Top 10

Mónica Lewinsky, la mujer cuya vida fue marcada por Bill Clinton

Han pasado 21 años desde que el presidente de EU admitió tener una relación con su becaria ¿Qué paso después con Mónica Lewinsky?
Carolina Mejia | 16 de Agosto de 2019 | 04:00
Monica Lewinsky, Bill Clinton, impeachment, affaire, american crime story, amorío, infidelidad
Foto: AP

Recientemente, se dio a conocer el tema de la siguiente temporada de American Crime Story. La serie, que se centra en los casos que cimbraron a Estados Unidos, llevará por título Impeachment y tratará el affaire entre Mónica Lewinsky y Bill Clinton.

La serie estrenará en 2020, meses antes de las siguientes elecciones presidenciales de Estados Unidos. Beanie Feldstein, actriz de Booksmart (La noche de las nerds), será la encargada de dar vida a la infame Mónica Lewinsky.

A 21 años de que Bill Clinton admitiera su amorío, en De10.mx te contamos qué sucedió después con una de las protagonistas de la polémica, que vio su vida desecha por el escándalo presidencial.

Además de dar vida a Monica (izquierda), Beanie Feldstein tuvo un papel secundario en Lady Bird. (Foto: AP)

La pesadilla para Mónica Lewinsky comenzó en 1995, cuando tenía 22 años de edad. Acababa de terminar la carrera de psicología y obtuvo una pasantía para trabajar en la Casa Blanca, que después se convertiría en un trabajo en la oficina de asuntos legislativos.

Pocos sabían la verdad, pero entre noviembre de 1995 y marzo de 1997, Mónica estaba teniendo un amorío con el presidente Bill Clinton. En este periodo tuvo al menos nueve encuentros sexuales con el mandatario, varios de ellos en el salón oval de la Casa Blanca.

Clinton y Lewinsky, la infidelidad que casi destruye Estados Unidos 

Mónica le había contado a detalle la relación a su amiga Linda Tripp, funcionaria del Ministerio de Defensa. Linda decidió grabar todas las conversaciones entre ellas y recomendó a Lewinsky conservar todos los regalos que el presidente le diera.

En 1994, una mujer llamada Paula Jones demandó a Clinton por acoso sexual y Lewinsky fue llamada a declarar, pero mintió sobre su relación con Clinton. Cuando Linda Tripp supo de la situación, envió las grabaciones de sus llamadas con Mónica a Kenneth Starr, el abogado y consejero que estaba investigando al presidente.

Lewinsky posa surante la presentación de su autobiografía Monica's Story, en 1999 (Foto: AP Photo /Alastair Grant)

El escándalo tomó fuerza en 1998, cuando la revista Newsweek y el Washington Post publicaron la historia del affaire, aunque el presidente, junto a su esposa Hillary, negó la situación. En un inicio, Mónica no quería declarar sobre el supuesto romance, pero en julio de 1998, recibió protección de testigo a cambio de declarar ante un gran jurado.

Además de su testimonio, Lewinsky ofreció una prueba irrefutable: un vestido que Clinton había manchado de semen durante uno de sus encuentros. La evidencia de ADN demostró que el mandatario mentía y en agosto de 1998, Clinton finalmente admitió que había tenido una “relación física impropia” con Mónica.

10 infidelidades presidenciales que causaron escándalo

Dos meses después de esta declaración, el presidente Bill Clinton fue declarado culpable de desacato. Se suspendió su licencia para practicar Derecho en Arkansas durante cinco años y fue multado con 90 mil dólares por mentir en el juzgado.

Lewinsky se convirtió en una celebridad poco común. Tuvo apariciones en el show de comedia Saturday Night Live, en 1999 y en 2003 fue conductora de un programa de citas. Pero en 2005, decidió retirarse de la vida pública.

Monica Lewinsky es captada por la prensa durante el juicio contra Bill Clinton. (Foto: AP Photo/Khue Bui)

Mónica se mudó a Inglaterra y se enroló en la Escuela de Economía de Londres, donde hizo una maestría. Tras graduarse, se dio cuenta que sus jefes potenciales dudaban en contratarla a causa de su pasado. Lo mismo sucedía con los hombres, quienes no se animaban a invitarla a salir.

Lewinsky colaboró en varios libros sobre su historia y en 2001, grabó el documental Monica in Black and White para HBO.

En 2014, luego de algunos trabajos en el sector de marketing, Mónica Lewinsky escribió un ensayo en el que narraba el impacto que el escándalo con Clinton tuvo en su vida privada. “Sé que no estoy solo cuando se trata de humillación pública”, narró en el texto donde habla de una “cultura de la humillación”.

“Al parecer, nadie puede escapar de la implacable mirada de Internet, donde los chismes, las verdades a medias y las mentiras se arraigan y se infectan”, agregó Mónica.

Mónica durante una conferencia en 2014. (Foto: AP Photo/Philadelphia Daily News, David Maialetti)  

“A pesar de mucha auto-búsqueda y terapia y exploración de diferentes caminos, permanecí 'atrapada' durante demasiados años”, comentó Lewinsky, quien también dijo que se había sentido suicida durante algunos momentos de la investigación sobre Clinton.

En 2010 comenzó una campaña contra el bullying, después de que Tyler Clementi, un estudiante universitario, se suicidó cuando su roomie difundió un video que lo mostraba besando a otro hombre.

Con el auge del movimiento #MeToo, Monica comenzó a abrirse más sobre su experiencia. Aunque en un inicio Mónica había dicho que sus encuentros con Clinton eran consensuados, luego del movimiento que denunció el acoso sexual en Hollywood, Lewinsky recapacitó.

“Ahora veo cuán problemático fue que nosotros dos, incluso llegáramos a un lugar donde había una cuestión de consentimiento", escribió. "El camino que conducía allí estaba plagado de abuso inapropiado de autoridad, posición y privilegio", dijo.

Con información de Guioteca, Vox y El Universal

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto