24 / noviembre / 2021 | 04:30 hrs.

Miroslava, la bella actriz que se suicidó por amor

Nació el 26 de febrero en República Checa y se quitó la vida el 9 de marzo de 1955, algunos dicen que por el actor Mario Moreno “Cantinflas”

Estephanie Gutiérrez 26/02/2018 04:00 Actualizada 08:54
Miroslava, actriz, cine mexicano, muerte, amor,
Wikimedia Commons

No había poemas como la hermosura de Miroslava, esos ojos claros, la configuración de un rostro perfecto, un cuerpo monumental, era una diva del cine, representaba la belleza de la Época de Oro en el Cine Mexicano, sin embargo, la vida no fue como le hubiera gustado y el 9 de marzo de 1955 se suicidó. Algunos dicen que fue por amor; las versiones apuntan en algunas ocasiones a Mario Moreno “Cantinflas” y en otras a Luis Miguel Dominguín.

Mirsolava Šternová Beková nació en Praga, Chescolovaquia, era la hija adoptiva del doctor Oskar Stern y Miroslava Beková, tenía un hermano y los cuatro formaron una familia que era perseguida por los nazis, vivieron en un campo de concentración y cuando lograron escapar llegaron a México en 1941. Miroslava estudió en el Colegio Americano; perdió a su madre cuando enfermó de cáncer en 1945, con una grave depresión, la chica quiso suicidarse, pero no lo logró. Este era el segundo intento de quitarse la vida, pues ya lo había intentado cuando murió su primer novio, un soldado de EU con el que planeaba casarse.

Su belleza la llevó a participar en un baile en el Country Club en la Ciudad de México, y ahí comenzó a rozarse con gente del espectáculo. Actuó por primera vez en 1946 en la cinta Bodas Trágicas junto a Ernesto Alonso. En solo un año tuvo su gran oportunidad en ¡A volar joven! al lado de Mario Moreno “Cantinflas”, así, hiló tres películas en un solo año y participó en Adventures of Casanova en Hollywood.

Miroslava y Pedro Infante en la película Escuela de vagabundos (Foto: El Universal)

Muchos creían que no era la mejor actriz, y puede ser cierto, pero quienes trabajaron con ella creían que su presencia física bastaba para caer rendido a sus pies, se sabía cuando ella estaba en una habitación.

Su vida personal mostraba su verdadero yo, tenía un carácter contradictorio, ansioso y depresivo, nadie podía controlar sus rabietas, pero en la pantalla grande le resultaba cómodo los papeles de comedia, apareció en La muerte enamorada (1950); Ella y yo (1951), al lado de Pedro Armendáriz, con quién trabajó también en Juan Charrasqueado, Sueños de gloria (1952), Más fuerte que el amor (1953) y La visita que no tocó el timbre (1954).

En los melodramas apareció al lado de Jorge Negrete en La posesión (1949) y en Stranger on Horseback (1955) en Hollywood.

Sus más grandes roles los realizó e Escuela de Vagabundos (1954) con Pedro Infante y Ensayo de un crimen (1955) bajo la dirección de Luis Buñuel.

Un breve carrera de solo 9 años, una filmografía de 30 títulos, que la hicieron una diva imborrable.

Amores de muerte

En 1945, Miroslava se casó con Jesús Jaime Gómez Obregón, miembro de la alta clase social de México pero al año se divorciaron, pues se cree que él era homosexual, lo que causó un duro golpe en la vida de la actriz, de quien se dice tenía miedo de iniciar una relación sexual con un hombre debido a este trauma.

Miroslava gustaba de conquistar a sus protagonistas, le gustaba sentir el poder que podía tener en ella. Tuvo romances con Arturo de Córdova, Steve Cochran, Pedro Armendáriz, Jorge Pasquel, Mario Moreno “Cantinflas” y, el más notorio, con el torero español Luis Miguel Dominguín.

Con Luis Miguel, el padre de Miguel Bosé, la actriz mantuvo un publicitado romance que comenzó en 1954, cuando ella visitó al Plaza de Toros. Al ser elegida representante del cine mexicano en la muestra del Festival del Cine de Venecia viajó a España, pero la policía le negó la entrada por considerarla comunista, así que el torero se ofreció a acompañarla durante su estancia, pues tenían una buena amistad. Entonces desarrollaron un tórrido romance donde él le juró amor eterno con un anillo. El diciembre de ese año, Miroslava regresó a México.

Luis Miguel Dominguín era un hombre rodeado de bellezas, mientras salía con Miros estaba con Ava Gardner, la ex de Frank Sinatra, pero al mismo tiempo conoció a Lucía Bosé. En diciembre de 1954, Miguel se comprometió con Lucía y el 1 de marzo de 1955 se casó con ella, nueve días después, Miroslava se quitó la vida.

Luis Miguel Dominguín y Miroslava (Fotos: Wikimedia Commons y El Universal)

La otra versión, revelada por el mejor amigo de Miroslava, Ernesto Alonso, es que la actriz mantenía una relación con el actor Mario Moreno, que estaba casado con la actriz Valentina Ivanova. Cantinflas y Miroslava tuvieron un affair desde que se conocieron en ¡A volar joven! en 1947, y a pesar de que él le prometió divorciarse nunca lo hizo.

Miroslava fue encontrada en su departamento ubicado en calle Kepler 83 en la colonia Anzures, por su ama de llaves y la actriz Ninón Sevilla. Al lado de su cuerpo había medicamentos barbitúricos, pero las autopsia nunca fue realizada ni se pudo establecer a bien los hechos que ocurrieron esa noche.

Miroslava y Mario Moreno "Cantinflas" (Fotos: El Universal)

Miroslava murió el 9 de marzo de 1955 a los 29 años.

Con información de Nexos, El Universal e Impacto NY

Tags

 

Comentarios