Top 10

Kyoko, la hija “olvidada” de Yoko Ono

Por años, la hija de Yoko Ono vivió aislada en un culto religioso, sin tener ningún contacto con su famosa madre… ¡Esta es la historia!
Carolina Mejia | 12 de Agosto de 2019 | 06:00
yoko ono, hija yoko ono, john lennon, kyoko ono cox, secta religiosa, beatles, secuestro
Foto: Instagram @ thebeatleschildren

Sin duda, una de las personas más importantes en la vida de Yoko Ono fue John Lennon. Pero el ex Beatle acabó opacando a otro personaje fundamental para Yoko: su hija Kyoko.

La historia entre esta madre e hija sin duda se sale de lo convencional. En 1963, Yoko Ono ya se había separado de su primer esposo y estaba en una clínica psiquiátrica luego de haber intentado suicidarse. Fue entonces cuando conoció a Anthony Cox, un productor de cine que se convertiría en su segundo marido.

El matrimonio entre ambos fue turbulento desde un inicio. Se casaron en el 63, anularon el trámite y volvieron a contraer nupcias ese mismo año. Poco después trajeron al mundo a su hija, Kyoko Chan Cox.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Children of the Beatles (@thebeatleschildren) el

John Lennon fue la gota que derramó el vaso para la pareja. Yoko conoció al Beatle en 1966 y poco a poco su matrimonio comenzó a desmoronarse. En 1969, finalmente Yoko le pidió el divorcio a Cox, pues ya había comenzado una relación con Lennon.

Durante un tiempo, la niña vivió con Yoko Ono y John Lennon, pero el asedio de la prensa la llevó a mudarse con su padre. Ahí comenzaron los problemas, ya que Cox había iniciado una nueva vida con su segunda esposa, Melisa Kendall, en la isla de Mallorca.

John Lennon y Yoko Ono, la boda más famosa de la música

Cox explicó que en una ocasión Yoko se llevó a Kyoko sin su autorización, por lo que Cox comenzó a mudarse para evitar que su ex esposa tuviera acceso a la niña. El productor temía que la fama de Lennon jugara a su favor y le quitaran la custodia de su hija.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de The Beatles' Wives & Girls (@thebeatleswomen) el

Finalmente, Kyoko y Cox llegaron a Los Ángeles, donde se volvieron miembros del culto religioso The Church of the Living Word. En esta organización se rezaba por la muerte de líderes políticos, se practicaba el control mental y el hipnotismo, entre otras cosas. 

Kyoko era vigilada estrictamente por la secta, pero finalmente su padre decidió huir con la niña. Cox cambio la identidad de su hija y la separó por completo de su madre.

Por dos décadas, Yoko Ono no tuvo contacto con su hija, a pesar de que contrató a varios investigadores privados para rastrear su paradero. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Children of the Beatles (@thebeatleschildren) el

En 1986, Cox volvió a la luz pública y declaró que ya no le guardaba rencor a Yoko, porque ambos habían cometido errores en el pasado. Finalmente, Yoko decidió escribirle una carta pública a su hija, como un intento desesperado para restablecer el contacto. La letra decía así: 

“Querida Kyoko,

Todos estos años no ha habido un día que no te haya extrañado. Siempre estás en mi corazón. Sin embargo, no haré ningún intento por encontrarte ahora, ya que deseo respetar tu privacidad. Te deseo todo lo mejor del mundo. Si alguna vez deseas ponerte en contacto conmigo, sepa que te quiero profundamente y que me encantaría saberlo. Pero no debes sentirte culpable si eliges no contactarme. Tienes mi respeto, amor y apoyo por siempre”

No fue hasta 2001 cuando madre e hija se reencontraron. Yoko Ono tuvo la oportunidad de conocer a Emi, su nieta. Yoko incluso le dijo a sus abogados que le dejará una parte de su fortuna a Emi. Todo parece indicar que la separación de Kyoko finalmente quedó en el pasado.

Con información de El Comercio, Imagine Peace, People y Cult Education Institute

VIDEO:

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto