25 / octubre / 2021 | 16:47 hrs.

La verdadera historia de la princesa Pocahontas

La mayoría está familiarizada con la versión de Disney, y aunque hay algunas coincidencias, su historia fue muy diferente

Maricela Flores 21/03/2018 06:00 Actualizada 18:34
pocahontas, la verdadera Pocahontas, Matoaka, versión de Disney, Película
The Walt Disney Company/ Wikipedia Commons

Cuando hablamos sobre la historia de una princesa nativa llamada Pocahontas, que se enamoró del inglés John Smith durante el conflicto entre los colonos ingleses y los pueblos indígenas de América, la primera imagen que viene a tu mente es la de la película de Disney.

No te culpamos, ya que Pocahontas (1995) es una excelente cinta animada, pero no deja de ser una historia de fantasía en la que la protagonista se enamora de un inglés al que le salva la vida, pero él tiene que regresar a Inglaterra para recibir tratamiento médico. La verdad es que estos hechos están fuera de la realidad.

Esta mujer sí existió. Nació hacia el año de 1595 y en realidad se llamaba Matoaka, pero la apodaban “Pocahontas”, que significaba “niña traviesa” o “maleducada”. Era la hija mayor de Wahunsonacock, un jefe indio al que los europeos llamaban Powhatan, que era en realidad el nombre de su pueblo, Los Powhatan.

Al parecer provenían del norte de Florida, pero se asentaron en lo que hoy es Virginia y Maryland. Ahí establecieron una confederación con otros pueblos fronterizos, llamada Tsenacommacah, que incluía 200 aldeas. Estaban gobernados por un jefe con autoridad absoluta y el poder se transmitía de forma matrilineal. Esto revela la posición favorable de las mujeres en este grupo y explica el destacado papel que tuvo Pocahontas.

Matoaka (Imagen: Wikipedia Commons)

Cuando los ingleses llegaron...

En 1607 un grupo de colonos ingleses llegaron a la bahía de Chesapeake. Se trataba de una expedición organizada por una asociación de mercaderes de Londres, que quería explorar las posibilidades económicas de la zona.

Al principio, los Powhatan no vieron con malos ojos su llegada, ya que gracias al comercio con ellos, obtenían objetos útiles como hachas y cuchillos. Así fue que les cedieron algunas tierras, pero de manera temporal. Sin embargo, a medida que aumentaba el número de “intrusos” en la región, se incrementaban sus exigencias, lo que provocó malos entendidos y mucha tensión.

Cuando los ingleses llegaron, Pocahontas tenía unos 12 años de edad y dicen que le gustaba frecuentar el campamento europeo. El origen de su leyenda se basa en el secuestro del capitán John Smith, quien fue capturado por un jefe menor powhatan, cuando dirigía una expedición para buscar comida. Años después, Smith relató que fue llevado a la capital india, Werowocomoco, y cuando estaba a punto de ser ejecutado, Pocahontas se interpuso le rogó a su padre que le perdonara la vida a ese hombre. Hoy en día, los historiadores ponen en duda esa versión.

Pocahontas, víctima del conflicto

La relación entre indios e ingleses se fue envenenando. Los powhatan les condicionaban el alimento y eso los obligó a regresar a Inglaterra. Esto desató varios enfrentamientos, entre ellos la primera guerra anglo-powhatan, que duró hasta 1614.

Pocahontas fue víctima de estos sucesos, pues en 1613, cuando visitaba una tribu aliada, fue capturada por Samuel Argall, quien la llevó a Jamestown con el objetivo de intercambiarla por los prisioneros ingleses. En ese lugar recibió un buen trato; fue introducida al cristianismo y bautizada con el nombre de Rebecca.

Un colono viudo, llamado John Rolfe, pionero en el cultivo de tabaco, se enamoró de ella y pidió su mano. Se casaron el 5 de abril de 1614, y su unión sirvió para que las partes en conflicto formaran la paz.

“El bautismo de Pocahontas”, pintura de John Gadsby Chapman

Se muda a Inglaterra

Pocahontas tuvo un hijo llamado Thomas, y en 1616 se fue a Inglaterra con su marido. Fue muy popular y apreciada en la sociedad inglesa, porque era como el símbolo de éxito de la colonización en América. En Londres, se reencontró nuevamente con Smith, y aunque dicen que pudo existir una aventura entre ambos, en realidad no hay información al respecto.

Cuando la princesa india iba de regreso a casa a bordo de un barco, cayó enferma, aunque no se sabe exactamente de qué. Algunos dicen que fue viruela, disentería o tuberculosis. Murió a los 21 años de edad, el 21 de marzo de 1617. Su hijo fue educado en Inglaterra, pero en 1640 volvió a la colonia, donde amasó una gran fortuna.

Lamentablemente, su historia no tuvo un final feliz…

 

Con información de National Geographic, Muy Interesante y La Gran Época

Tags

 

Comentarios