Top 10

“Los Girasoles” una de las obras maestras de Vincent van Gogh

Aunque las pinturas de girasoles de van Gogh son muy similares, cada una se destaca como su propia obra de arte...
Estephanie Gutiérrez | 11 de Septiembre de 2015 | 07:30

“Los Girasoles” de Vincent van Gogh han sido uno de los cuadros más significativos para la historia de la pintura en el mundo, no sólo por lo que representa el artista para el arte en el orbe, también porque el cuadro es como pocos, uno que concentra las ideas y los conceptos del holandés y todo su trabajo.

Pintados en una serie al óleo, es un trabajo formado por tres cuadros muy similares con catorce flores en un jarrón, dos más con doce girasoles, uno extra con tres y el último con cinco. Los primeros tres cuadros fueron pintados en agosto de 1888 cuando Vincent vivía en Arlés, al sur de Francia, mientras los otros fueron hechos en enero del año siguiente. Todas fueron pintadas en lienzos de cera, de 90 por 70 cm.

Los cuadros de “Los Girasoles” están dos en el Museo de van Gogh en Ámsterdam, mientras los otros están en Tokio, uno en Munich y el otro en Filadelfia.

A pesar de que los cuadros son muy similares, se puede ver que la paleta de color que uso estaba dominada por amarillo mate vibrante, dos gamas de verde y un azul intenso ultramarino, mientras que en otros el que sobresale es un azul pálido, llamado de Prusia y un rojo intenso.

Van Gogh hizo estos cuadros mientras vivía en una casa en la Provenza, donde invitó a su amigo Paul Gauguin para que pintaran juntos, y mientras esperaba a su huésped, creó las obras para decorar la habitación de Gauguin. Ambos hombres pintaron en ese otoño, pero la salud del holandés estaba ya deteriorada y afectada porque no lograba vender ninguna de sus obras.

"Los Girasoles" se distinguen debido a que muestran todas las etapas en la vida de la flor, desde su plenitud hasta que se marchitan. El amarillo que se usó para pintarlas representa en la obra de van Gogh un simbolismo de su mundo interior, es lo que le da vida, calor, luz e intensidad.

Unos meses después, van Gogh sufrió una crisis nerviosa en la que se cortó una oreja y fue llevado a un asilo, donde luego de una terrible depresión, se suicidó de un disparo en el pecho en 1890.

¿Te parece una de las obras representativas a nivel mundial?

Con información de vangoghgallery.com, diariodecultura.com.ar y quedeflores.com

 

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto