25 / octubre / 2021 | 05:23 hrs.

The End: Las 10 canciones más "satánicas" de Black Sabbath

Tras cincuenta años, el 4 de febrero la banda se despidió de sus fanáticos, el heavy está de luto

Estephanie Gutiérrez 19/02/2017 05:00 Actualizada 15:22

Black Sabbath, caminan en una línea delgada de fama y satanismo, son los viejos, los creadores de esa corriente que arrastra a las masas a los festivales más controvertidos. Gracias a ellos tenemos el trash, el heavy, el hard, son los padres del metal, la realeza de las tinieblas y la oscuridad. Surgieron en una generación muy diferente y hoy, presenciamos historia. Sabbath se despide después de cinco décadas en los escenarios y nadie, malditamente nadie, pensó ver el final.

Black Sabbath nació en 1967, cuando el guitarrista Tony Iommi y el baterísta Bill Ward habían roto con su banda Mythology, pero querían formar una nueva. Contrataron al bajista Geezer Butler y al cantante Ozzy Osbourne que habían tocado en otro grupo, Rare Breed. Para 1968 la alineación se había conformado, estaban también el guitarrista Jimmy Phillips y el sax de Alan Clarke, la banda se hacía llamar The Polka Tulk Blues Company, pero tras la salida de los últimos dos sólo quedaron los originales, ahora se llamaban Earth y así comenzaron a dar giras con versiones de Cream y Hendrix.

Tras una breve salida de Iommi para ser parte de Jethro Tull, regresó y decidieron cambiar su nombre por Black Sabbath, ahora querían un sonido más oscuro y absurdo, querían para su música algo similar a lo que veían en las cintas de terror.

Sabbatbh firmó con Phillips Records en 1969 y publicaron su primer sencillo Evil Woman en 1970, y fue el viernes 13 de febrero de ese mismo año que lanzaron Black Sabbath su primer disco de estudio, que rápidamente creció hasta convertirse en uno de los más escuchados del año, comenzaron a viajar por Estados Unidos y aprovecharon la fama que esto les pudo dar.

Metidos en la droga y muchos estimulantes, la banda se mantuvo en la mira mundial por nueve años, hasta que en 1979 despidieron a Ozzy por no controlar su adicción a los estupefacientes, entonces contrataron a Ronnie James Dio, una propuesta de Sharon Arden, la futura esposa de Osbourne. Por tres años, Dio le dio uno giro a la banda, pero en 1982 abandonó y entonces los vocalistas cambiaron por años, hasta que en 1998, Sabbath con su alineación original se reunió, Ward también había dejado el grupo porque no soportaba subir al escenario sin su vocal original.

Entre estos 20 años, Osbourne demandó a Iommi por el nombre del grupo, todos estaban del chongo y básicamente se odiaban, hasta que en 2013 quisieron unirse de nuevo para el disco 13, pero Ward ya no quería trabajar con ellos así que consiguieron a Tommy Clufetos.

Tras cuarenta años de pleitos, magia y música, el sábado 4 de febrero de 2017 finalizó la gira The End, la despedida definitiva de Black Sabbath de los escenarios.

Por ello y para celebrar el cumpleaños #69 de Tony Iommi, el único miembro que formó parte de la banda en todas las transiciones, te presentamos un recuento por las canciones que hicieron de Black Sabbath, los creadores del heavy metal.

Bonus

God is Dead? (2013)

Era el 13, era 2013 y nadie pensaba que Osbourne podía volver a juntarse y meterse al estudio con el resto de la banda. Entonces surgió el álbum 13 del que se desprendía este sencillo. Más allá del súper hombre de Nietzsche, Sabbath creía que era posible afirmar que Dios está muerto. Desde el Reunion de 1998, era la primera canción grabada con Ozzy. Buttler, el bajista, es quien se acredita la autoría de la letra.

10: Black Sabbath (1970)

La fórmula magistral que apenas iba creciendo, pero aún no explotaba. El inicio. Cuando se publicó como la primera canción del disco homónimo, el debut. Cuando se publicó, las letras y composiciones eran fuertemente atacadas como satánicas, pero aun así la canción encabezó el top ten de Reino Unido por tres meses. Este álbum fue grabado en sólo dos días y con un presupuesto de 600 libras.

