Top 10

Puerto Vallarta, el escenario de infidelidad y amor entre Elizabeth Taylor y Richard Burton

Richard Burton le regaló a Elizabeth Taylor una casa en tierras mexicanas, cuyas habitaciones se conectaban por medio de un ingenioso puente; hoy es un hotel...
Carolina Mejia | 27 de Febrero de 2018 | 05:00
Puerto Vallarta, el escenario de infidelidad y amor entre Elizabeth Taylor y Richard Burton
Foto: El Universal

Hoy la Casa Kimberly es un complejo hotelero de lujo, donde la tarifa por reservación comienza en 435 dólares. Pero en los años sesenta, esta propiedad con vista al mar fue el escenario perfecto para la historia de amor más escandalosa de su tiempo: el romance entre Elizabeth Taylor y Richard Burton.

En 1961, mucho antes de que la joven de ojos violetas pisara tierra mexicana, en Nueva York se llevaba a cabo un encuentro entre el ingeniero mexicano Guillermo 'Willy' Wulff y John Huston, director estadounidense responsable de cintas como El Halcón Maltés, El Tesoro de Sierra Madre, La Reina de África y Moulin Rouge.

Wulff, quien había sido el encargado de llevar a Puerto Vallarta la primera línea telefónica y el primer automóvil, pensó que sería buena idea invitar al estadounidense a visitar la playa de nuestro país. Huston quedó encantado con los paisajes de aquel lugar y decidió que sería el espacio perfecto para filmar La noche de la iguana, de Tennessee Williams.

El cineasta John Huston posa para una foto en 2012 (Foto: El Universal)

 

Sin perder más tiempo, el director reclutó al mexicano Gabriel Figueroa, consentido de Luis Buñuel, para hacerse cargo de la fotografía y al Emilio el "Indio" Fernández como productor. Huston también tenía en la mira a sus protagonistas, Richard Burton y Ava Gardner. Pero para aceptar viajar hasta la entonces desconocida playa, Burton puso como condición llevar consigo a Elizabeth Taylor. Huston aceptó y lo demás es historia.

La foto del único desnudo que hizo Elizabeth Taylor

En aquel momento, la relación entre Taylor y Burton estaba en su etapa más íntima y controversial. Los actores se habían conocido en 1963, durante la filmación de Cleopatra, cinta que catapultó la fama de Taylor. Tras el flechazo inicial, comenzaron un romance prohibido, ya que el actor estaba casado con Sybil Williams y la actriz con su cuarto esposo, Eddie Fisher. Con el tiempo, vinieron los inevitables divorcios y la pareja de tórtolos se convirtió en el tema del momento.

Elizabeth en una escena de Cleopatra, cinta nominada al Óscar en 1963 (Foto: El Universal)

 

Debido al escándalo, los paparazzis se morían por captar a la pareja enamorada y Puerto Vallarta se llenó de la noche a la mañana de fotógrafos y periodistas. Burton pasaba sus días en los sets de filmación, que no contaban con electricidad ni agua debido a que Huston pensaba que eso provocaría una actuación más realista de sus protagonistas. Mientras tanto, Taylor pasaba el tiempo en la mansión del director y cada día se enamoraba más de Burton y de aquel rincón maravilloso de México.

A los que no les hacía ninguna gracia el numerito de Taylor y Burton era a los habitantes de Puerto Vallarta, quienes veían con malos ojos la relación pecaminosa entre los infieles actores e incluso proponían que se les expulsara del país. El disgusto se vio más o menos apaciguado por la ola de turismo y publicidad que recibió el lugar durante y después de la filmación.

Pero Taylor estaba enamorada de esa playa maravillosa y nada podía empañar su felicidad. Para consentir a su amada, Burton le regaló algo mejor que todas las joyas que poseía la diva de Hollywood: su propia casa en Puerto Vallarta. La edificación era enorme comparada con los hogares de los pobladores locales y tenía un ingenioso sistema que conectaba las habitaciones de Burton con las de Taylor por medio de un puente, el cual seguramente cruzaron numerosas veces en sus intensas peleas.

Los 8 hombres que Elizabeth Taylor llevó al altar

La suite matrimonial de la casa de Liz Taylor (Foto: Casa Kimberly)

 

Con el rodaje de la cinta finalizado la pareja decidió probar suerte en el matrimonio y se casaron en 1964. Lo que parecía una historia de amor perfecta no tuvo el clásico final de cuento de hadas. Los dos actores tenían un carácter fuerte y a menudo discutían intensamente. Burton tenía problemas de alcoholismo mientras que Taylor era conocida por su carácter volátil.

Al final, pudo más la tensión entre ellos y después de diez años de un polémico matrimonio, se divorciaron en 1974. Hubo un intento de revivir la relación con un segundo casamiento, pero esta vez la felicidad sólo duró un año y la pareja se separó definitivamente en 1976.

Luego del primer divorcio, Taylor decidió vender su casa en Puerto Vallarta, debido a que no podía soportar la idea de regresar ahí sin el amor de su vida. La propiedad fue restaurada y conserva la habitación matrimonial de la pareja y la alberca en donde pasaron muchas horas de felicidad.

Alberca en la que nadó la polémica pareja. (Foto: Casa Kimberly)

En cuanto a la pareja, siguieron siendo amigos hasta la muerte de Burton, en 1984, debido una hemorragia cerebral. Taylor, quien murió en 2011 a los 79 años, confesó antes de su fallecimiento que su ex marido le habia escrito una carta donde le confesaba su amor eterno y le pedía una nueva oportunidad para su relación, la cuál nunca llegó.

Con información de Woman's Day, Life and Style, Traveler 

Te dejamos este video de la historia de amor entre Katy Jurado y Marlon Brando:

Comentarios

 

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto