Vivir bien

¡Evítalos! Alimentos que te hacen comer más de lo que debes

Detonan en tu organismo la necesidad de comer y comer y comer, aun cuando tu organismo ya esté satisfecho
Estephanie Gutiérrez | 19 de Septiembre de 2016 | 06:00

A veces te ocurre, tal vez con mayor frecuencia de lo que quisieras, sentir que no hay forma de satisfacer tu hambre, por más que lo intentas, es casi imposible que lo logres, comes y comes sin parar y por supuesto se ve reflejado en tu peso ¡vamos! Ya no tienes 20 años.

En el conteo que te presentamos a continuación, los platillos que aparecen en la lista te causan más hambre que la que te quitan, es una especie de analogía entre el sexo y la comida, cuando tienes sexo un primer beso enciende la llama de la pasión te dice que habrá más de eso, así que esperas a que llegue lo demás, así ocurre con la comida, así lo señala Time.

Estos productos detonan en tu cerebro una necesidad de mayor comida, por lo cual es necesario que los evites si quieres mantener tu peso.

Papas, galletas saladas y pan

Las papas fritas son un prototipo perfecto de carbohidratos procesados, lo mismo que el pan blanco, las galletas y otros snacks. Cuando ingieres este tipo de carbs, el azúcar de la sangre aumenta, así que el cuerpo manda la señal de lanzar una gran cantidad de insulina para normalizar al organismo.

La insulina envía el azúcar a las reservas del cuerpo, dice el profesor Dr. David Ludwig, especialista en Nutrición en Harvard. Debido a que la energía se almacenó, el hambre aumenta. En los restaurantes, lo primero que te ofrecen son canastas de pan, para activar tu organismo a seguir comiendo. Inclusive, algunas frutas, como el plátano pueden tener el mismo efecto.

Galletas dulces, pastel y dulces

El azúcar, de cualquier tipo que sea, activa una recompensa en tu cerebro, entonces este tiene que encontrar una forma alternativa de alimentarse de energía, así lo señala un estudio de la Facultad de Medicina de Universidad de Yale.

El azúcar tiene su efecto en el hipotálamo, que tiende a calmarse una vez que consumió comida, pero cuando ingieres estos dulces, las áreas del cerebro permanecen activas, según indica la investigación, así que mandan la señal de que no están satisfechas y las incita a comer más, a pesar de que tu estómago ya esté lleno, asegura por su parte el Dr. Robert Lustig, un investigador pediátrico endocrinólogo de la Universidad de California en San Francisco.

Yogurt reducido en grasa

Muchos estudios señalan que el tiempo que te tardas en masticar te hace sentir más lleno, pero un análisis de un equipo europeo y estadounidense encontró que cuando masticamos bajamos el nivel de ghrelina en el cuerpo, la llamada hormona del hambre, obviamente esto no pasa con el yogurt que es una bebida.

Una taza de yogurt baja en grasa tiene altos niveles de azúcar y carbohidratos procesados, lo que promueve el hambre. Una buena regla es, entre más rápido puedas tragar algo, es más posible que tengas más ganas de comer algo más.

Refresco de dieta y snaks endulzados artificialmente

Los expertos han sido muy claros en asegurar que las bebidas con cero caloría no tienen efecto alguno en tu metabolismo ni peso. Un estudio australiano encontró que los endulzantes artificiales encienden en tu cerebro una señal de que estás a punto de ingerir más calorías, así que tu organismo espera que lleguen. Cuando estas no llegan, el cerebro necesita encontrar un equilibrio que te impulsa a comer y llenar el hueco. 

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto