces en el temor y en la ignorancia, en el miedo al “otro”, a lo desconocido de otras culturas y religiones; por lo tanto, se debe poner especial atención en el sector infantil, para que no repitan los mismos patrones de rechazo que suelen presentar los adultos.

De acuerdo con la ONU, la Declaración de Principios sobre la Tolerancia, adoptada por los países miembros de la UNESCO el 16 de noviembre de 1995, afirma que esta cualidad reconoce los derechos humanos universales y la diversidad de los pueblos.

Y en el afán de promover la tolerancia entre los mexicanos, a finales del 2010 fue inaugurado en nuestro país el Museo Memoria y Tolerancia, el cual se ubica en la Plaza Juárez, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El diseño de este inmueble, que cuenta con una gran carga simbólica, fue donado por Arditti Arquitectos con el apoyo de Ideurban. En sus salas resalta el uso de materiales interactivos, que tienen el objetivo de crear conciencia en el visitante y demostrar que algo tan simple, como una palabra o un juego, puede albergar semillas de intolerancia y discriminación.

Exposición permanente

Se divide en dos secciones: la primera es el Área Memoria, que abarca los genocidios a partir del Siglo XX. De acuerdo con el portal web del museo, no se pretende generar una jerarquización del mal, del sufrimiento de las víctimas o de la gravedad de los crímenes. En sus distintas salas vemos aquellos sucesos reconocidos como genocidios o que están en proceso de serlo, como el Holocausto o los de Camboya y Ruanda.

Al salir de esta área podrás ver un enorme cubo revestido de patrones vegetales diseñados por el artista Jan Hendrix, el cual alberga el “Memorial de los Niños”, un espacio destinado a la reflexión sobre aquellos que no tuvieron oportunidad de amar, reír y jugar.

La segunda sección corresponde al Área Tolerancia, que tiene como objetivo buscar una reflexión social. Se tocan temas como el diálogo, la discriminación, derechos humanos y el poder de los medios de comunicación. Al final del recorrido se encuentra la sala Compromiso e Indiferencia, en la que se canaliza el proceso de reflexión hacia una acción social.

Exposición Temporal

Ahora se encuentra en exhibición “Martin Luther King Jr. Un sueño de igualdad.”, la cual podrás visitar hasta el 19 de diciembre. Aquí se presenta la vida, la obra y los cambios impulsados por este defensor de los Derechos Civiles. Cuenta con 11 salas y una dinámica que involucra la interacción de los visitantes. Profundiza en los eventos más significativos del proceso, como el del autobús de Rosa Parks en Montgomery.

Busca mostrar la ideología pacifista de Martin Luther King Jr., quien confrontó la violencia racial que se recrudeció en los años 50 y 60 en Norteamérica.

Isla Pandawapa

Fue inaugurada en agosto de 2014, en colaboración con Plaza Sésamo. Es un espacio donde los niños entre 4 y 12 años de edad aprenden sobre el respeto, los menores de otros países y el compromiso con la comunidad.

Reconocimientos

El Museo Memoria y Tolerancia ha sido reconocido como uno de los 10 mejores recintos de la Ciudad de México por diversos medios y organizaciones; además, su diseño y estructura también ha sido destacado por la Asociación Mexicana de Diseñadores de Interiores.

Sin duda, una visita será una oportunidad de reflexión y aprendizaje. También cuenta con cursos, talleres y eventos especiales dedicados a la memoria histórica, la paz y el respeto. Si te animas a visitarlo, el acceso para el público en general es de $75 y $60 para estudiantes, profesores y adultos mayores. En el caso de la exposición temporal, es de $30 y $15, respectivamente. Sus horarios son: Martes a Viernes de 09 a 18 hrs. Sábado y Domingo de 10 a 19 hrs.

Si ya lo visitaste, cuéntanos ¿qué te pareció?

Comentarios

 

Tienes que ver esto