Vivir bien

10 destinos malditos que NO te atreverías a visitar

Se encuentran agrupados en el “Atlas de los Lugares Malditos” y una visita a cualquiera podría ser de terror
Maricela Flores | 27 de Octubre de 2016 | 05:00

Debemos reconocer que siempre que viajamos queremos conocer cada uno de los rincones del lugar que visitamos, pero qué hay de aquellos en los que, literal, se respira el miedo.

Muchas personas son amantes del terror y de lo que es desconocido, e incluso disfrutan esa sensación de miedo al estar a la expectativa de lo que vendrá, como en una película de Hollywood. Pero ¿qué pasa cuando se trata de visitar un lugar en el que se siente una vibra extraña? Ya no es tan agradable ¿verdad?

De acuerdo con Olivier Le Carrer, autor del Atlas de los Lugares Malditos, hay tres clases de regiones que pueden considerarse así, “malditas”.

En primer lugar, están los sitios que son afectados por maldiciones de los antiguos textos sagrados, como ocurre en Oriente Próximo, o por fenómenos sobrenaturales o paranormales que han desencadenado tragedias en rincones tranquilos.

Los lugares que pertenecen a la segunda clase, son aquellos afectados por causas naturales que a largo plazo “arruinan” las vidas de las poblaciones y representan un peligro real, como un clima complicado o la cercanía de un volcán.

Por último están aquellos en los que la actividad humana los ha convertido en lugares en los que no se puede vivir, ya sea por guerras o contaminación.

Aquí en De10.mx te traemos los lugares más inquietantes y en los que es difícil que te mantengas por mucho tiempo. Seguramente pensarás más de dos veces antes de ir a conocerlos.

1. El Aokigahara

Este lugar se ubica al pie del monte Fuji en Japón y es mejor conocido como “El Bosque de los Suicidas”. ¿La razón? Sencillo, es el lugar predilecto para aquellos que quieren acabar con sus vidas. Tan solo en el año 2010 se hallaron 247 cadáveres en la zona y las leyendas urbanas aseguran que es habitado por espíritus malignos. Aquí no hay señal telefónica y los GPS se vuelven locos.

2. Amityville

La casa ubicada en la calle 112 de Ocean Avenue, en Amityville, cerca de Nueva York, se ha convertido en protagonista de libros y películas. En 1975 fue adquirida por George y Kathy Lutz, un año después de que Ronald DeFeo Jr. asesinara allí a sus padres y a sus cuatro hermanos. Incluso se decía que fue construida sobre un cementerio de los indios montaukett. La pareja sólo vivió ahí 28 días, en los que aseguraron que escucharon voces, ruidos y percibieron olores extraños.

3. Roccasparviera

Este pueblo al sur de Francia se construyó a más de mil metros de altura y a una hora de camino de la aldea más próxima. Tenía unos 350 habitantes, pero a partir del siglo XV comenzaron las desgracias: sufrieron la peste, las plagas de langostas y terremotos, por lo que quedó completamente abandonada en 1723. Dicen que la culpable fue la reina Juana de Nápoles, quien maldijo el lugar en 1357, luego que sus dos hijos fueron asesinados.

4. El Triángulo de Nevada

Sí, todos sabemos del Triángulo de las Bermudas, pero el de Nevada, aunque es menos célebre, se dice que es igual de letal. Cubre alrededor de 25 mil millas cuadradas de terreno y aunque los cálculos cambian según la fuente, se habla de que ahí se han estrellado hasta 2 mil aviones. Si le queremos añadir más morbo, se supone que la célebre Área 51 se encuentra dentro de este triángulo. Pero sin duda, sus montañas escarpadas la convierten en una de las zonas más peligrosas de Estados Unidos para viajar en avión.

5. Castillo de Montségur

Se ubica sobre una espectacular montaña al sur de Francia y es conocido también como “La Sinagoga de Satán”. Aunque su nombre podría indicarnos que debe su fama a fenómenos sobrenaturales, en realidad no es así, pues su destino fue marcado por el hombre. Es uno de los vestigios del “catarismo”, un movimiento religioso gnóstico extendido durante la Baja Edad Media, que aseguraba que el Diablo creó el mundo material, las guerras y ¡a los católicos! Es por esto que en 1244 fue arrasado y más de 200 personas fueron quemadas en una hoguera.

6. Jharia

Es un distrito del estado de Jharkhand, al nordeste de la India, en la que el fuego sale del suelo. Esto se debe a que era una antigua mina de carbón. Basta con que en un pozo mal cerrado se eleve la temperatura, para que el polvo se encienda a la menor aproximación de oxígeno. Medio millón de personas viven en esta zona, donde para cocinar basta poner una olla sobre una grieta. Las casas se vuelven inhabitables, el suelo se calienta hasta 50 grados centígrados y son comunes las humaredas tóxicas.

7. Estrecho de la Sonda

Separa a las islas de Java y Sumatra. La principal preocupación aquí son “los cambios de humor” del volcán Krakatoa. En 1883, después de tres meses de erupciones y sacudidas, hizo explosión entre el 26 y 27 de agosto y produjo una detonación que se escuchó a 5 mil kilómetros de distancia. Dejó 40 mil muertos.

8. Cabo de Hornos

En Chile se encuentra uno de los rincones más temidos del planeta. Aquí, el viento solpa con fuerza la mayor parte del año, y durante uno o dos días del mes, se registran vientos que tienen la fuerza de un huracán. En menos de dos siglos suma 800 naufragios y unas 20 mil víctimas. Para cruzarlo hay que pasar entre la Patagonia y los hielos de la Antártida.

9. Parque Nacional de Kasanka

Se encuentra en Zambia y si lo visitas, seguramente te sentirás como en la película “Los Pájaros” (1963) de Alfred Hitchcock, solo que en lugar de aves, estarás rodeado de murciélagos. Cada año, a finales de octubre y al comenzar las lluvias, estos mamíferos se establecen en este parque y se marchan en diciembre.

10. Toniná

Sí, leíste bien. La ciudad maya ubicada en el estado de Chiapas fue incluida en esta lista. Aquí se han encontrado los últimos vestigios de esta civilización, con estelas e inscripciones que se remontan al año 909. Pero ¿por qué está en la lista? Porque fue abandonada y no destruida, como era la costumbre de los guerreros conquistadores. Hay muchas teorías, pero se habla de que uno de los factores fue la sequía y la degradación de la tierra. Sin embargo, hoy por hoy es una de las zonas arqueológicas más visitadas en el país.

Ahora que ya los conoces, ¿piensas que en verdad están “malditos” o te dieron ganas de visitarlos?

Con información del Diario del Viajero, Verne y El Confidencial

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto