25 / octubre / 2021 | 22:16 hrs.

El cine de Hollywood sigue siendo racista

Cintas con poca representatividad y muchos estereotipos en las que se ignora a las personas de color, a las mujeres y a los latinos

Maricela Flores 17/01/2017 16:44 Actualizada 15:23

El cine más racista es el que se produce en Hollywood, así lo revela un estudio realizado en la Escuela Annenberg de Comunicación y Periodismo de la Universidad del Sur de California.

La investigación abarca las 100 principales películas de mayor recaudación de fondos entre 2007 y 2014 (se excluyeron las de 2011), en las que se evalúa tanto el diálogo y los personajes nombrados por "demografía, rasgos domésticos, e hypersexualización".

Para las cintas del 2014, los autores de este estudio incluyeron un recuento de personajes de la Comunidad Lésbico-Gay-Bisexual y Transexual que fueron retratados en las filmaciones, y el resultado, es en verdad penoso. Sólo hay registro de 19 papeles protagónicos para personajes LGB y ninguno para transgénero.

De las 700 películas que se tomaron en cuenta, sólo el 30.2% de los 30,835 papeles protagónicos, fueron para mujeres. Para las 100 mejores películas del 2014, el 73.1% de todos los papeles, eran para personas de piel blanca.

Pero esta discriminación no solamente se da frente a las cámaras, pues de los 779 directores, 28 eran mujeres, 45 eran negros y 19 asiáticos. Aunque estos grupos son mejores en términos de representaciones como escritores y productores, los números, simple y sencillamente, favorecen a los hombres blancos.

De acuerdo con un artículo publicado en Fusion, los resultados de este estudio llegan en un momento viral para el proyecto “Every Single Word” (Cada palabra) de Dylan Marron, quien edita las películas populares, y sólo incluye los diálogos de las personas de color. Aunque este estudio no es tan exhaustivo como el de Annenberg, demuestra que los pocos papeles protagónicos disponibles para estas personas, son como una fachada para “cumplir” con una demanda social.

Sin embargo, esta “aniquilación simbólica” puede verse fácilmente en una sociedad estadounidense que margina a las mujeres, las personas de color y a la comunidad LGTB, también fuera del cine. Hollywood es tan racista, homofóbica y sexista como la sociedad, que consume su producto, se lo permite.

Los prejuicios probados en la industria cinematográfica son comparados con un virus, cuyas consecuencias pueden verse en cada momento de la vida de la sociedad americana.

Tags

 

Comentarios