Vivir bien

¿Se puede ser feliz las 24 horas del día? Ejercitar el optimismo

Aprender a disfrutar hasta las tareas más rutinarias de cada día depende de nosotros…
Redacción | 1 de Diciembre de 2014 | 12:00

Psic. Tania Silva

Sabemos que en la actualidad el ritmo de vida acelerado aumenta las posibilidades de que te encentres con un sin fin de problemas a lo largo del día, que pueden favorecer a que tu animo decaiga y termines sintiéndote malhumorado, preocupado y hasta triste.

Cada día puede estar lleno de obstáculos. Desde que te levantas hasta que te acuestas te puedes encontrar con: el tráfico, algún jefe o profesor enojón, compañeros de trabajo o escuela conflictivos, falta de tiempo para hacer tus actividades, problemas de dinero, etc… pero, aunque te parezca complicado depende de nosotros cómo tomamos estas adversidades y la manera en que las vemos influenciará de forma positiva o negativa a nuestro estado de ánimo e incluso, muchas veces a la solución de los mismos problemas.

Así que no dejes que los problemas cotidianos consuman tu energía del día, recuerda que conservar una actitud optimista puede ser una gran herramienta para enfrentar los obstáculos que te puedan aparecer en el trabajo, la escuela, la casa, la calle …; en fin, en cualquier lugar, y así ayudar a que tus niveles de estrés bajen.

 

No se trata de estar “felices” las 24 horas del día, eso sería absurdo, puesto que la felicidad es sólo un estado de ánimo pasajero, la verdadera plenitud, se logra al enfrentar con la mayor disposición los retos que vengan durante el día, de la manera más positiva que te sea posible, manteniéndote concentrado y calmado.

Es por eso que te ofrecemos algunas recomendaciones, para que logres mantenerte enfocado en una actitud positiva:

  • Organizar tus actividades por días y horarios, esto te permitirá dedicarle el tiempo adecuado a cada tarea sin que te estés abrumado todos los días con tus pendientes.
  • Cada vez que te surja un imprevisto, debes preguntarte de qué manera le puedes sacar provecho a las circunstancias.
  • Cuando no estés de acuerdo con alguien, toma sólo lo que te sirva de lo que dice, desecha lo demás y no te centres en lo negativo.
  • Date tiempo para concentrarte en cada tarea, no intentes hacer todo al mismo tiempo.
  • Desde que te despiertas en las mañanas, piensa en que va a ser un buen día y recuerda las cosas buenas que tienes en tu vida.
  • No vivas en el pasado, ni en el futuro, lo único que está en tus manos es el presente.
  • Cuando te enfrentes a un problema cotidiano enfócate en cómo lo puedes resolver y después OLVÍDALO, sigue con tu día sin estar pensando en lo malo que te pasó.
  • Si tienes un problema fuerte, recuerda que estar pensando todo el día en él, no te servirá de nada; concéntrate en lo que estás haciendo en el momento, así podrás ser mucho más productivo.
  • Van a existir muchas circunstancias que no dependan de ti, debes aprender a detectarlas y pensar en lo que puedes aprender de ellas sin cambiarlas.

También cosas tan sencillas como: escuchar música alegre que sea de tu agrado, hacer ejercicio, comer saludablemente y dormir 8 horas al día, pueden ser factores que aumenten tu capacidad de mantenerte optimista durante el día.

En resumen, los obstáculos y problemas son parte inherente de la existencia humana, pero afrontarlos de la mejor manera posible y aprender de ellos está en tus manos.

Recuerda que para poder disfrutar de la satisfacción y la plenitud, que son metas y partes esenciales en nuestro paso por este mundo, el optimismo, así como la valoración de las cosas más simples y pequeñas, son parte clave dentro de la ecuación que llamamos vida.

Psic. Tania Silva

Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM)

 

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto