Top 10

Pat Morita, el hombre que salió del hospital para ser el querido Sr. Miyagi

No hablaba con acento japonés y no sabía nada de artes marciales, aún así su actuación en “Karate Kid” le dio una nominación al Oscar
Maricela Flores | 28 de Junio de 2018 | 04:00
Pat Morita, Sr. Miyagi, Karate Kid, Daniel Larusso, Daniel-San, cama de hospital, estrella mundial, cine, películas, trayectoria,
Foto: Karate Kid / Columbia Pictures

Todos lo ubicamos como el Sr. Miyagi, el sensei de Daniel Larusso en Karate Kid (1984). Si bien su manera de llevarlo hacia las artes marciales era poco ortodoxa, rindió frutos bastante buenos. “Pat” Morita jamás logró igualar el éxito obtenido con este personaje, ni obtuvo grandes premios por sus actuaciones, pero es un hombre que siempre permanecerá en nuestra memoria.

Noriyuki “Pat” Morita nació el 28 de junio de 1932 en Isleton, California. (Sí, era estadounidense). Era hijo de una pareja de inmigrantes japoneses dedicados a la venta de fruta de manera ambulante.

Su infancia no fue como la de cualquier niño, ya que sufría de tuberculosis espinal, por lo que desde los dos hasta los 11 años, estuvo prácticamente inválido y postrado en la cama de un hospital. Sus padres pensaron que jamás volvería a caminar. Sin embargo, se recuperó casi milagrosamente y pudo volver a sostenerse en pie.

Morita se acababa de recuperar de su enfermedad, cuando fue llevado, junto con su familia, a un campo de refugiados en Arizona, debido a la Segunda Guerra Mundial. El motivo: eran de origen japonés.

En este lugar conoció a un sacerdote católico llamado “Pat”, al que hizo su amigo y del que más tarde tomó su pseudónimo como nombre artístico.

Cuando la guerra acabó, su familia abrió un restaurante donde comenzó a trabajar como mesero y animador. Pudo combinar sus labores con el estudio y se graduó del Instituto Fairfield en Aeronáutica, incluso, llegó a trabajar en la compañía aeroespacial Aerojet-General.

Tenía alrededor de 30 años, ya estaba casado y tenía una hija, cuando decidió dejar su trabajo como programador de computadoras, para dedicarse a lo que realmente le gustaba, el medio del espectáculo.

Su carrera artística inició en la década de los 60, pero en el terreno de la comedia. Actuaba regularmente en clubes nocturnos de California, lo que le dio cierto prestigio, y le abrió las puertas a su primera aparición en el cine, en la película japonesa dramática y poco conocida llamada Jidosha dorobo (1964).

Luego participó, con un pequeño papel, en la comedia musical Millie, una chica moderna, de George Roy Hill, la cual es protagonizada por Julie Andrews.

Su carrera fue desarrollándose en los 70, pero siempre en la piel de personajes secundarios, tanto en cine como en televisión. Tras participar en westerns como El pistolero más tembloroso del Oeste (1968), su rostro comenzó a ser más reconocido y su presencia en televisión se hizo cada vez más fuerte. Apareció en series exitosas como Colombo, The Bill Cosby Show y MASH.

Uno de sus roles más conocidos fue el de “Arnold” Takahashi, en la serie Happy Days, la cual se convirtió en todo un fenómeno de la pantalla en territorio norteamericano.

Pat Morita, Happy Days, cama de hospital, estrella mundial, cine, películas, trayectoria,

Pat morita en su personaje de Alfred, en Happy Days. (Foto: AP)

Pero su carrera dio un giro definitivo en 1984, cuando el productor Jerry Weintraub le ofreció el papel de Kesuke Miyagi, el co-protagonista de Karate Kid. Esta película dirigida al público joven logró un éxito irreal en todo el mundo.

La historia se centra en la relación de Daniel Larusso, un joven introvertido y un hombre experto en artes marciales, Miyagi lo mira como a un hijo y le muestra el camino del autoconocimiento a través del karate. Seguro tienes muy presente en la memoría la manera en que le enseñó al joven Daniel-San a atrapar moscas con un par de palillos cuando lo introdujo al mundo del karate haciéndole pulir autos.

Aunque su trabajo fue reconocido con una nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto, aunque finalmente el galardón se lo llevó Haing S. Ngor, por Los Gritos del Silencio.

De hecho, Pat Morita no era la primera opción para interpretar al Sr. Miyagi, pues su rostro era más que conocido por el éxito que tenía con su personaje en Happy Days y los productores querían a alguien de un perfil más bajo.

Para el casting, el actor se dejó crecer la barba y se presentó hablando con acento japonés, algo que él no dominaba, ya que hablaba perfectamente el inglés. El productor Weintraub quedó impresionado y le dio el papel.

Por si fuera poco, tampoco tenía idea de alguna sobre las artes marciales, lo cual nos rompe un poco el corazón.

Daniel y el Sr. Miyagi en Karate Kid. (Foto: Columbia Pictures)

Sin embargo, el éxito logrado hizo que apareciera en Karate Kid II (1986) y Karate Kid III (1989), así como en El Nuevo Karate Kid (1994), donde su alumna ahora es Hillary Swank.

Otro de sus trabajos posteriores y reconocidos, fue cuando prestó su voz para dar vida al Emperador de China, en la cinta Mulan (1998).

Pat Morita llegó a protagonizar su propia serie, Ohara, en la que interpretaba a un policía neoyorquino que resolvía casos aplicando métodos y conceptos tomados de la cultura japonesa.

Sin embargo, tras una prolífica carrera, Morita falleció en noviembre de 2005, a los 73 años de edad, en su casa de Las Vegas, debido a una insuficiencia renal.

Pat Morita, Sr. Miyagi, Karate Kid, Daniel Larusso, Daniel-San, cama de hospital, estrella mundial, cine, películas, trayectoria,

Pat Morita. (Foto: AP)

Con información de El Universal, El País, Emol y Stagebysony.com

Comentarios

Tienes que ver esto