Top 10

“Hulk”, el Avenger que le cambió la vida a Mark Ruffalo

Antes de interpretar al superhéroe de Marvel, el actor se enfrentó a terribles pruebas de vida, incluso a un tumor cerebral
Maricela Flores | 22 de Noviembre de 2019 | 04:00
Hulk, Mark Ruffalo, Avengers, vida de Mark Ruffalo,
Fotos: El Universal/Marvel Studios

Mark Ruffalo es conocido mundialmente por dar vida a uno de los superhéroes de Marvel: el increíble Hulk. Gracias a los Avengers, hoy goza del reconocimiento y cariño de la gente, no sólo por su talento, también por su humildad.

El actor de 52 años es bien conocido por su buen humor, su encanto con la prensa y la atención hacia sus fans, sin olvidarnos de las causas sociales y políticas que apoya. Pero la vida de Mark Ruffalo ha sido una montaña rusa de emociones; se ha enfrentado a problemas económicos, terribles muertes e incluso a un tumor cerebral.

Los difíciles inicios de Mark Ruffalo

Ruffalo nació en Wisconsin, Estados Unidos, en una familia de clase media. Su padre, Frank, era pintor de casas; su madre, Marie Rose, era estilista. Tiene tres hermanos: Scott, Tania y Nicole, con los que pasó una infancia de lo más feliz.

No se distinguió por ser un alumno brillante, al parecer por una dislexia no diagnosticada. Además, sufrió de depresión cuando apenas era un niño. Mark se sentía extraño, sentía que no encajaba.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

Cuando entró a la adolescencia su situación mejoró, pues descubrió su talento como luchador y formó parte del equipo de su escuela. Era tan buen deportista que le ofrecieron una beca universitaria, pero la rechazó porque había descubierto que actuar era su verdadera pasión. Cuando acabó el colegio se mudó con su familia a San Diego, donde su padre tenía un nuevo trabajo, pero las cosas no salieron nada bien.

En seis meses, su familia se desintegró. Comenzaron a tener problemas de dinero hasta quedar en bancarrota. Su padre los abandonó y regresó a Wisconsin, por lo que Marie Rose tuvo que sacar adelante a sus cuatro hijos.

Mark Ruffalo decidió que era tiempo de buscar una oportunidad como actor en Los Ángeles y se inscribió a la academia de la estrella de Hollywood, Stella Adler. Rentó un departamento junto con su hermano Scott y dos amigos más, en una de las zonas más peligrosas de la ciudad, porque no les alcanzaba para más. Comenzó a trabajar como mesero y para minimizar gastos, su dieta diaria estaba basada en pasta y atún.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

10 momentos en los que Mark Ruffalo "la regó" de forma encantadora

Mark Ruffalo y sus problemas con la ira

En sus inicios asistió a más de 700 castings de los que no recibió respuesta, por lo que desarrolló terribles problemas con la ira. El actor no sabía como lidiar con la decepción y el rechazo, así que se desquitaba con lo que encontraba a su paso en casa; rompía y arrojaba cosas hasta calmarse.

Esta situación se agravó al punto de que no podía dormir, así que decidió buscar ayuda profesional y la meditación cambió su vida. Sólo así logró controlar su ira. De inmediato, su suerte y su manera de ver la vida comenzaron a cambiar.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

A Mark Ruffalo le detectaron un tumor cerebral

Ruffalo llevaba ocho años haciendo pequeños papeles en películas y series, pero en el año 2000 actuó en You Can Count on Me, donde compartió escenas con Robert Redford. Para Mark este fue un sueño hecho realidad, pero después descubrió que tenía un tumor cerebral.

El actor sabía que algo andaba mal. Acudió al médico y le contó que había tenido un sueño premonitorio en el que se le había revelado que tenía un tumor en la cabeza. Su especialista no le creyó, pero le pidió hacerse una resonancia magnética para descartar riesgos. Después su doctora le llamó para decirle que habían encontrado una masa detrás de su oído izquierdo y que era del tamaño de una pelota de golf.

Tras otros estudios, le dijeron que se trataba de un neuroma acústico, un tumor benigno que debía ser extirpado de inmediato porque crecía muy rápido. Además, había un 80% de posibilidades de que Mark Ruffalo perdiera la audición y el 20% de que algunos nervios de su rostro resultaran dañados.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

Para ese entonces, Mark Ruffalo ya estaba casado con la actriz Sunrise Coigney, con quien estaba a punto de convertirse en padre, así que decidió ocultar su padecimiento. Cuando su bebé tenía una semana de nacido, Mark le contó todo a su esposa.

Antes de su cirugía, el actor le grabó un video a su hijo, para que lo viera cuando fuera mayor, pues estaba convencido de que iba a morir. Los médicos lograron retirar el tumor, pero Mark Ruffalo perdió la audición en el oído izquierdo y la mitad de su rostro quedó paralizado. Pensó que su carrera se había acabado.

Estuvo un año alejado de las cámaras debido a su parálisis facial, incluso, perdió un papel clave en la película Señales, el cual finalmente acabó en manos de Joaquin Phoenix. Sus nervios faciales se recuperaron y luchó por retomar su carrera. Apareció en Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, Si tuviera 30, entre otras.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

La muerte del hermano de Mark Ruffalo: Scott

Cuando la vida comenzaba a sonreírle de nuevo, otra tragedia marcó su vida. En diciembre de 2008, su hermano Scott fue hallado con un disparo en la cabeza, en su departamento de Beverly Hills. Era estilista y tenía 39 años de edad. Fue llevado al hospital, pero su familia decidió quitarle el respirador artificial y dejar que se marchara.

Para Mark Ruffalo, este fue un duro golpe, incluso renunció a la película Greenberg (fue reemplazado por Ben Stiller) para tratar de lidiar con la partida de su hermano.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo Fans (@ruffalord) el

Una nueva vida de Mark Ruffalo con "Avengers"

Luego de esta tragedia, llegó una oportunidad que le cambió la vida por completo. A su regreso a Hollywood, fue elegido para integrarse a una de las franquicias más importantes de la historia reciente del cine: Avengers. Mark Ruffalo accedió a convertirse en Hulk y es una de las mejores decisiones que ha tomado en su vida.

Gracias al éxito que representó la franquicia de Marvel y su personaje, ahora se permite elegir cuidadosamente sus papeles, así como levantar la voz para apoyar diversas causas humanitarias. Definitivamente, Hulk hizo renacer a Mark Ruffalo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mark Ruffalo (@markruffalo) el

VIDEO:

Comentarios

 

Tienes que ver esto