Vivir bien

Drogas legales y adictivas fáciles de conseguir

Muchos de los narcóticos son ilegales, pero existen algunos legalizados de los que ni siquiera imaginabas su poder…
Julieta Ruiz | 1 de Febrero de 2015 | 20:41

Definitivamente las drogas son un tema que deberían importarnos a todos, y no simplemente por el hecho de padecer o no una adicción a ellas, sino porque se han convertido en uno de los principales problemas a nivel mundial.

Y es que, como bien menciona Pijama Surf, muchas de las drogas más adictivas que existen no son ilegales. No son distribuidas por narcotraficantes, sino por farmacéuticas, vendidas en los mostradores de las farmacias o al alcance de la mano en el pasillo de un supermercado. Y aunque estas drogas sean perfectamente legales, y puedan tener ciertos beneficios, son más peligrosas justo porque la gente se abandona al “buen juicio” de la ciencia médica y se deja llevar alegremente por sus efectos, creyendo ingenuamente que “las medicinas sólo sirven para curar”.

En este sentido, en De10.mx hemos retomado un listado creado por el mismo portal, sobre las drogas que puedes encontrar fácilmente y que te pueden hacer su esclavo…

Jarabe para la tos

Sí, aunque no lo creas, el famoso jarabe que tu médico te receta para la bronquitis o la sinusitis, contiene codeína, un opiáceo muy adictivo e incluso que puede convertirse en letal si se consume en cantidades muy elevadas.

Si tienes que tomarlo, te recomendamos que no excedas las dosis que tu doctor te recomiendo y que nunca las mezcles con alcohol, pues además contiene un antihistamínico que, mezclado con bebidas alcohólicas puede llevarte a sufrir un paro respiratorio.

Medicamentos para tratar el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad)

Entre los que destacan Ritalin, Adderall o Concerta, y es que estas drogas han tomado mucha popularidad entre chicos de preparatoria y universidad debido a que se piensa que “les ayuda a estudiar mejor”; sin embargo, y lo que pocos saben, es que estos medicamentos pueden ser causantes de alucinaciones y aceleración del ritmo cardiaco.

Tomar altas dosis por largo tiempo puede provocar fuertes efectos psicológicos como paranoia, obsesividad, insomnio y arrancarse la piel. Dejarlos es menos difícil que dejar los opiáceos o el alcohol, pero el proceso hace que la gente se deprima al punto de querer suicidarse.

Nicotina

Definitivamente, una de las más comunes, accesibles y adictivas, pues son muy pocas las personas que logran fumar ocasionalmente y sin volverse adictos.

Ya sea que fumes cigarrillos, puros o masques tabaco, una vez que eres adicto a la nicotina dejarla puede volverse extremadamente difícil, tanto que incluso existe una enorme variedad de métodos para intentar lograrlo, sin embargo, pocas veces funcionan y la mayoría de quienes lo logran, recaen.

Alcohol

Al igual que la nicotina, el alcohol es una de las drogas legales más adictivas, incluso más que cualquier otra droga legal. Los problemas empiezan cuando se pasa de 4 tragos en una noche, de 14 tragos en una semana.

Como bien menciona Pijama Surf, algunas personas se vuelven adictas inmediatamente, pero para la mayoría de las personas toma un buen tiempo llegar al punto de tropezar y empezar a rodar cuesta abajo. Si hay alcoholismo en tu familia, automáticamente te encuentras en riesgo.

Esteroides anabólicos

Se trata de variaciones sintéticas de la testosterona, son prescritos legalmente para tratar los efectos secundarios causados por bajos niveles de testosterona y para ayudar a ganar masa muscular en personas que se enfrentan a serias enfermedades como el cáncer y el SIDA. Sin embargo, son frecuentemente utilizadas por individuos sanos que quieren aumentar su volumen muscular.

Y sí, son altamente adictivos. Los esteroides no van a elevarte, pero sí se meten con la química cerebral. Usarlos continuamente puede causar cambios continuos de ánimo, irritabilidad, paranoia y agresividad. Además, dañan los riñones, el hígado y el corazón.

Benzodiacepinas

Entre las más populares se encuentran medicamentos como el Xanax, Klonopin y Valuim, los cuales son utilizados para tratar ansiedad severa y ataques de pánico.

Su efecto puede ser similar al efecto sedante el alcohol, pero con la ansiedad y la necesidad de aumentar la dosis, además, el hecho de dejar las benzodiacepinas, puede ser mortal, aumentando el riesgo de un paro cardiaco.

Opiáceos

Su nombre comercial puede ser Vicodin, OxyContin, Percocet e incluso Morfina. Son analgésicos altamente adictivos que aportan bajas dosis de heroína al cuerpo: Al principio causan un efecto de auforia pero si no los dejas dentro de los primeros días, se convierte en una adicción inevitable.

Algunas alternativas no adictivas a los opiáceos pueden ser el Ibuprofeno, el Tylenol, y el naproxeno.

Ambien

No es tan conocido como las anteriores, pero éste es un medicamento altamente efectivo para dormir y si, también para generar una adicción. Cuando comienza a ingerirse de manera regular, es casi imposible dormir sin tener que tomarlo.

Pijama Surf señala que el Ambien también te pondrá más ansioso durante el día y te llevará a hacer locuras cuando crees estar dormido. Vas a tener hambre y amnesia, atacarás el refrigerador a la mitad de la madrugada y, cuando veas el desastre en la mañana, te preguntarás quién lo hizo. También ha habido muchos reportes de pacientes en Ambien que se lanzan de sus autos a la mitad de la noche y despiertan en salas de emergencia sin recuerdo alguno de lo sucedido.

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto