Vivir bien

El Mural de los Bebedores, uno de los vestigios más antiguos del pulque

En el mural de aproximadamente 60m se distinguen 110 personajes reunidos en una celebración bebiendo pulque, esto en las inmediaciones de la zona arqueológica de Cholula
Cecilia Pérez | 15 de Junio de 2015 | 19:27

El amor por la fiesta que caracteriza a los mexicanos, es una tradición heredada desde hace más de 1800 años, esto lo demuestra el Mural de los Bebedores ubicado en la zona arqueológica de Cholula, el cual por tiempo limitado estará abierto al público para que conozcan más acerca del arte y la cultura prehispánica, misma que se encuentra enraizada en cada uno de los mexicanos.

En el mural, con más de 60 metros de largo, es posible identificar cerca de 110 personajes vinculados en alguna manera con el pulque, algunos con vasos en las manos, otros preparando la ancestral bebida, y otros cuantos vomitándola. Asimismo, los personajes presentes en el mural se encuentran sentados en cuclillas, posición predilecta de los antiguos prehispánicos, antes de que llegaran los españoles con sus sillas.

Explican los especialistas, que esta muestra pictórica manifiesta el enorme desarrollo artístico que poseía la ciudad de Cholula, pues es posible apreciar distintas técnicas en la pintura, así como el perfeccionamiento de los murales con el paso de los años.

Además de los Bebedores, se han descubierto cinco murales más, que de acuerdo con el orden en el que fueron creados se identifica una evolución en el pensamiento de sus creadores. Pues en un inicio el hombre era la figura principal tanto gráfica como en el pensamiento, posteriormente se empezó a representar con símbolos y figuras de mayor abstracción, lo que ha llevado a los especialistas a inferir la existencia de una evolución del pensamiento de los prehispánicos así como en la manera de comunicarse.

Prueba de ello es el Mural de las Estrellas, el cual se cree representa los elementos y otros objetos representativos para la cultura, sin embargo, a diferencia del Mural de los Bebedores, los trazos, técnicas y materiales son más consistentes; es decir que emplearon metodologías más avanzadas que permitieron su mejor conservación.

No obstante, el Mural de los Bebedores, ha sorprendido a los arqueólogos e historiadores por la gran desinhibición de la temática (la embriaguez del pulque) la cual no había sido encontrada en ningún otro mural de la época.

Actualmente el mural está abierto al público, pues trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se encuentran realizando labores de restauración por lo que diariamente llevan a cabo visitas guiadas en donde explican con mayor detalle todo lo referente al mural. Esta actividad estará disponible hasta el 26 de junio, por ello, no puedes dejar pasar la oportunidad de conocer este magnífico legado.

Las visitas que ofrece el INAH son gratuitas y deben hacerse de manera controlada, por ello deberán contactar a Jesús Enrique Johey Lozoya ([email protected]), para quienes deseen asegurar su lugar.

Ver: Ritual a Quetzalcóatl para recibir el equinoccio de primavera

Foto de portada de Melitón Tapia INAH.

Comentarios

 

Tienes que ver esto