Top 10

Harry Houdini, el escapista que revolucionó el mundo de la magia

El mago demostró gran habilidad para liberarse del interior de cajas fuertes arrojadas al mar, de camisas de fuerza colgado de rascacielos, y esposas, cuerdas y baúles cerrados con candados, incluyendo su gran metamorfósis
Estephanie Gutiérrez | 24 de Marzo de 2018 | 06:00
harry houdini, mago, escapista, magos de la historia
Fotos: AP

Harry Houdini fue un ilusionista estadounidense de origen judío, cuyo verdadero nombre era Ehrich Weiss, quien nació el 24 de marzo de 1874. Como casi todos los grandes personajes, su vida y su muerte están envueltas en un gran misterio.

A los nueve años de edad, Ehrich huyó de casa y se unió a un pequeño circo en su pueblo natal. Ya con once años trabajó como aprendiz de cerrajería, pero fue hasta abril de 1891, a los diecisiete años de edad que sacrificó su empleo en una fábrica de corbatas y comenzó su carrera como ilusionista.

Dio sus primeros pasos como mago haciendo juegos de cartas, pero pronto comenzó con el escapismo para lo que tuvo que librar una fuerte batalla contra algunos espiritistas que invocaban a fantasmas mientras permanecían atados, con esto evitaban la sospecha de engaño. Houdini, según cuenta MicroSiervos, los descubrió que se liberaban secretamente para manipular la escena con efectos de magia, así que decidió escaparse de él mismo.

Houdini logró la proeza de escapar de cuerdas atadas a su alrededor en cualquier forma imaginable. Llegó a tal grado de experiencia, que eventualmente ofreció una recompensa de 25 dólares a cualquiera que pudiera atarlo de manera que no pudiera escapar. Nunca perdió.

Foto de 1903 lanzada por The Jewish Museum, se ve al artista de escape Harry Houdini encadenado. (Foto: AP/El Museo Judío)

Houdini, según lo cuenta Aikun, era un profesional en todas las ramas de la magia, pero era conocido por sus escapismos imposibles, gracias a una gran resistencia física que adquirió con una fuerte preparación en el gimnasio. Cuando se encontraba en Londres, sorprendió a los oficiales de Scotland Yard, liberándose de supuestas esposas “a prueba de escape”.

Gracias a su fama, viajó por los Estados Unidos presentando “The Houdini Mystery Show” hasta que murió prematuramente.

En octubre de 1926, el escapista realizaba un acto que significa el fin de la temporada en el teatro Princess en Montreal, el programa incluía dos funciones diarias en las que había una conferencia sobre fenómenos psíquicos y espiritismo en la Universidad McGill, donde los estudiantes presentaban sus respetos al mago. Esa mañana, un alumno preguntó si podría pegarle en el estómago a Houdini, quien aceptó el reto. El joven lo golpeó y automáticamente el mago tuvo problemas para respirar, pero pidió que lo golpeara de nuevo, esta vez estaba preparado.

Esa demostración costó la ruptura del apéndice al mago. Esa noche dio su espectáculo como usualmente, pero padecía fuertes dolores y una fiebre de 40 grados, aun así cumplió con su acto y cautivó al público.

Unos minutos después, Houdini se desmayó y fue llevado al hospital Grace, donde fue sometido a una cirugía de urgencia. Siete días más tarde, Houdini dijo a su hermano Hardeen,“Estoy cansado de luchar. Creo que esta cosa me va a vencer.” Houdini cerró sus ojos por última vez debido a la peritonitis que sufria. Era la mañana del 31 de octubre.

El legendario escapista Harry Houdini aparece encadenado en esta foto alrededor de 1899. (Foto: AP)

Su prueba final

Houdini preparó antes de morir una prueba definitiva contra el espiritismo. Creó un código que comunicaría a su mujer si le era posible en el plazo de diez años tras su muerte. Se dice que ningún médium consiguió comunicarle el código correcto.

El diario español “La Voz” publicó, en diciembre de 1926, un artículo donde se relataba que “la señora de Houdini dice que ella y su esposo convinieron mutuamente en que el primero de los dos que falleciera trataría de comunicarse con el viviente. Aunque hace ya varias semanas que murió Houdini, no ha recibido el más leve mensaje, lo cual le demuestra que el espiritismo no está probado científicamente”, así lo menciona Tu History México. 

Harry Houdini colgado a sus pies sobre una torre de reloj en Times Square en Nueva York. (Foto: AP/El Museo Judío)

Comentarios

 

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto