Top 10

Los genios detrás del éxito de The Beatles

Brian Epstein los lanzó al éxito, pero nada hubiera sido leyenda sin la mano mágica de Sir George Martin
Estephanie Gutiérrez | 3 de Enero de 2017 | 06:00

The Beatles tal como los conocemos hoy tuvieron la influencia y ayuda de mucha gente para crear el concepto con el que los identificamos. Esa masa de éxito y dinero se formó gracias al talento de sus integrantes, pero todo un mercado y publicidad fueron los pilares del crecimiento y fama que les dieron el nombre que tenían. Seguramente los nombres más importantes en ese contexto fueron Brian Epstein y George Martin.

Según lo ha dicho Paul McCartney, Brian Epstein fue uno de los primeros hombres que apoyaron al cuarteto de Liverpool. Epstein era el dueño de una tienda de discos cuando el 24 de enero de 1962 firmó su contrato como mánager de la banda.

Epstein había visto a los chicos presentarse en The Cavern, ellos tocaban con jeans y chamarras de cuero negras, pero su nuevo representante los convenció de pasarse al traje con corbata, también que hicieran la famosa reverencia sincronizada al final de sus presentaciones para despedirse de su público.

Epstein nació en Liverpool en 1934 en una familia de inmigrantes judíos de Lituania y Rusia. La familia de su padre era propietaria de la North End Music Stores, un comercio de la ciudad en donde se vendían muebles e instrumentos musicales, en donde Brian comenzó a trabajar a los 16 años. Tras un breve periodo de reclutamiento, para 1955 ya era el director del lugar, aunque lo que él deseaba era ser diseñador de ropa, desde ese momento se rumoraba que era gay, pero su familia no podía saberlo.

A los 21 años, Epstein se sentía como un viejo, pero quería expandir sus planes de empresario, era un hombre de acción y quería producir obras de teatro, pues él había estudiado en la Real Academia de Arte Dramático de Londres (RADA). Se puso al frente de su tienda que ya era un referente en las tiendas de discos para jóvenes en ese momento. The Beatles aparecieron en la portada del segundo número de la revista Mersery Beat, que Brian distribuía en su tienda, así que el 9 de noviembre de 1961 fue a verlos en vivo.

Al salir, se propuso ser el representante de la banda, pero ninguno de ellos tenía más de 21 años así que necesitaba el consentimiento de sus padres para firmar un contrato, las familias no estaban convencidas, pero lo logró y así firmaron con él.

Epstein fue el principal promotor y cerebro de Los Beatles, desde que firmaron su contrato hizo de todo para perseguir y conseguir que George Martin de la EMI pudiera grabarlos, pero no tenía suerte. Cuando por fin lo logró, Martin ya estaba seguro de producirlos.

Epstein tuvo la idea de hacer una gira para internacionalizar a la banda, así amarró la producción para que en febrero de 1964 el grupo llegara a Estados Unidos, donde todo tomó un nuevo rumbo, el éxito ya era una locura, tanto que al regresar a Inglaterra, el grupo decidió no volver a salir en tour, porque no podían manejar lo que había sucedido.

El 27 de agosto de 1967, Brian Epstein fue encontrado muerto en su departamento en Sussex, víctima de una sobredosis, tenía 32 años.

Pero Brian no fue el único cerebro detrás del cuarteto de Liverpool, la llegada de George Martin como su productor es un de las colaboraciones más exitosas en la historia de la música, si Martin no hubiera grabado a la banda, el éxito seguramente no habría sido el mismo.

En 1962, Syd Coleman llamó a Martin y le presentó a una nueva banda, le mandaron el demo de Bésame mucho y el productor vio el potencial que tenía el grupo. Así lanzaron Love me do, el primer single que alcanzó el número cuatro en las listas de éxitos en su primera semana.

Martin les aconsejó que Please please me tuviera un ritmo más rápido, pero no le gustaba cómo tocaba Peter Best, así que la banda decidió traer a Ringo Starr.

La palabra de Martin era la de oro en el estudio de grabación, pero su mayor acierto fue perfeccionar el genio que surgía de la rivalidad entre Lennon y McCartney, su influencia está plasmada en éxitos como She loves you, Penny Lane o In my life, donde tocó el piano, pero lo más importante es que siempre mantuvo la cohesión de la banda. De ese sonido directo y ruidoso, The Beatles se convirtieron en el gran fenómeno de los 60.

Martin tenía un secreto, innovó con el uso de magnetófonos de dos pistas como medio para hacer mejores grabaciones monofónicas, balanceando cuidadosamente las voces y los instrumentos; también trabajó con la reducción de mezclas, en la que las canciones se registraban en una grabadora de cuatro pistas, que permitía a los ingenieros de sonido darle más libertad al grupo para grabar canciones más complejas.

Con la muerte de Epstein, Martin ya estaba relegado a segundo plano, ahora era Phil Spector el productor decisivo del grupo, Lennon lo hizo menos, pero aun cuando The Beatles se separaron, Martin trabajó con McCartney para vengarse de John.

Martin falleció en enero de 2016 a los 90 años, pero los miembros vivos de la banda, lo han reafirmado como el “Quinto Beatle”.

Con información de El Mundo, ABC y El País

Comentarios

 

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto