15 / junio / 2021 | 19:29 hrs.

Madonna y Sean Penn, una tóxica historia de amor

Aunque hoy se tienen un gran cariño, la relación de Madonna y Sean Penn fue un completo desastre lleno de rumores sobre violencia… ¡Esta es la historia!

Maricela Flores 16/08/2020 04:29 Actualizada 04:36
la relación de Madonna y Sean Penn

Se supone que la boda es uno de los momentos más felices para una pareja, pero la de Madonna y Sean Penn, el 16 de agosto de 1985, terminó con el novio empuñando una pistola y disparando a los paparazzis que, a bordo de helicópteros, intentaban obtener una fotografía del evento.

Posteriormente el actor aclaró que él nunca les dispararía a otros seres humanos, pero que esos fotógrafos “no eran personas”, por lo que en ese momento deseaba que los helicópteros se estrellaran contra el piso.

Parece que el día de su boda, es tan solo un pequeño reflejo del tormento en que se convirtió la relación de Madonna y Sean Penn. Aquí en De10.mx te contamos los detalles…

¿Cómo se conocieron Madonna y Sean Penn?

En la década de los 80, Sean Penn había sido catalogado como “el nuevo James Dean” y se había convertido en el mejor actor de su generación. Por su parte, Madonna se convertía en un ícono de la música, una figura transgresora envuelta en un halo de sexualidad.

Cuando Sean Penn vio a Madonna en MTV decidió que quería conocerla. Así, de la nada, se presentó con ella durante el rodaje del video de Material Girl, en febrero de 1985. Sus malos modales incomodaron a la cantante dejándole una pésima impresión del actor, pero al terminar el día, accedió a salir con él.

 

Sorpresivamente se hicieron novios y mese después llegaron al altar. Él tenía 24 años, ella 27.

Una pareja intensa y polémica. (Foto: AP photo/Craig Mathew)

La polémica boda de Madonna y Sean Penn

El carácter que tenían ambos era explosivo y parecía que todo el tiempo estaban provocándose. Madonna disfrutaba de la atención y publicidad, así que llamaba a los paparazzis cuando salía con Penn. Él, por su parte, se enfrentaba a golpes con los fotógrafos para que les dejaran en paz.

En 1985, Madonna describía a su aún novio como un tipo salvaje que probablemente moriría joven. Ella trataba de que buscara ayuda psiquiátrica, pero ni los arrestos por violencia, hacían que Sean entrara en razón.

La pareja se casó el 16 de agosto de 1985, dicen las malas lenguas que fue la cantante quien avisó a la prensa que la celebración de su cumpleaños y el de Penn, sería en realidad una boda secreta, y por eso los paparazzi acudieron al evento.

Poco antes de la ceremonia, Penn se había prometido darle una boda tranquila y bonita a su pareja, pero todo se convirtió en un circo. El actor recibía a sus invitados con la frase “bienvenidos a la nueva versión de Apocalipsis now”.

Al darse cuenta que había helicópteros sobrevolando el lugar de Malibú que eligieron para casarse, Penn salió y escribió en la playa “Fuck Off”. Luego, enfurecido, tomó un arma y comenzó a disparar al cielo, tratando de apuntar hacia los fotógrafos.

Comenzaba a construirse un mito alrededor de esta pareja, cuya unión duró cuatro años y estuvo llena de rumores sobre infidelidades y violencia.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de CJLove (@cjlove1981) el 3 Jun, 2020 a las 12:39 PDT

 Las bellas mujeres a las que Sean Penn les rompió el corazón

El día que Sean Penn ató a Madonna y la golpeó por ocho horas

La libertad sexual de Madonna la convertían en una persona “deseable” para los hombres. Algunos estaban con ella solo por el reto personal de ser reconocidos como “el hombre que pudo controlar a la cantante”. Pero ella no estaba dispuesta a dejarse manipular. La solución de Penn para calmar un poco a la intérprete de Like a Virgin, fue atar a su mujer, sí, literalmente.

A finales de 1987, Penn desapareció durante cuatro días y luego se presentó en su departamento de Nueva York pidiéndole a Madonna que cocinara un pavo por el día de Acción de Gracias. Ella le respondió con los papeles de divorcio, pero a los 12 días, cancelaron los trámites.

La tensión entre la pareja subió cuando Penn acusó a Madonna de ser más cariñosa con su amiga, la actriz bisexual Sandra Bernhard, que con él, así que la cantante decidió mudarse sola a su mansión en Malibú.

El 28 de diciembre de 1988 se coló a la residencia y tras una discusión, Penn la amordazó y la amarró a una silla, donde pasó ocho horas. Durante ese lapso, él estuvo bebiendo y golpeándola, cuando se quedó sin vodka salió a comprar más. Madonna aprovechó esta oportunidad para desatarse, ir a su auto y llamar a la policía.

De acuerdo con el agente que la atendió, la cantante tenía el labio roto y, aunque presentó cargos contra Sean Penn, al día siguiente retiró la denuncia. Tal vez no quiso atravesar por un problema legal ni atraer publicidad negativa, o como señaló Penn, nunca ocurrió y todo fue invención de ella.

Madonna y Sean Penn. (Foto: Archivo El Universal)

El divorcio de Madonna y Sean Penn

Los medios cubrieron la nota como un simple pleito marital. El 25 de enero de 1989 estaban divorciados. La pareja no pudo sostener su terrible matrimonio y ambos entendieron que lo mejor era seguir su camino separados. Madonna se quedó con el departamento de Nueva York y Sean Penn con la mansión de Malibú.

Tras este proceso, ella cosechó grandes éxitos con el disco Like a Prayer y filmó el video más caro de la historia en ese momento, Express Yourself.

Al pertenecer al medio artístico, Madonna y Sean Penn se han cruzado de frente varias veces. Incluso, en 1991, ella afirmaba que él era el amor de su vida, pero que jamás pudo ser la esposa que él necesitaba. Incluso negó que él hubiera sido una persona violenta.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Kylie Loves (@ninethninethninetynine) el 17 Jun, 2019 a las 5:34 PDT

 

Video:

Tags

 

Comentarios