9: Children Of The Sea (1979)

Era 1979 y había terminado la gira Never Say Die!, pero cansados de las adicciones de Osbourne, la banda lo había despedido, bueno él dice que no lo cortaron, que él los cortó. Parecía que no había más, la leyenda se acababa, pero entonces llegó Ronnie James Dio, el ex vocalista de Rainbow. Entonces Sabbath lanzaba un disco brillante, que si bien no eclipsaba a los de Ozzy, les daba competencia. La voz se reconoce diferente, pero embona bien y el Heaven and Hell se convertía en uno de los álbumes arrolladores de la banda; ya sin Osbourne.

8: Symptom Of The Universe (1975)

Contenido en el disco Sabotage, fue compuesta por Iommi y la letra por Butler. La velocidad del riff y el resto de los instrumentos da un vuelco salvaje que ya sembraba una nueva versión del metal. La interpretación de Ozzy y la batería de Ward dan por momentos esa impresión de estar poseídos por una fuerza sobrenatural. Hasta sus últimas presentaciones siguieron tocándola.

7: Children of the Grave (1971)

Del Master of Reality, la canción tiene un olor a Electric Funeral y War Pigs. Es conocida como la composición que sembró las raíces del trash metal. Es una de las canciones fijas en su repertorio, pues con la alineación que estén, nunca dejan de cantarla y cualquier crítico coincide en que de principio a fin tiene uno de los mejores riffs de la historia, pero no sólo son Iommi y el bajo de Geezer Butler, sino al batería de Bill Ward, sumado a lo diferentes tonos que va tomando la voz de Osbourne.

6: Iron Man (1970)

Un hombre que al ver que la humanidad se extingue consigue viajar al pasado a través de un campo magnético con lo que se convierte en el “Hombre de Hierro”, pero cuando intenta advertir a los otros de lo que pasará, todo mundo lo ignora. La canción tiene uno de los riffs más intensos en la historia de la música y también pertenece al disco Paranoid.

5: War Pigs (1970)

Un himno totalmente indiscutido de Sabbath. Pertenece al álbum Paranoid, su segundo disco. Es uno de los máximos exponentes del heavy metal y lanza críticas a la Guerra de Vietnam, calificando a los políticos como cerdos. Esta canción daría nombre al álbum, pero los productores creyeron que significaría un golpe para quienes apoyaban la guerra. Este disco fue el más vendido en su lanzamiento en el Reino Unido.

4: Heaven and Hell (1980)

La canción toma el nombre del noveno disco de la banda que se publicó en 1980. La voz de Ronnie James Dio le da un toque especial a la composición. Este disco es uno de los más vendidos de Sabbath, que regresaba de una crisis provocada por la salida de Osbourne de la alineación. La mayor parte de la letra y música fueron hechas por Iommi.

3: N.I.B. (1970)

Nativity in black o por lo menos es lo que se cree. La letra ha sido una de las polémicas y, sin duda, a esto debieron su fama de satánicos, pues esta escrita desde el punto de vista de Satanás, que invita al escucha a seguirlo en su plan, pero mucho más allá la referencia, tiene que ver con el estar enamorado. Apareció en el primer álbum Black Sabbath.

2: Sabbath Bloody Sabbath (1973)

La canción da título al quinto álbum de estudio de la banda editado en 1973. Este es el disco que marca un antes y un después en la historia del grupo, que para este punto ya no se soportaba. Iommi no podía componer ni una nota, así que la solución fue encerrarse en un castillo en Gales para poder sacar el disco. En este clásico del metal están incluidos sencillos como Sabbra Cadabra y Killing your self to live.

1: Paranoid (1970)

Cuando escuchas Black Sabbath viene a la mente esta composición, ellos mismos la eligieron para despedirse de los escenarios. Apareció en el segundo disco de la banda titulado Paranoid y los integrante han admitido que se creó como “relleno” de la producción, pues la carta fuerte era War Pigs. Es una de las 100 mejores canciones en toda la historia del metal y su letra nos refiere a ese personaje incomprendido y ansioso con el que cualquiera puede identificarse.

Con información de El Comercio e Hipersonica 

Tags

 

Comentarios