Top 10

10 razones por las que los actores aman y odian trabajar con Martin Scorsese

Rodar con este famoso director es el sueño de todos los actores, pero quienes sí lo han hecho han tenido experiencias ¡de pesadilla!
Carolina Mejia | 17 de Noviembre de 2018 | 04:00
martin scorsese, películas scorsese, mejores películas, leonardo di caprio, el lobo de wall street, robert de niro, pandillas de nueva york
Foto: AP

Todo Hollywood se muere por trabajar con Martin Scorsese. El director de cine es considerado un genio y su trabajo es legendario. Más allá de ser un simple realizador, Scorsese tiene un toque mágico que lleva hasta al actor más mediocre a dar interpretaciones extraordinarias.

El cineasta, quien cumple 76 años el día de hoy, comenzó a interesarse por el cine desde muy pequeño, ya que sus padres trabajaban medio tiempo como actores. Creció en el distrito italiano de Manhattan, lo que después se vería reflejado en sus excelentes filmes sobre la mafia y el mundo criminal.

Te puede interesar: La película de Scorsese que desafío a Hollywood y el Vaticano

¿Quieres saber cómo es trabajar de la mano del gran Martin Scorsese? Te contamos 10 anécdotas detrás de cámaras que han pasado sus actores:

1. Leonardo DiCaprio acabó en el quiropráctico luego de filmar The Wolf of Wall Street (El Lobo de Wall Street)

En una de las mejores secuencias de la cinta, el personaje de Leo y el de Jonah Hill se drogan, lo que les dificulta moverse. Para esta parte de la historia, el propio Jordan Belfort, personaje en el que está basada la película, entrenó a DiCaprio.

Luego de retorcerse y arrastrarse por el suelo durante varias semanas de rodaje, Leonardo DiCaprio apenas podía moverse. Finalmente tuvo que ir al quiropráctico para aliviar su sufrimiento.

(Foto: Paramount Pictures/Red Granite Pictures)

2. Liam Neeson se puso de cabeza

Martin Scorsese tardó 26 años en llevar a la pantalla grande Silence (Silencio). Para interpretar a uno de los jesuitas que son torturados en el filme, Liam Neeson se preparó colgándose cabeza abajo en las máquinas de su gimnasio, porque este es uno de los martirios a los que fueron sometidos los religiosos.

(Fotp: IMDb/ SharpSword Films)

3. Jonah Hill aceptó el salario mínimo… y un puñetazo

Jonah Hill estaba tan desesperado por trabajar con Scorsese que aceptó el salario mínimo ofrecido por el sindicato de Actores, 60 mil dólares, por su papel en El lobo de Wall Street. Además, insistió en poner un pez real en su boca para una de las escenas, aunque sólo podía mantenerlo ahí tres segundos antes de escupirlo en cada toma. 

Por si fuera poco, en una parte de la historia Jon Bernthal (sí, el mismísimo Punisher) tenía que golpear al personaje de Hill y le dio un puñetazo de verdad. Jonah se pasó todo el rodaje con la cara inflamada.

(Foto: IMDb/ Red Granite Pictures,Appian Way)

4. Robert De Niro se convirtió en un boxeador real para Raging Bull (Toro Salvaje)

De Niro y Scorsese trabajaron codo a codo en el guión de esta cinta. El actor estaba tan comprometido en el papel que subió de peso y entrenó con el verdadero Jake La Motta. Al final participó en tres pelear reales de boxeo y ganó dos. 

(Foto: AP)

5. Jodie Foster fue a terapia para Taxi Driver

Como la actriz sólo tenía 12 años y algunas de las escenas de la cinta eran muy fuertes, tuvieron que conseguirle un terapeuta. Además, su hermana mayor la reemplazó en algunas partes que eran consideradas demasiado subidas de tono para su edad.

(Foto: AP)

6. Harvey Weinstein tuvo que ver 80 películas

Gangs of New York (Pandillas de Nueva York) es uno de los mejores filmes de Scorsese, pero pocos saben el tormento que pasó el (ahora infame) productor Harvey Weinstein. Scorsese obligó al productor a ver 80 cintas para comprender su historia mejor… pero exigió que viera las películas en el cine, nada de DVDs.

Además, como Scorsese quería una escena con un elefante y la producción no podía conseguir ninguno, Weinstein llamó desesperado a George Lucas para pedirle ayuda. El creador de Star Wars guió a la producción para añadir el animal de manera digital.

(Foto: El Universal)

7. Leonardo Di Caprio le rompió la nariz a Daniel Day Lewis

Para esa misma cinta, Daniel Day Lewis se metió de lleno en el papel de Bill. Entrenó con cerniceros y se mantenía en su personaje 24/7. En una de las escenas donde pelea con Amsterdam, interpretado por Leonardo Di Caprio, los golpes se volvieron serios. DiCaprio le rompió la nariz a su coestrella, pero como los profesionales que son, siguieron filmando.

(Foto: AP)

8. Chloë Grace Moretz mintió 

La joven actriz se moría por trabajar con un gran director como Scorsese. Cuando llegó a su audición para Hugo (2011) fingió un acento británico. En las audiciones posteriores incluso se inventó una historia en la que venía de Cambridgeshire y sus padres criaban caballos.

(Foto: AP)

9. Ray Liotta no podía atarse la corbata él solo

Cuando filmaron Goodfellas (Buenos Muchachos), los actores sabían que a Scorsese le encanta prestar atención a cada detalle en el set. Pero el que más padeció esta situación fue Ray Liotta, ya que el director le ataba la corbata en cada toma para asegurarse de que estuviera perfecta.

(Foto: IMDb/ Warner Bros. Entertainment)

10. Cate Blanchett hizo su tarea para The Aviator (El aviador)

Por órden de Scorsese, Cate Blanchett tuvo que ver 15 cintas de Katherine Hepburn para darle vida a éste ícono del cine. Blanchett también tuvo que tomar lecciones de golf y darse baños helados, porque eran los hábitos de Hepburn.

(Foto: IMDb/Forward Pass/Appian Way)

Con información de Bio

Te puede gustar este video

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto