18 / octubre / 2021 | 18:53 hrs.

Diferencias y similitudes: Así fueron los sismos de 1985 y 2017 en México

El 19 de septiembre de 1985 y de 2017 ocurrieron dos terremotos en México, de diferente magnitud, pero con algunas similitudes entre ambos... ¡Entérate!

Maricela Flores 19/09/2021 06:07 Actualizada 06:15
Diferencias y similitudes: Así fueron los sismos de 1985 y 2017 en México
Fotos: Fototeca El Universal/AP Eduardo Verdugo

El 19 de septiembre se ha convertido en una fecha histórica y fatal para México. En 2017, cuando nos encontrábamos conmemorando 32 años del devastador terremoto de 1985, el país fue sacudido nuevamente por un movimiento telúrico que, al igual que en ese entonces, dejó imágenes de destrucción.

Fue una terrible coincidencia… ¡otra vez en 19 de septiembre! En 2017, la Ciudad de México era un caos, ríos de gente corrían por las calles buscando una manera de llegar a sus casas y constatar que sus familiares se encontraban bien. Otros, no dudaron un segundo y con las manos movían escombros de los inmuebles derrumbados para tratar de rescatar a personas con vida.

El Hotel Regis colapsado en 1985. (Foto: El Universal)

 

Al coincidir la fecha de estos terribles sucesos, las similitudes también salieron a la luz, y aquí en De10.mx tenemos un comparativo entre estos dos hechos que marcaron la historia de nuestro país en 1985 y 2017...

Leer más: Así fue el sismo más fuerte que se ha vivido en México

5 diferencias entre los sismos de 1985 y 2017 en México

 

1. Magnitud

El terremoto de 1985 ocurrió a las 07:19 horas y tuvo una magnitud de 8.1. El sismo de 2017 se registró a las 13:14 horas y su intensidad fue de 7.1.

2. El epicentro

Ambos movimientos afectaron terriblemente a varios estados, así como a la Ciudad de México, sin embargo, el de 1985 se originó en el Pacífico, entre Guerrero y Michoacán, cerca de la desembocadura del Río Balsas, a 350 kilómetros de la capital.

El de 2017 tuvo epicentro en los límites de Puebla y Morelos, a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, Morelos, a 120 kilómetros de la CDMX.

Labores de rescate en el colegio Rébsamen, 2017. (Foto: El Gráfico)

3. El número de víctimas

Aunque no hay cifras completamente oficiales, el terremoto de 1985 dejó alrededor de 10 mil muertos. El del año 2017 arrojó un número menor, de alrededor de 370 personas fallecidas.

4. Estados afectados

En 1985, el terremoto dejó serias afectaciones en la Ciudad de México, Jalisco, Estado de México, Guerrero, Colima, Morelos y Michoacán.

En el de 2017 las zonas más afectadas se ubicaron en la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca.

Rescate de cuerpos en un edificio colapsado, 1985. (Foto: El Universal)

 

5. Red de comunicaciones

Sin duda, esto marcó una gran diferencia entre ambos siniestros. En 1985 las líneas telefónicas colapsaron, no había manera de comunicarse. El Universal indica que en 2017, a través de las redes sociales todos se organizaban para ayudar e incluso, para cerciorarse de que sus familiares se encontraban bien.

Rescatistas y voluntarios tevisan inmueble derrumbado en la colonia Roma, 2017. (Foto: El Universal)

 

4 similitudes entre los sismos de 1985 y 2017 en México

 

1. Zonas afectadas

En ambos siniestros, la principal zona afectada de la Ciudad de México fue la alcaldía Cuauhtémoc. En 1985 se derrumbaron inmuebles como el Hotel Regis, y en 2017, varios de las colonias Roma y Condesa.

2. Tipo de sismo

El Servicio Sismológico Nacional señaló que en ambos casos, se percibieron movimientos trepidatorios y oscilatorios.

Así quedaron algunos edificios en el centro de la Ciudad de México tras el terremoto de 1985. (Foto: El Universal)

 

3. Niños que nunca existieron

No sabemos a qué se debió, pero extrañamente, en ambos casos hubo personas intentando rescatar con vida a dos niños que jamás existieron.

Tras el terremoto de 1985, se habló de Monchito, un niño que supuestamente habría sobrevivido al derrumbe de una vecindad en la calle Venustiano Carranza, en el centro de la CDMX. Después de 20 días de trabajar y buscarlo entre los escombros, los rescatistas detuvieron la búsqueda, pues no había nadie ahí, solo una enorme confusión.

En 2017, tras el derrumbe en el colegio Enrique Rébsamen, se aseguraba que una niña llamada Frida Sofía se encontraba con vida entre los escombros. Tras horas y horas de labores, la Marina desmintió la existencia de la menor, aunque algunos periodistas afirmaban que habían hablado con familiares de la pequeña.

4. La solidaridad de los mexicanos

Si hay algo que destacar, y que fue similar en ambos casos, es la solidaridad de los mexicanos, quienes no lo pensaron dos veces para comenzar a brindar ayuda y sacar a los sobrevivientes de entre los escombros. Las donaciones a los damnificados no se hicieron esperar y los millennials nos sorprendieron, pues detrás de esa imagen de apatía que algunos dicen que tienen, fueron los primeros en tender la mano a los afectados.

Labores de rescate en un edificio ubicado en la colonia Condesa, 2017. (Foto: El Universal)

No te pierdas de las últimas noticias de De10.mx en Google News, síguenos aquí

 

VIDEO: Metro de la CDMX, uno de los mejores refugios durante un sismo

Tags

 

Comentarios