Vivir bien

Viajar al centro de la Tierra atravesando un volcán es posible

La puerta que abre este viaje es el cráter por el que desciende al interior del volcán Cuexcomate, considerado como el más pequeño del mundo
Cecilia Pérez | 4 de Mayo de 2015 | 19:20

Ubicado en la colonia La Libertad y camuflado entre las calles, el mercado, los vendedores y el diario transitar de los transeúntes, se asoma el extinto volcán Cuexcomate, considerado como el más pequeño del mundo, aunque no por ello menos impresionante.

Dicho volcán tiene una elevación de 2160 metros sobre el nivel del mar y mide 13 metros de altura, dimensiones significativamente menores  en comparación a la elevación de los colosos más grandes de México, Citlatépetl y Popocatépetl, que se ubican a  5610 metros y 5500 metros sobre el nivel del mar, respectivamente.  

El nombre del pequeño volcán proviene del término en náhuatl cuexcómatl, que significa “olla de barro” o “lugar para guardar”, nombre que hoy día hace alusión a la posibilidad de descender al interior, entrando por el cráter.

Dentro del volcán, que desde 1662 está inactivo, se encuentra un nacimiento de agua que forma a su vez una cascada, ésta, aumenta o disminuye en altura dependiendo del estado volcánico del volcán Popocatépetl; también es posible encontrar pequeñas estalactitas y someterse al magnetismo especial que se genera dentro del lugar.

Emprende un viaje al centro de la tierra, tal como lo previó Julio Verne, y adéntrate en las inmediaciones del volcán Cuexcomate, el más pequeño del mundo.

El donativo de la entrada es de $10 pesos y se ubica en la Calle 2 Poniente y 3 Norte de la Colonia La Libertad, en Puebla.

Ver: El Pico de Orizaba, la montaña más alta de México

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto