16 / octubre / 2021 | 15:33 hrs.

Galileo Galilei y el juicio de “herejía” que lo llevó a prisión

La Santa Inquisición logró que el astrónomo Galileo Galilei se retractara de sus ideas, y lo condenó a vivir sus últimos días entre cuatro paredes

Maricela Flores 15/02/2018 04:00 Actualizada 12:21
Galileo Galilei y el juicio de herejía que lo llevó a prisión
Foto: AP

Si hay un personaje emblemático en la historia de la astronomía, ese es Galileo Galilei. Nació el 15 de febrero de 1564 en Pisa, Italia, y en 1581 inició sus estudios universitarios para convertirse en médico.

Concluyó su carrera, pero no se graduó, pues se dio cuenta que su verdadera vocación estaba en las matemáticas y la filosofía. De hecho, en 1589 comenzó su carrera como profesor de matemáticas. En la Universidad de Padua, donde fue maestro por casi 20 años, estudió física y comenzó a fundamentar varias leyes nuevas.

Galileo es famoso también por haber construido su primer telescopio, y con esta nueva herramienta pudo realizar asombrosos descubrimientos: los cráteres y las montañas de la Luna, que la Vía Láctea estaba compuesta por estrellas y, además, él fue quien descubrió las cuatro lunas más grandes de Júpiter.

lunas de Júpiter, descubrimiento, Galileo Galilei,

Las cuatro lunas de Júpiter (Foto: Wikipedia)

 

Para el año de 1610, muchos científicos discutían los hallazgos y teorías del italiano, pues se contradecían con las que había acuñado Aristóteles, y en ese entonces, poner en entredicho lo que decía éste último, era una herejía.

¿Cuál fue el pecado de Galileo Galilei?

Defender el modelo heliocéntrico de Nicolás Copérnico, el cual planteaba que la Tierra y los planetas giran alrededor del Sol; por ende, ridiculizaba el geocentrismo, que colocaba a la Tierra en el centro del Universo, idea que estaba basada en la física aristotélica.

Aunque la iglesia católica estaba renuente a sus ideas, lo dejó publicar el libro Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo, texto en el que confirmaba el modelo heliocéntrico. Aún así, la Inquisición lo llamó a comparecer a Roma, en un juicio por graves sospechas de herejía.

Era el 12 de abril de 1633 cuando el científico italiano tenía 69 años de edad, se presentó a su cita ante el Santo Oficio. Debido a sus ideas, fue sentenciado a prisión perpetua. Pero el 22 de junio de 1633, Galileo fue obligado a pronunciar de rodillas la abjuración de su doctrina ante la comisión de inquisidores, bajo las órdenes del papa Urbano VIII, que había sido su amigo.

Fue obligado a decir “Yo Galileo Galilei abandono la falsa opinión de que el Sol es el centro (del Universo) y está inmóvil. Abjuro, maldigo y detesto dichos errores”, cuando se puso de pie tras este alegato impuesto, musitó: “E pur si muove” (Y sin embargo se mueve), refiriéndose a la Tierra alrededor del Sol.

Las cuatro lunas de Júpiter que descubrió Galileo Galilei

Galileo Galilei, iglesia católica, descubrimientos, hallazgos, ciencia, La Tierra,

(Foto: Wikimedia.org)

 

Tras ésto, su pena fue conmutada y fue condenado a vivir bajo arresto domiciliario. Pero ese no era todo el castigo, pues también se ordenó quemar todas las copias de su libro y su sentencia debía ser leída públicamente en las universidades.

La visión de Galileo Galilei se fue deteriorando poco a poco, hasta la ceguera, pero permaneció fiel a su método hasta su muerte, ocurrida el 8 de enero de 1642. Incluso, antes de morir publicó un libro con estudios sobre el movimiento y los principios de la física, el cual abrió el camino que luego seguiría Isaac Newton.

Con información de National GeographicMuy Interesante y Culturizando

Te dejamos este video con la historia de Steve Jobs:

Tags

 

Comentarios