Vivir bien

El verdadero Benjamin Button vive en Bangladesh

Los pobladores lo llaman con cariño “El Viejo”; le gusta jugar con la pelota, pintar y arreglar sus juguetes
Estephanie Gutiérrez | 26 de Agosto de 2016 | 21:40

Su nombre es Bayezid Hossain, tiene cuatro años y vive en el sur de Bangladesh. Su condición no tiene nombre pero refleja la historia que pudimos ver en el cine con El curioso caso de Benjamin Button, cinta en la que Brad Pitt interpretaba a un hombre que lucía como un anciano a pesar de ser un recién nacido.

Beyezid aparenta unos 80 años de edad, pero su edad física es de cuatro, es un niño como cualquier otro, pero tiene los problemas y padecimientos que un anciano. Vive con su madre de 18 años que ha tomado su educación bajo la mano, pues en ninguna escuela es aceptado, podría asustar a los niños dicen.

De acuerdo con Diply, el niño cumplió tres meses y ya tenía sus dientes bien desarrollados, pero con el tiempo los perdió. La familia ha visitado varios médicos, pero ninguno puede darle nombre a su condición, mucho menos un tratamiento. Sus parientes dice no haber recibido ayuda alguna por parte del gobierno ni de su comunidad.

Los chismes han rodeado al pequeño, pues se cree que sus padres Tripti Khatun y Lovelu Hossain son los responsables de su enfermedad, pues son primos y se casaron cuando tenían sólo 13 años.

Hace unos meses, un médico dijo a los padres que era probable que Beyezid sufra de una condición llamada Progeria, que es envejecimiento prematuro, y Cutis Laxa, una condición que le da a la piel un aspecto flácido y rugoso. De ser cierto, el niño sólo viviría hasta los 15 años.

Bayezid que radica junto a su familia en Magura, al sur de Bangladesh, sufre de hinchazón en el rostro, dolor en las articulaciones y problemas para orinar.

"Él no se parece a ningún otro chico. Es como un hombre viejo. Como mamá primeriza me duele ver a mi hijo así, y me da miedo tener otros hijos a futuro. Su crecimiento es completamente anormal, pero mentalmente es más avanzado, puedes hablar con él, y es muy intuitivo para su edad", contó la mamá a medios locales, según afirma La Nación.

La enfermedad podría no ser curable, pero la única forma de saberlo es investigando y llevando al niño con médicos de primer nivel que pudieran dar una solución.

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto