Top 10

Annette, la primera mujer que se desnudó en una película de Hollywood

Ícono de la natación y gurú de la moda y la comida naturista, consideró su escena como lo mejor que hizo en su carrera
Estephanie Gutiérrez | 28 de Febrero de 2016 | 06:00

Hace 100 años, Annette Kellerman se desnudó en la cinta de Hollywood Una hija de los Dioses donde interpretó a Alicia, quien se enamoraba de un príncipe y con la ayuda de los habitantes de una tierra de gnomos luchaba contra los enemigos de su pareja ¿Algo disparatado?

Tal vez hoy no sería un éxito, pero en 1916 (sí, hace 100 años) la cinta fue todo un éxito, pues contaba con un sultán, una bruja buena, una mala, un hada buena y varios duendes, aunque hoy ya no existen copias de ella.

De acuerdo con un reportaje de la BBC, cuando la cinta fue estrenada en Australia, donde nació la actriz, la revista cultural The Green Room escribió que aquél que no la viera se perdería "uno de los más grandes eventos" en la historia del país.

Pero ¿era sólo una actriz desnuda? No, Annete era campeona de natación, diseñadora de trajes de baño, stunt de riesgo de actrices, mujer de negocios y una diosa de la vida sana: "Ella exhibió un cuerpo de mujer espectacular, activo y en forma y llamó a otras mujeres a arrojar sus corsets y hacer ejercicio", indica Angela Woollacott, profesora de Historia de la Universidad Nacional de Australia, y añade: "Ella se vio a sí misma como una suerte de gurú del fitness, pero otros también la consideraron un ícono de la femineidad moderna".

Annette nació en Marrickville, Sídney, el 6 de julio de 1887, sufrió de raquitismo en su infancia y tomó clases de natación para fortalecer sus piernas. Para sus 13 años se había curado y para los 15 había ganado su primera carrera. Comenzó a explotar sus habilidades en la natación y ganó concursos, además hizo espectáculos de clavaos en el Teatro Real de Melbourne.

En 1905, se mudó a Reino Unido, intentó cruzar el Canal de la Mancha, sin éxito, y consiguió sus mayores éxitos en un show de ballet acuático combinado con clavados. En julio de 1907, el Herald Tribune de Chicago aconsejaba no perderse el show de Kellerman: "Ella no es sólo una experta nadadora sino una mujer hermosa, insuperable en su traje de baño".

En su Australia natal, las mujeres que participaban en pruebas de natación usaban desde 1870 pantalones cortos, no polleras, al igual que los hombres, así que como gurú de la moda, Annette colocó unas medias negras a una especie de pollera y creó un nuevo traje de baño, el primero que daría origen a los que conocemos hoy.

La fama en esos campos la llevó a trabajar en pequeñas producciones como La Hija de Neptuno, filmada en 1914, en donde usaba un traje color piel para las escenas bajo el agua, fue entonces cuando llegó el éxito con Una hija de los Dioses, un intento por llamar la atención de los desnudos en Hollywood.

Su última película,Venus de los mares del sur, fue una de las primeras cintas filmadas a color. El rodaje tuvo lugar en Nueva Zelanda y se estrenó en 1924.

Ya lejos de su carrera como actriz, la mujer consiguió seguir promocionándose como especialista de ejercicios y salud y hasta tuvo una tienda naturista.

En 1952 Metro Goldyn Mayer estrenó una película sobre su vida, La Sirena del Millón de Dólares, protagonizada por Esther Williams, una antigua competidora de natación. Kellerman consideró que la versión ficcional de su vida era un poco desabrida.

 

La actriz murió en 1975, a los 88 años. En sus últimos años describió Una hija de los Dioses como "lo mejor" que había hecho en su vida.

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto