Top 10

¡La caída del Rey! Kevin Spacey lo perdió todo

Le quitaron contratos, películas, premios… Las acusaciones de acoso sexual y racismo contra el actor prácticamente sepultaron su carrera
Carolina Mejia | 26 de Julio de 2018 | 06:00
kevin spacey, acoso sexual, consecuencias kevin spacey, house of cards, que paso con kevin spacey
Fotos: AP

Pocos actores han sepultado su carrera de manera tan definitiva como Kevin Spacey. Esta estrella pasó a ser un ganador del Oscar y celebridad de Netflix a incluirse en la lista negra de los supuestos acosadores de Hollywood. Aunque las investigaciones sobre el presunto acoso y abuso de Spacey hacia varios hombres siguen abiertas, el público ya lanzó su veredicto y no lo quiere ver en pantalla.

¿Cómo llegamos a este punto? Para comprender la magnitud del escándalo sobre Kevin Spacey hay que regresar a su infancia, antes de la fama y la fortuna.

Kevin Spacey creció alejado del mundo del espectáculo, ya que su madre era una secretaria y su padre, un consultor de datos. Su familia sufrió la conducta violenta del padre de Spacey, quien mantenía un reinado de terror sobre su esposa y sus dos hijos, Kevin y Randy, quien dice que su padre abusó sexualmente de él.

Pero Randy cree que su hermano podría ser peor que su progenitor. “Kevin era un rey en su trono, pero ahora ha sido destronado por todas estas acusaciones; aprovechándose de las personas usando su riqueza y poder” declaró.

Te puede interesar: La “lista negra” de los supuestos acosadores sexuales y sus consecuencias

A pesar del ambiente en el que creció, Spacey comenzó a actuar en obras de teatro y debutó en Broadway en 1982. Poco después comenzó su carrera en el cine con papeles en Working girl (Secretaria ejecutiva) de 1988, See no evil, hear no evil (Ciegos, sordos y locos) de 1989 y Glengarry Glen Ross (Éxito a cualquier precio) de 1992.

Poco después llegaría a probar la verdadera fama gracias a su participación en Se7en (Seven: los siete pecados capitales) (1995) y The usual suspects, papel por el que ganó el Oscar a Mejor Actor Secundario en 1996.

Cuando parecía que Spacey ya no tenía nuevos retos por enfrentar en su carrera, en 2013 irrumpió en la pantalla chica con el papel de Frank Underwood en House of Cards. La serie, enfocada totalmente en mostrar el rango interpretativo de Spacey, fue todo un éxito y le valió al actor varias nominaciones al Emmy, además de ganar un Golden Globe en 2015 por el rol.

Pero TODO se vino abajo para Spacey en octubre de 2017, cuando el actor Anthony Rapp acusó al actor de haberlo acosado sexualmente. Rapp era sólo un adolescente cuando el supuesto acoso ocurrió mientras que Spacey tenía 26 años.

Poco después Spacey lanzó una declaración en la que dijo no recordar el incidente, se disculpó por su comportamiento “ebrio” y anunció que a partir de ese momento viviría su vida “como un hombre gay”.

A finales de ese mismo mes, Netflix anunció la cancelación de House of Cards luego de su sexta temporada, la cual sería filmada sin Kevin Spacey. Las compañías Netflix y Media Rights Capital, productoras de la historia, declararon que investigarían el comportamiento del actor en el set y lo suspenderían de inmediato.

El mismo día de la cancelación de la serie, el actor mexicano Roberto Cavazos acusó a Spacey de haberlo manoseado cuando trabajaban en el Teatro Old Vic en Londres.

Poco después llegó otro golpe para Spacey cuando se anunció que el Emmy le revocaría el premio International Emmy Founders Award. La academia dijo que “en vista de ciertos eventos recientes” ya no se le entregaría el premio al actor.

En noviembre, varios trabajadores de House of Cards y los actores Harry Dreyfuss y Mark Ebenhoch se suman a la lista de supuestas víctimas de Kevin Spacey.

Netflix decidió además cancelar un futuro a proyecto con Spacey. Se trataba de una biografía del escritor Gore Vidal, que sería encarnado por Kevin. Aunque se desconoce cuánto dinero perdió el actor por este trabajo fallido, se estima que la cifra ronda las siete cifras.

En noviembre los productores de la cinta de Ridley Scott All the money in the world deciden eliminar a Spacey de la cinta, a pesar de que esta ya estaba completada. Cada escena de Spacey se vuelve a grabar sustituyéndolo por Christopher Plummer, quien termina siendo nominado al Oscar como Mejor Actor Secundario por este papel.

Ese mes Spacey es visto en público ingresando a la clínica de rehabilitación The Meadows, famosa por haber tratado a estrellas como Tiger Woods y Michel Douglas por adicción al sexo. El tratamiento en este centro cuesta 28 mil dólares al mes y se rumora que otro de sus pacientes es el productor Harvey Weinstein, también acusado por acoso.

A finales del año pasado el Teatro Old Vic lanzó una investigación sobre el comportamiento de Spacey durante su cargo como director artístico de 2004 a 2015 y encontró al menos 20 testimonios de “comportamiento inapropiado”.

En abril de 2018 la Policía de Los Ángeles anunció que investigan oficialmente al actor por abuso sexual en relación a eventos ocurridos en 1992. Adicionalmente, la policía de Londres lanzó una indagación contra Kevin, también por abuso sexual.

Pese a ser una de las figuras en la “lista negra” de Hollywood, hay señales de que Spacey está intentando revivir su carrera. Billionaire boys club, uno de los proyectos que se puso en pausa cuando comenzaron los señalamientos contra el actor, decidió mantener al actor en el film.

Podría ser demasiado tarde para sacar al actor del abismo en dónde está metido, ya que se estima que perdió 6.5 millones de dólares en ganancias cuando se canceló House of Cards. Además el actor perdió su contrato con la escuela online MasterClass, donde enseñaba un curso de actuación.

Lo que no debemos olvidar es que toda acción tiene una consecuencia y debemos hacernos responsables de nuestros actos. 

Con información de Biography, Fox News, Vogue  y  Forbes

Comentarios

 

Tienes que ver esto