Top 10

Los 10 momentos más tristes de la vida de Juan Gabriel

Casi huérfano, desamparado, oculto de su sexualidad, Alberto representa la historia de miles de mexicanos que se identifican con él
Estephanie Gutiérrez | 30 de Agosto de 2016 | 07:00

Juan Gabriel es un ícono. De la música, la cultura popular, del México convulso de los 70, 80 y 90. Letras, música, composiciones, vestuarios, personalidad y una secrecía que rodeó la vida del artista michoacano que murió este domingo 28 de agosto a los 66 años en Santa Mónica, California, lejos de su tierra querida, a la que volverá para despedirse en el Palacio de Bellas Artes el recinto que lo vio nacer como leyenda.

Alabado por José Alfredo JiménezLola Beltrán, Lucha Villa y maestro de las nuevas generaciones, Juan Gabriel, Alberto Aguilera Valadez, es un símbolo representativo de México en el mundo, pese a quien le pese. Durante los últimos años, sobre todo en este 2016, la figura deEl Divo de Juárez” está más que presente en el imaginario colectivo, pues la serie Hasta que te conocí producción de TNT, que llegó a la televisión abierta por TV Azteca, y que narra sus primeros años de vida ha calado, le caló al propio intérprete, quien solo pudo ver hasta el capítulo cuatro pues no paraba de llorar.

Una triste historia que hasta hoy se conoce y hace que el público adore más a la figura del hombre, del mito de Juan Gabriel.

1: La historia de amor entre sus padres

Los padres de Juan Gabriel se conocieron cuando su mamá, Victoria Valadez Rojas, estaba prometida para otro hombre, hasta que llegó a su vida el campesino Gabriel Aguilera quien no dudó en conquistar a la jovencita; le advirtió que si no se casaba con él, entonces la robaría. En contra de los deseos de sus padres, Victoria siguió su corazón y se unió a Gabriel, un romance que el cantante definía como mágico, un amor de esos que ya no hay.

2: La forma en que fue criado por su hermana

Victoria y Gabriel vieron uno de los momentos más complicados en su vida cuando murió Rosa, su primera hija recién nacida. Victoria casi se volvió loca, pero no tardó mucho en concebir de nuevo; tuvo a Virginia, José Guadalupe, Gabriel, Pablo, Miguel y Alberto. Como era costumbre en aquellos tiempos, Virginia, la hermana más grande se encargó de la crianza de los más pequeños. Alberto era su consentido; durante los primeros años de su vida, el cantante no conoció a otra figura materna que a su hermana.

3: La muerte de su padre

Por muchos años la muerte del padre de Juan Gabriel ha sido un misterio, una leyenda. Con la serie de TNT se ha podido dilucidar que los conflictos empezaron con la quema de la parcela que tenía la familia en Parácuaro, Michoacán, donde nació el cantante; luego una riña de borrachos en la que se vio inmiscuido el padre de familia. Ambas circunstancias llevaron a Gabriel a una crisis de ansiedad severa que resultó en su traslado a la Ciudad de México para ser internado en La Castañeda, hospital psiquiátrico en donde recibía terapias de electroshock. Tras unos años internado, Gabriel murió al caer del segundo piso del hospital, pero no se sabe si fue un accidente o se suicidó. 

4: Del internado a la calle

Cuando apenas tenía tres años, Juan Gabriel fue enviado a un internado. Sus vidas habían sufrido un duro revés, la muerte del padre del compositor obligó a la familia a irse al norte del país. El niño fue a dar al internado, ya en Ciudad Juárez, Chihuahua, del cual se escapó a en dos ocasiones. Él mismo se consideraba huérfano, pues estaba al cuidado de las monjas y más tarde de sus maestros, pero no tenía contacto con su familia y quien fungía como su madre, Virginia, ya no lo contactaba. 

5: Bullyng y maltrato

En el internado en el que vivió en sus años de infancia, Juan Gabriel era golpeado, maltratado y abusado psicológicamente por sus compañeros. De hecho, esa soledad fue uno de los temas recurrentes en sus canciones, lo que se puede ver en “La muerte del palomo”, un episodio en su adolescencia que lo llevó a crear su primera composición. 

6: Don Juan

Juan Contreras fue el mentor de Alberto. En el internado, que hoy es el Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez, Juan era el maestro de hojalatería, un anciano que impulsó al pequeño a cantar, le decía que tenía buena voz y le enseñaba de música. El día que Alberto se fue del internado Don Juan lo recibió en su casa donde vivió hasta los 14 años. Fue este hombre quien fungió como maestro y figura paterna del cantante. Gracias a él adoptó su nombre artístico Juan. Gabriel se lo puso en honor a su padre biológico. 

7: Un desconocido

Para afianzar su nombre, Alberto tuvo que trabajar en cabarets de mala muerte, se presentaba por pocos pesos y hacía viajes a la Ciudad de México para buscar apoyos, así conoció a Lola Beltrán y a José Alfredo Jiménez, pero aun así no lograba despegar en grande. Buscó a su hermana Virginia quien ya no podía ayudarlo, pues no contaba con los recursos monetarios, tenía muchos hijos y estaba pasando una mala racha. El novel artista dormía en las calles y buscaba ayuda, pero todos se la negaron. 

8: La cárcel

Juan Gabriel, que en ese momento era conocido aún como Alberto, recorría los cabarets y se presentaba en bares donde comenzó a hacerse de un nombre, conoció a José Alfredo Jiménez y llegó al famoso Noa Noa, inspiración de sus primeros éxitos. En busca de una casa discográfica, Adán Luna, como se hacía llamar, fue acusado de robo y enviado a la Ciudad de México a la Penitenciaria de Lecumberri, donde pasó un año y medio hasta que la cantante Enriqueta Jiménez, mejor conocida como “La Prieta Linda”, a quien había conocido cuando era adolescente, abogó por él para que pudiera salir, de hecho, fue ella la primera artista nacional en grabar un tema compuesto por "Juanga". 

9: La complicada relación con su madre

En las entrevistas que se hicieron para la serie de Juan Gabriel, el cantante afirma que para su madre, Victoria, él siempre fue un estorbo, un pequeño que siempre luchó por el cariño y el reconocimiento de ella, y cuando apenas comenzaba a tenerlo, su mamá murió. En 1972 y criticado por su familia, de quien siempre estuvo lejano, Juan Gabriel enterró a su madre, sin la dicha de obtener algo de su amor. 

10: Un renacido

En 1971 y con El Alma Joven, su primer disco, Juan Gabriel posicionó No tengo dinero en el primer lugar de las listas de popularidad, le siguió la producción Me he quedado solo. Compositor, cantante, el hombre de las mil voces consolidó su carrera en noviembre de 1990 cuando se subió al escenario del Palacio de Bellas Artes acompañado de la Orquesta Sinfónica Nacional de México; Juan Gabriel logró tener a sus pies a México, que hoy, con su muerte, se rinde una vez más ante la historia de un mito. 

Con información de El Universal, BBC, Mi Morelia y Juan Gabriel.MX

Comentarios

 
 

Tienes que ver esto