Top 10

Jorge Luis Borges, el grande de la literatura que jamás recibió el Nobel

El escritor argentino falleció el 14 de junio de 1986, y para recordarlo te traemos sus mejores frases…
Julieta Ruiz | 14 de Junio de 2015 | 08:00

Jorge Luis Borges es uno de los escritores más importante del habla hispana y de la literatura del siglo XX, sin embargo, y a pesar de esto, nunca fue ganador de un Premio Nobel, reconocimiento al que fue candidato durante casi 30 años.

Nacido bajo el nombre de Jorge Francisco Isidoro Luis Borges, el argentino nació el 14 de agosto de 1899 en la capital del país latinoamericano; su relación con la literatura comenzó a muy temprana edad; a los 6 años comenzó a tomar sus primeras lecciones con una institutriz y cuando tenía solamente 7 años, escribió su primer relato: La visera fatal, además de un pequeño ensayo sobre mitología griega.

A los 9 años, logró traducir El príncipe feliz, de Oscar Wilde al español, siendo este texto publicado por el diario El País y firmado por Jorge Borges.

Según palabras del propio Borges, retomadas por el portal El Ortiba, la biblioteca de su padre, un abogado amante de la literatura, fue su principal inspiración para convertirse en escritor: "Si tuviera que señalar el hecho capital de mi vida, diría la biblioteca de mi padre. En realidad, creo no haber salido nunca de esa biblioteca. Es como si todavía la estuviera viendo...todavía recuerdo con nitidez los grabados en acero de la Chambers's Encyclopaedia y de la Británica"

Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra es fundamental en la literatura y el pensamiento universales, además de objeto de minuciosos análisis y múltiples interpretaciones.

Como parte de la herencia de su padre, Borges padeció ceguera desde los 55 años; y es que tras varios accidentes y algunas operaciones, un oftalmólogo le prohibió leer y escribir. Aunque aún distinguía luces y sombras, esta prohibición cambió profundamente su práctica literaria. El hecho no fue repentino, sin embargo, esto no le impidió seguir con su carrera de escritor, ensayista y conferencista, así como tampoco significó para él, el abandono de la lectura ni del aprendizaje de nuevas lenguas.

En 1986, al conocerse enfermo de cáncer y temiendo que su agonía fuese un espectáculo nacional, fijó su residencia en Ginebra, Suiza; sin embargo, no fue por mucho tiempo, pues el escritor falleció el 14 de junio de 1986, a los 86 años víctima de un cáncer hepático y un enfisema pulmonar.

En este sentido y para recordar a este grande de la literatura, en De10.mx hemos recopilado algunas de sus mejores frases, y te invitamos a que le des clic a la galería fotográfica…

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto