Top 10

#Rusia2018: Ellos son los futbolistas más sucios de las canchas

Más allá de su talento, su agresividad en el terreno de juego se ha convertido en su sello personal
Maricela Flores | 18 de Junio de 2018 | 06:00
Rusia 2018, jugadores más sucios, en la cancha, partidos de futbol, Casemiro, Luis Suárez, Sergio Ramos, mundial,
Fotos: AP/Wikimedia Commons

El futbol es un deporte de contacto, pero en la historia del balompié se han dado casos en los que algunos jugadores pasan del simple roce a las entradas arteras, con tal de quedarse con el balón.

Y es que el temperamento no le ayuda a algunos futbolistas. Son varios los que se dejan llevar fácilmente por las emociones que genera el partido, que acaban perdiendo la cabeza y cometen actos totalmente reprobables. Sin embargo, el problema viene cuando este tipo de juego “sucio” se convierte en su marca personal.

Ahora que inició el Mundial de Rusia 2018, podremos ver en la cancha a algunos de los jugadores más provocadores, quienes se han ganado a pulso su entrada a la lista negra de los futbolistas más sucios de las canchas profesionales.

Estos son los hombres a los que los árbitros deberán seguir de cerca:

Luis Suárez – Uruguay

Hay pocos tan pasionales en la cancha como él. Eso lo ha llevado a realizar acciones como la mano ante Ghana en Sudáfrica 2010, o la mordida que le dio a Chiellini en Brasil 2014. Nadie duda de su calidad como delantero, pero es famoso por jugar sucio.

Sergio Ramos – España

El defensa español se ha consolidado como uno de los más detestados. Mete patadas a diestra y siniestra, es sucio en la cancha y, además, es arrogante. Hace unos meses se llevó la marca de más expulsiones recibidas al superar, con 19 expulsiones, a otros jugadores que pasaron a la historia por su escaso juego limpio. Su última víctima fue Mohamed Salah, durante la final de la Champions League.

Casemiro – Brasil

Muchos lo critican por perder la cabeza en la cancha debido a una excesiva emoción o nerviosismo. El jugador afirma que no busca ser agresivo en su juego, y que el hecho de que nunca haya sido expulsado habla por sí solo.

Pepe – Portugal

Dicen que en esta última temporada se ha “rehabilitado”, pero este jugador se ganó la fama de violento durante sus primeros años en el Real Madrid. La patada a Casquero en el suelo es la acción más recordada del central portugués. Esta es su tercera copa y seguramente dará de qué hablar. Su agresividad en la cancha de juego hacen de este brasileño naturalizado portugués, alguien muy difícil de soportar.

Sergio Busquets – España

El mediocampista español es tan eficiente como sucio. Se ha ganado su lugar en esta lista negra, no solo por las faltas cometidas, sino por su capacidad para engañar a los árbitros.

Gerard Piqué - España

Tal vez con esa cara de niño bonito que no rompe un plato, sea difícil que lo creas, pero en realidad, en España lo conocen como el número uno en el arte de la provocación dentro y fuera de la cancha. Además, va escalando en el juego sucio.

Con información de El Universal, Sport.es, Defensa Central y El Español

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto