Top 10

10 personajes famosos que nos mintieron vil y cruelmente

Muchos artistas han sido sorprendidos en engaños, pero estas celebridades ¡no tuvieron vergüenza!
Maricela Flores | 28 de Octubre de 2016 | 22:30
10 personajes famosos, Bob Ross, Fey, nos mintieron vil y cruelmente, engaño, mentiras,
Fotos: Pinterest/Instagram @fey

Hay un dicho muy famoso que dice “repite una mentira mil veces y será verdad”, pero algunos famosos no supieron manejar la situación y con tal de estar en la cima se inventaron infinidad de falsedades, que con el paso del tiempo no pudieron sostener.

Para algunos, el descubrimiento de sus viles mentiras significó el fin de su carrera, otros, muy avergonzados, agacharon la cabeza, se disculparon y desaparecieron del medio por unos años. Después volvieron, como si nada a retomar sus carreras.

En De10.mx realizamos una pequeña lista con los famosos que nos hicieron vivir engañados durante años. ¡No lo creerás!

1. Bob Ross

Hace unos días rompió nuestro corazón, pues resulta que el afro de este pintor amante de los árboles felices, no era natural. Lo peor no es que fuera lacio, si no que además ¡odiaba su peinado! Su ex socia, Annette Kowalski, lo quemó en una entrevista al revelar que cuando Bob terminó su servicio en el Ejército, creyó que al hacerse un afro permanente ahorraría dinero al no tener que cortarse el pelo frecuentemente, pero lo que jamás imaginó fue que su cabellera se convertiría en un ícono de su programa “El Placer de Pintar”.

via GIPHY

2. Fey

María Fernanda Blázquez Gil, mejor conocida como Fey, es otra de las mentirosas del espectáculo. La intérprete de “Media Naranja”, ya sea por vanidad o por estrategia comercial ocultó su edad. Actualmente tiene 43 años (o eso creemos), pero en los 90, cuando comenzó su carrera, su manager la lanzó al mercado como una adolescente de 17 años, cuando en realidad pasaba de los 20 (al parecer tenía 24). La cantante estuvo retirada de los medios durante tres años, pero cuando regresó intentó “aclarar” esta confusión, aunque nos dejó peor que antes.

3. Milli Vanilli

Básicamente, este dueto alemán era un hitazo en la segunda mitad de la década de los 80. Sus canciones y su talento conquistaron al mundo. Pero la tecnología no tiene palabra de honor y en un concierto los traicionó. El público los abucheó horríblemente después de darse cuenta que ese par de morenazos no cantaban, si no que ¡hacían playback! Lo peor es que eran otros chicos los que grababan las canciones, por lo que Rob Pilatus y Fab Morvan solo “hacían como que cantaban” y ocupaban las portadas de los discos. Y claro, tuvieron que regresar el Grammy que habían ganado en 1990.

4. Lucía Méndez

En 2013, esta actriz trató de engañarnos al presumir en su cuenta de Twitter que había sido invitada al Festival de Cine de Venecia y se jactaba de ser la única latina en el evento. Iba bien, hasta que se le ocurrió postear una foto de “su paso” por la alfombra roja en la que aparecía al lado de George Clooney y Alfonso Cuarón. Los tuiteros no cayeron en el engaño y le empezaron a llover las burlas y memes. En la foto original aparecían Clooney, Cuarón y Sandra Bullock, pero “alguien” usó photoshop para quitar a Bullock y hacer que la mexicana tomara su lugar. Al final, Lucía Méndez se lavó las manos y dijo que Mauro Rossi, presidente de su club de fans en Italia, había sido quien subió la foto, ya que él maneja su cuenta en esa red social.

(Foto: Twitter/Especial El Universal)

5. Britney Spears

Al inicio de su carrera siempre mostró una imagen de niña tierna y en casi todas sus entrevistas presumía de ser virgen e incluso dijo que permaneció así hasta su matrimonio. En ese entonces, los medios descubrieron que vivía con su novio Justin Timberlake, ella lo admitió, pero aseguró que entre ellos “aún no pasaba nada”. El teatro de la Princesa del Pop se vino abajo, cuando el mismo Justin declaró que ella no era virgen y que llevaban una vida sexualmente activa.

6. Lance Armstrong

¡El rey del Tour de Francia nos mintió toda la vida! El ex ciclista estadounidense admitió en 2013, que tomó varias sustancias para mejorar su rendimiento deportivo. En entrevista con Oprah Winfrey, precisó que usaba un “coctel” de EPO (eritropoyetina), transfusiones de sangre y testosterona para doparse, el cual usó en las 7 veces que ganó dicha competencia. Tras admitir su error perdió sus títulos y se retiró. Luego regresó al Tour de Francia en 2009 y 2010, pero aseguró que en esas ocasiones no se dopó.

(Foto: AP)

7. t.A.T.u.

Este par de jovencitas, Lena Katina y Yulia Vólkova, representaron una de las mentiras adolescentes más decepcionantes. Tuvieron gran aceptación, al ser dos chicas bellas, vestidas de colegialas que nadaban contra corriente. Se lanzaron al mercado como lesbianas, lo cual le dio un plus a su carrera, pero muchos de sus seguidores quitaron sus posters de las paredes cuando ellas declararon que no eran pareja, simplemente amigas, y que les gustaban los hombres. Todo se trató de un plan comercial y aunque ellas se quisieron lavar las manos diciendo que nunca aceptaron ser homosexuales, en sus videos y presentaciones, mostraban lo contrario.

8. Soraya Jiménez

La fallecida medallista olímpica había presumido de sus estudios de Administración Pública en la Facultad de Estudios Superiores de Cuautitlán, de la UNAM. Pero la verdad salió a relucir en 2002, cuando la misma institución indicó que tras hacer una revisión a sus archivos, se pudo comprobar que la deportista nunca formó parte de su matrícula. Durante años, la halterista usó documentos falsos que la avalaban como pasante universitaria, a fin de conservar un fideicomiso que sólo se entregaba a deportistas de excelencia educativa. Tras ser descubierta, ofreció disculpas a las autoridades del deporte en México.

(Foto: AP)

9. El Proyecto de la Bruja de Blair

Sí, no es un artista como tal, pero también significó una de las mayores mentiras en el mundo del cine. Esta cinta de 1999 causó mucha expectativa, debido a que antes de su estreno, los realizadores lanzaron una campaña de terror con personas reales que aseguraban que algunos de sus parientes habían desaparecido en el bosque donde se filmó la película. La cinta narraba la manera en que un grupo de amigos se pierde en el bosque y con cámara en mano narran todo lo que va sucediendo, hasta su fatal encuentro con la Bruja de Blair, pero cada movimiento de la cámara fue planeado y cuidadosamente estudiado. Se trató solo de una estrategia de marketing.

10. Steve McCurry

Este hombre es toda una leyenda en el fotoperiodismo, pero este año se vio envuelto en un escándalo. El autor de “la niña afgana” ha incurrido en varias ocasiones en algo que sus colegas catalogan como un fraude: usar programas de edición de impagenes; una práctica prohibida por agencias y premios relacionados con su profesión. La trampa se descubrió cuando el crítico de fotografía. Teju Cole, escribió un artículo en el que denunciaba que las fotos de McCurry eran perfectas y aburridas, lo cual solo puede conseguirse manipulando la imagen. Cuando se le preguntó sobre las acusaciones en su contra, le echó la culpa a su asistente y lo despidió. Después indicó que él no es un fotoperiodista, sino un contador de historias.

¿Conoces algún otro caso?

Con información de El Universal, El Nuevo Diario, El Mundo y Guioteca.com

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto