Vivir bien

Los correos de tu jefe fuera de tu horario de trabajo son mortales

El empleado puede enfermar de estrés crónico y así quedar inhabilitado para su labor
Estephanie Gutiérrez | 29 de Agosto de 2016 | 06:30

Antes la única forma de contactar a otra persona era llamando a su casa, nada de correos, mensajes al celular, correos electrónicos o WhatsApp, ahora hay muchos grupos de empleados que se comunican o tienen que estar pendientes de su mail o sus mensajes ¡después de su jornada laboral!

No está bien, no debe ser y rompe todas las reglas que aplican a un contrato laboral, pero la realidad es que todos lo hacemos, así lo señala el estudio “Exhausted But Unable to Disconnect”, en el que los investigadores de la Universidad de Lehigh, el Virginia Tech y la Universidad de Colorado encontraron en un análisis.

El estudio señala que los empleados están constantemente cansados debido a que tienen que estar esperando, siempre disponibles, y a la expectativa de alguna orden de su jefe, aun fuera de su horario de trabajo, así lo señala Business Insider.

No es que las empresas estén tratando de estresarte, por lo menos no todas, sino que no hay políticas formales que señalen que alguien tiene que contestar un correo o mensaje fuera de su horario; sin embargo la cultura laboral lo requiere. Esto transmite una idea, cuando el jefe mande un correo el empleado tiene que estar disponible.

Los 365 encuestados señalaron que pasan más de ocho horas de trabajo a la semana contestando correos, y a pesar de que no están en la oficina tienen que estar pendientes de lo que se necesita, lo cual es la principal causa del estrés y sí, de un pobre rendimiento.

“Los e-mails son la forma más notaria de un impedimento para el proceso de recuperación y descanso del trabajador. Contribuyen a la experiencia de sobrecarga de trabajo porque permite que el empleado siga comprometido con su labor aun cuando no está en la oficina, a su vez inhibe la habilidad de desafanarse psicológicamente de los asuntos en la oficina porque SIEMPRE está conectado” dicen los autores e la investigación, así lo señala Newswise.

¿Lo peor? Si la cultura laboral no cambia el trabajador que siempre está conectado y pendiente del trabajo enfermará de estrés crónico, lo que eventualmente lo inhabilitará para laborar.

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto