27 / octubre / 2021 | 01:31 hrs.

Spiridon, el aguador que ganó la primera maratón de todos los tiempos

Durante la prueba, se dio el lujo de detenerse en una taberna a beber una copa de vino...

Maricela Flores 06/04/2018 04:00 Actualizada 04:00
Spiridon Louis, aguador, maratón, Juegos olímpicos, Atenas, competencia,
Foto: Wikimedia Commons

De acuerdo con la historia, los primeros Juegos Olímpicos se llevaron a cabo entre el 6 y el 15 de abril de 1896. Participaron 14 países con 241 atletas que compitieron en nueve disciplinas: ciclismo, esgrima, gimnasia, levantamiento de pesas, lucha, natación, tenis y tiro.

Pero en esos primeros y gloriosos Juegos Olímpicos realizados en Atenas, Grecia, hubo un personaje que dejó huella. Su nombre era Spiridion Louis, mejor conocido como “Spiros”, quien se convirtió en el primer héroe olímpico al convertirse en el ganador de la primera maratón de todos los tiempos.

Spiridion nació en el barrio ateniense de Marousi, el 12 de enero de 1873, en una familia humilde. En su juventud solía trabajar como aguador, ya que en ese entonces no había agua corriente en Atenas.

En 1896, año de los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna, al barón Pierre de Coubertin, padre del olimpismo moderno, se le sugirió rememorar la hazaña de Filípedes, el atleta ateniense que recorrió la distancia entre Maratón y Atenas para anunciar la victoria de los griegos ante los persas en la Batalla de Maratón (490 antes de Cristo).

La idea emocionó a Coubertin y a los griegos en general, quienes comenzaron a prepararse para que la presea de la primera maratón de quedara en casa.

Spiridon Louis, aguador, maratón, Juegos olímpicos, Atenas, competencia,

Spiridon Louis. (Foto: Wikimedia Commons)

El encargado de organizar las pruebas era el coronel Papadiamantopoulos, quien había conocido a Spiros cuando éste realizó su servicio militar, por lo que lo animó a registrarse para las pruebas de selección. Louis clasificó en la segunda semifinal, en el quinto puesto.

El 10 de abril de 1896, dio inicio la carrera en la que participaron 13 griegos y cuatro extranjeros: un inglés, un francés, un australiano y un húngaro. Aunque existen muchos rumores acerca de lo que pasó durante las tres horas que duró la prueba, lo cierto es que el francés Lermusiaoux rápidamente se colocó como líder.

El galo arrancó ligero, pero pagó caro su hazaña en el kilómetro 32; estaba exhausto, pero tuvo que abandonar la competencia porque fue embestido por una bicicleta. Así, el australiano Edwin Flack tomó el mando. Corría con seguridad y un mensajero anunció en el estadio Panathinaikos que iba a ser el vencedor.

Las cerca de 100 mil personas que estaban atentas a la prueba, enmudecieron. En tanto, “Spiros”, más prudente que sus rivales, iba a su ritmo, y se dio el lujo de detenerse en una taberna para tomarse una copa de vino y asegurar que él sería el ganador.

A menos de 10 kilómetros de la meta, fue dando caza a todos sus rivales y adelantó a Flack, quien aún resistió tras él por cuatro kilómetros. Sin embargo, no fue suficiente, pues el australiano comenzó a tambalearse hasta que cayó al suelo.

Spiridon Louis, aguador, maratón, Juegos olímpicos, Atenas, competencia,

Spiridon Louis. (Foto: Wikimedia Commons)

El griego se quedó solo y corría decidido hacia el estadio, donde ya estaba el coronel Papadiamantopoulos, para anunciar el triunfo de un compatriota. La gente enloqueció y la entrada de Spiros al estadio fue el momento climático de aquellos Juegos.

El joven cruzó la meta triunfal con un tiempo de 2:58.50. La exaltación griega se elevó al máximo cuando Charilaos Vasilakos entró siete minutos después para quedarse con el segundo lugar.

Hay quienes cuentan que además del vino, Spiros bebió leche, cerveza y jugo de naranja.

El día de la clausura, fue coronado con unas ramitas de olivo y su respectiva medalla. El rey Jorge I de Grecia lo felicitó y le dijo que podía pedirle lo que quisiera. A aguador no se le ocurrió algo más que pedir un carro y un asno para transportar el agua de una manera más sencilla.

Nunca más volvió a competir y no se supo de él hasta 1936, en los Juegos Olímpicos de Berlín, cuando fue recibido por Adolf Hitler.

El héroe olímpico, Spiros Louis, falleció en Atenas el 26 de marzo de 1940, meses antes de que los italianos invadieran Grecia, en plena II Guerra Mundial.

Spiridon Louis, aguador, maratón, Juegos olímpicos, Atenas, competencia,

Spiridon Louis. (Foto: Wikimedia Commons)

Con información de ABC, El Correo y 20 Minutos.

Tags

 

Comentarios