Top 10

Octubre de 1980, el mes que dictó el fin de Bob Marley

El líder rastafari tuvo que cancelar la exitosa gira Uprising, el cáncer estaba matándolo y el mundo era testigo
Estephanie Gutiérrez | 7 de Octubre de 2016 | 23:28

En septiembre de 1980, Bob Marley estaba en Nueva York, la ciudad que había querido conquistar desde el inicio de su carrera. Tenía dos presentaciones en el Madison Square Garden; vivía en un hotel de lujo al sur de Central Park, pero algo estaba mal; ocultaba un secreto a la prensa y a sus seguidores.

Era la mañana del 8 de octubre del mismo año y Marley había salido a correr, pero sufrió un desmayo, uno de tantos para ese entonces. De inmediato fue trasladado al hospital Memorial Sloan – Kattering Cancer Center, donde los médicos quedaron horrorizados; el cáncer había hecho metástasis en el cerebro, pulmones, hígado y estómago.

Dos años antes, el 28 de junio de 1978, Bob Marley organizó, como era costumbre, un partido de futbol entre periodistas y su grupo The Wailers, durante el juego en Europa, un crítico de la revista Rock and Folk, le piso el pie derecho y el cantante cayó lesionado, perdió la uña y tuvo que ser llevado a una clínica, donde le detectaron un melanoma maligno. La recomendación inmediata fue amputar el dedo, a lo que él se negó, porque los rastafari no pueden quitar ni una sola parte de su cuerpo.

La gira del disco Uprising había tenido frutos en la presentación del 23 de septiembre en Pittsburgh, show que se conoce como el último que dio con The Wailers, y donde al terminar sufrió un desmayo que representaba el final de su historia como músico. En octubre la gira fue cancelada y Bob tuvo que volver al centro Sloan - Kettering en Manhattan. Con pánico a la muerte, por primera vez desde que fue diagnosticado, Marley dijo que sí a los tratamientos con radiación.

Pasó por muchos hospitales, pero su renuencia a tratar el cáncer, lo dominaba. Estuvo en Miami en el Hospital Cedars of Lebanon, luego lo llevaron a la playa de Rosarito en México, donde era atendido por el brujo Rodrigo Rodríguez.

Rita, la esposa de Marley, fue aconsejada a que Marley fuera tratado en Münich, con el viejo doctor de la SS, Josef Issels, quien hacía milagros. El cantante pasó ahí unos meses, sometido a toda clase de torturas, con el colega de Josef Melenge, oficial de Auschwitz.

Issels le anunció a la madre y esposa de Marley que no había nada más que hacer, así que en mayo de 1981 fue trasladado en un avión que se planeaba aterrizara en Jamaica, pero que tuvo que hacerlo en Miami, porque el músico no estaba resistiendo. El 10 de mayo fue internado en el hospital Cedar, al día siguiente a las 11 de la mañana, Marley dio su última respiración.

Esta es una de las últimas presentaciones del cantante con The Wailers llevada a cabo el 23 de septiembre de 1980, el Rey ha muerto. 

Con información de El Mundo, Radio Nacional y Diez

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto