Vivir bien

Un recorrido por el templo sagrado de los monos

En las selvas de Bali, en Indonesia, se oculta un complejo de templos, un importante santuario ecológico en el que habita una colonia de más de 500 macacos de cola larga
Estephanie Gutiérrez | 7 de Octubre de 2016 | 19:07

Se llama Mandala Wisata Wenara Wana, también conocido como “El bosque de los monos”, un sitio de importancia religiosa, pero más allá, espiritual, donde más de 500 animales de esta especie, viven en su entorno natural, sin algún tipo de domesticación.

Es un templo hinduista donde habitan los monos, un rincón imprescindible en la visita a Bali. Ubicado en la ciudad de Ubud, descubre sobre la calle principal una especie de parque lleno de senderos, habitados por una diversa población de monos, en los laterales, en el recorrido, por cualquier lado en el que pasas la gente.

Es un recinto construido según el concepto hinduista de Tri Hita Karana, en donde “Tri” signfica tres, “hita” felicidad y “karana” es modo o manera, es decir, “Tres formas de conseguir la felicidad”, de acuerdo, siempre escuchamos sobre esas filosofías orientales, pero ¿qué significan? Esta doctrina enseña a mantener una relación armoniosa en la vida, se basa en conseguir la plenitud a través de las relaciones de seres humanos con otros seres humanos, seres humanos y su medio ambiente y seres humanos con su Dios supremo.

De ahí viene que los monos vivan con libertad en este paraje, conviven con plantas exóticas, y son objeto de estudio para los humanos que cuidan el sitio o lo visitan, así lo menciona El Diario del Viajero.

Para visitar el templo, en el que sólo habitan monos de diferentes tipos, es recomendable entender que hay que llevar pies y hombros cubiertos, ropa adecuada como por ejemplo pareos; sí puedes llevar comida y agua, pero recuerda que los monos son curiosos por lo cual podrán quitártelos en cualquier oportunidad. Si vas con un niño deberás hacerles ver que no pueden tocar o jugar con los animales, tampoco darles de comer, pues puede ser peligroso si alteras su conducta.

De acuerdo con Actualidad Viajes, el templo está dedicado exclusivamente para observar a los monos, cómo transcurre su día entre la comida, la limpieza, la actividad sexual y los juegos. En el sitio también hay un fuerte programa de investigación, donde se estudia el programa de interacción social de los monos entre sí y con su entorno.

En el templo hay un sitio reservado para la espiritualidad religiosa, ahí acuden aquellos que quieren rezar o hacer una petición, pero es exclusivo para quien toma esto como su oficio. 

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto