Vivir bien

Conoce el Vía Crucis arquitectónico de Puebla

En 1606 comenzaron la construcción de las capillas que formarían parte del Vía Crucis de Puebla, uno de los más antiguos de Latinoamérica
Cecilia Pérez | 27 de Marzo de 2015 | 07:30

En 1606 los franciscanos comenzaron, con la ayuda de la Tercera Orden y los devotos de la ciudad, la construcción del Vía Crucis poblano en las faldas del Cerro de Belén, estaría integrado por 14 capillas ubicadas estratégicamente para asemejar las condiciones geográficas del Vía Crucis de Jesrusalén.

Las capillas corresponden a los catorce episodios que recuerdan el recorrido de Jesús, desde su condenación en la casa del Procurador Poncio Pilatos, hasta su muerte y sepultura en el Monte Calvario. La senda tiene una extensión aproximada de un kilómetro, equivalente a los supuestos 1321 pasos que se atribuían al recorrido de Jesús.

Aunque otros caminos de Vía Crucis fueron construidos en la Nueva España, el de Puebla fue el primero de tipo arquitectónico y uno de los pocos que aún conserva la mayoría de sus capillas resguardando elementos que hacen alusión a su advocación, como pinturas, mantos, fachadas, entre otros.

  1. Primera Capilla (Jesús presentado ante Pilatos): Interior de la Iglesia de San Francisco
  2. Segunda Capilla (Jesús con la cruz a cuestas): La puerta denominada porciúncula al interior de la Capilla de San Francisco, en donde actualmente se encuentra una pequeña librería.
  3. Tercera Capilla (Primera Caída): Actualmente desaparecida (fue derribada para dar paso a la calle 14 Ote.), se encontraba contigua al muro que rodeaba al atrio del Convento de San Francisco.
  4. Cuarta Capilla (Los Fieles Amantes): La advocación de la capilla cambió a través del tiempo y el espacio fue utilizado como anexo de horno de pan y posteriormente como depósito de cerveza. Los frailes franciscanos lo rescataron y se dedicó a la Virgen de la Macarena.
  5. Quinta Capilla (El Cirineo): Se encuentra ubicada en una plazuela que originalmente daba acceso a la zona de los lavaderos del río Almoloya, y ostentaba el nombre de “plazuela de la Amargura” por estar situada en la calle con el mismo nombre (12 norte). Ahora se dedica a la Virgen de la Medalla Milagrosa.
  6. Sexta Capilla (La Verónica): En el ascenso del Cerro de Belén, sobre la Av. 16 Oriente, se encuentra esta capilla.
  7. Séptima Capilla (La Segunda Caída): Es la única que aún conserva elementos virreinales originales; se ubica en la 12 Norte, y actualmente se encuentra bajo el resguardo de las hermanas Josefinas del Hospital Villaseca Esparza. También es conocida como “Capilla de los Plateros” o como “Capilla de las Lavanderas”, pues ambos grupos sociales aportaron a su construcción.
  8. Octava Capilla (Las Plañideras o las Piadosas): Se ubica en el jardín que da acceso al Calvario, en la Av. 22 Oriente, aún conserva la decoración exterior de origen.

Entrando a la zona del Calvario, se encuentran las seis capillas restantes, las cuales representan el espacio extramuros de Jerusalén que Cristo recorre hasta llegar a su crucifixión. El arco que acompaña la entrada del Monte Calvario, equivale a la Puerta Dolorosa de la Tierra Santa.

Cabe destacar que la arquitectura características de estas capillas es de fines procesionales, ya que cuentan con una puerta de acceso y otra de salida, para que la procesión no fuera interrumpida; aunque muchas de las puertas se encuentran clausuradas, aún es posible verlas en las Capillas. 

Las capillas que integran este Vía Crucis se abren en su totalidad, a partir del Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección, suele haber recorridos guiados de 90 minutos de duración. De modo que si deseas conocer un poco más de la vivencia de Cristo, Puebla es una excelente opción en esta Semana Santa.

*Imágenes e información recopilada a través de la Guía de Patrimonio Religioso de la Ciudad de Puebla.

 

Ver: El rostro de Jesucristo

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto