17 / octubre / 2021 | 01:14 hrs.

¡Te salvarán el pellejo! Las 10 mejores excusas

¿Ya no sabes cómo librarte de alguna situación incómoda? Aquí tenemos 10 opciones… ¡Toma nota!

Julieta Ruiz 17/11/2014 08:30 Actualizada 09:29

¿Cuántas veces no has llegado tarde a la oficina? Esta es una de las situaciones más comunes en la actualidad y que, definitivamente, genera una buena cantidad de excusas, pero no podemos limitarnos solo a esto, pues también existen pretextos para no ir a una cita, para no entregar un proyecto a tiempo, para llegar tarde con esa persona especial e incluso para “justificar” una infidelidad o dejar sin palabras al otro…

En realidad, las excusas son algo con lo que vivimos día a día, pues ya sea por la más mínima razón, el poner una de ellas puede “salvarnos el pellejo”.

En este sentido, en De10.mx hemos recopilado las mejores o más comunes de todas y si eres una de esas personas que ya no saben de dónde “colgarse” para justificarse, te invitamos a que tomes nota…

“No tengo excusa”

Esta es una de las frases más efectivas para acabar con la ira de los demás, es la que consideramos la mejor excusa pues si te la dicen… ¿qué contestas?

“Estaba siendo irónico”

Esta excusa es la inhabilidad para admitir que nos burlamos de los demás, además de pretexto, puede tener un toque de estilo sarcástico. Con ella puedes salir bien librado.

“El archivo está dañado”

Es la versión actual de “el perro se comió mi tarea” y es a la vez la mejor forma de ganar tiempo para hacer algo que no hiciste en su debido tiempo.

“Yo no estaba ahí”

Al más puro estilo de una famosa canción, esta es la salida más efectiva para escapar de situaciones comprometedoras, cualquiera que sea; además evita el error de quienes aseguran el haber estado en el lugar. ¡Siempre niégalo todo!

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"3906","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"469","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","width":"650"}}]]

”Lo siento, la llamada se está cortando”

Esta excusa fue utilizada en la cinta “Where the Eagles Dare” en 1968, y desde entonces su popularidad ha ido en aumento, ya que nos ayuda a hacer de las molestas “llamadas eternas” algo más breve.

“¿Cómo a las ocho? Quedamos a las nueve”

¿Llegaste tarde a ese compromiso? Entonces esta es la excusa para ti, solo haz como que nada pasó y sembrarás la duda en la otra persona, evitando los “reproches” por impuntualidad.

“Llegaste muy tarde, ya me había ido a esa hora”

Otra excusa que te puede salvar de la impuntualidad, así de sencillo, voltea las cosas y di esta frase, seguramente no tendrán nada que refutarte.

“Es que no te amo lo suficiente, no eres tú soy yo”

Una de las más comunes cuando alguien desea terminar con su pareja o pedir “un tiempo”; y es que a pesar de lo trillado de la frase, hoy en día se ha convertido en un salvavidas para quienes la utilizan.

“Me estoy convirtiendo en el mismo imbécil que mi padre”

Si tu pareja te cachó mensajitos cariñosos con alguien más, dile esto y compleméntalo con “Amor ¿me ayudas a luchar contra esto?”, de esta manera podrás dar a entender que no es tu culpa y que es algo genético.

“Se enfermó el niño”

Si no fuiste a un compromiso importante o a alguna cita y tienes hijos, entonces esta excusa es para ti… Nadie puede ir en contra de tus hijos o familia.

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"3905","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"366","width":"650"}}]]

Tú, ¿qué excusas sueles poner? 

 

Con información de Esquirelat y Atención Viandante

Tags

 

Comentarios