Vivir bien

10 pretextos que usan los malos dueños para ser irresponsables

Aquí te presentamos 10 excusas con las que muchos dueños de perros irresponsables se justifican
Redacción | 12 de Diciembre de 2014 | 18:28

Constantemente escuchamos sobre algunas de las acciones básicas que se deben seguir para ser un dueño responsable, pero la realidad es que es muy frecuente que nos encontremos con personas que tienen perro y que actúan como unos pésimos dueños.

Lo peor de todo es que siempre tienen a la mano algún pretexto como estos para justificar su tremenda irresponsabilidad.

10. Como nunca sale de casa, no le pongo placa.

Este pretexto está mal por dos motivos: uno, porque ningún perro debería estar encerrado todo el día, todos los días, y dos, porque a ningún perro le debe faltar placa. Desafortunadamente, nunca podemos tener total control sobre nuestro perro y los accidentes suceden: podría escaparse porque alguien dejó abierta una puerta, en un descuido mientras alguien está entrando o incluso cuando nosotros mismos vamos saliendo. La gran mayoría de los perros que se pierden no llevan placa y eso hace casi imposible la tarea de devolverlos con sus dueños. Por favor, pónganle placa a sus perros.

9. No uso la correa porque mi perro siempre me hace caso.

Sí, a todos nos gusta que nuestros perros puedan caminar libres, pero por su seguridad debes hacerlo en áreas en las que no haya peligros. Puede ser que tu perro esté muy bien entrenado, pero tampoco somos capaces de controlar todas las reacciones que tienen nuestros perros y motivos por los que podría salir corriendo en alguna circunstancia sobran: seguir algún rastro, ver algo interesante, oler a alguna perra en celo o incluso escuchar un ruido muy fuerte que lo espante. Hay que ser muy cuidadosos con esto, por lo que te pedimos que si vas caminando en la calle con tu perro SIEMPRE lo lleves con correa.

8. No recojo su caca porque hace en el pastito y es orgánica, ¿no? / Aquí nadie más la recoge, entonces ¿de qué sirve?

Sí, es orgánica, pero la caca puede transmitir enfermedades y también contamina. Además, con la enorme cantidad que producen todos los perros, no daría tiempo de que se degradara antes de que estuviéramos viviendo en una pila de puros desechos. Si nadie por tu zona la recoge, ¿por qué no pensar al revés? Quizá tú pongas el ejemplo y poco a poco los demás te sigan. Y, si no lo hacen, te quedarás con la satisfacción de que tú SÍ haces lo correcto.

7. No lo he llevado al veterinario porque no tengo dinero / no le gusta ir.

Sí, sabemos que la situación económica es complicada, pero si tienes un perro, debes hacerte responsable de él (y esta responsabilidad es tuya y solamente tuya). Hay muchos sitios que ofrecen servicios veterinarios a bajo costo o incluso gratuitamente. No se vale tener a un perro (o cualquier otro animal) en pésimas condiciones porque tú no puedes afrontar los costos. Es mejor buscarle un hogar para darlo en adopción y que sea cuidado como se debe.

6. Ay, no, cómo lo voy a esterilizar si debe tener una camada / le va a doler / no va a conocer el "amor". No, no, no, no.

Hay muchísimos mitos acerca de la vida reproductiva de los perros que son totalmente FALSOS. No, los perros no necesitan tener ninguna camada, tampoco se van a traumar por nunca haberse cruzado y, aunque sí se requiere de una cirugía para esterilizarlos, su recuperación es increíblemente rápida. Por favor, no contribuyas a difundir estos mitos y mejor investiga para conocer los GRANDES beneficios que trae a los perros esterilizarlos.

5. No adopto porque quiero un cachorro / los perros de raza son mejores.

¡Nooooo! Este pretexto es tan malo que casi nos da algo. Primero, porque hay miles de cachorros y también perros de raza que han sido abandonados y que necesitan un hogar. Segundo, porque finalmente un perro es un perro, así que no importa si tiene pedigrí, si no lo tiene o si es un mestizo, lo importante es buscar aquel perro que se adapte a tu estilo de vida y que sea compatible con tu nivel de energía (no tendría caso tener un perro muy activo si a ti te encanta estar viendo la tele todas las tardes, por ejemplo), pues de esta manera tendrán una mejor relación perro-dueño. Y por último, es importante investigar más sobre las desventajas de salud que tienen los llamados perros de raza, pues todo parece indicar que los perros mestizos (sí, esos a los que la mayoría les hace el "feo") son MUCHO más sanos genéticamente.

4. Voy a vender los cachorros de mi perra para recuperar algo de lo que he invertido en ella.

Pues sí, hemos escuchado este terrible pretexto y se nos hizo pasita el corazón de tristeza y coraje. No, los perros no son mercancía y, si fue tu decisión comprar un perro e invertir una gran cantidad de dinero (otro gran motivo para preferir adoptar en lugar de comprar), tienes que tener claro que fue TU decisión y tu perro NO te debe absolutamente NADA. Por favor, mejor esteriliza a tu perro y, en caso de que alguna vez quieras otro, considera la adopción.

3. No lo saco a pasear porque tenemos jardín.

Un jardín JAMÁS va a sustituir los increíbles beneficios físicos y mentales que trae el paseo diario a tu perro (y también a ti). Está increíble que tu perro tenga un jardín para andar y para hacer sus necesidades, pero en su cabeza es sólo un espacio cerrado más grande (una jaulota, pues) y solamente será un perro feliz, equilibrado y sano si hace ejercicio diariamente.

2. Si no le pego, no entiende.

Aunque esta fue una creencia que se difundió por muchísimos años (y que actualmente algunas personas siguen creyendo), ahora se sabe que pegarle un perro para que "aprenda" no sólo es totalmente cruel, sino que definitivamente no logras educarlo efectivamente de esta manera. Lo que aprenderá es a tenerte miedo en lugar de lograr un entendimiento y respeto hacia su dueño. Por favor, no lo hagas y mejor aplica las técnicas del reforzamiento, para recompensar lo que SÍ quieres que haga y así lo repita.

1. Ay, no es para tanto, al fin que es sólo un perro.

Tristemente, uno de los peores pretextos y también uno de los que más se utilizan para justificar todo tipo de descuido, maltrato, mal hábito y negligencia. Claro que se trata de un perro y eso significa que es un ser vivo que siente y que tiene todo el derecho de ser cuidado, amado, alimentado correctamente, llevado oportunamente al veterinario, ejercitado y también apapachado. Si en realidad piensas que los perros son seres inferiores que no merecen tener un trato digno, de verdad, NO TENGAS PERRO. Tan sencillo como eso.

NOTAS RECOMENDADAS

¿Quieres saber cómo te escucha tu perro? 

¿Sabes si tu perro es feliz? 

El primer baño de unos cachorros rescatados de un basurero 

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto