Top 10

Amor, dolor y venganza… 10 libros que resumen la obra de Shakespeare

Hay rumores que señalan que el verdadero autor de las obras no era William, sino que era un ‘prestanombres’…
Estephanie Gutiérrez | 26 de Abril de 2015 | 08:00

William Shakespeare es el autor más prolífico de la lengua inglesa, para algunos el escritor más grande de todos los tiempos, una figura única que trascendió las barreras nacionales, y sus obras están entre las más traducidas de toda la historia. Debido a la calidad artística de sus textos y a los conocimientos plasmados en ellos, ha traspasado una generación para quedarse en la eternidad.

A pesar del éxito del que goza y gozó en vida, los datos sobre su vida son limitados. Se conoce a ciencia cierta que nació en Stratford-upon-Avon, Warwickshire, el 26 de abril de 1564 y falleció el 23 de abril de 1616, casi al cumplir los 52 años. También se sabe que en 1592 comenzó a trabajar en Londres como dramaturgo, donde ganó una buena reputación.

Hacia 1598 se convirtió en actor y copropietario de la compañía teatral conocida como Lord Chamberlain's Men que luego se transformó en los King's Men (Hombres del rey).

En 1611 el autor regresó a su pueblo natal, pero comenzó a tener problemas legales con sus tierras y ganado, problemas que lo seguirían hasta su muerte en 1616. Estuvo casado con Anne Hathaway hasta su muerte, y le sobrevivieron dos hijas, Susannah y Judith; sin embargo, ni los hijos de Susannah ni los de Judith tuvieron descendencia, por lo que no existe ningún descendiente vivo del escritor. Los rumores aseguran que Shakespeare era el verdadero padre de su ahijado, el poeta y dramaturgo William Davenant.

Se tienen tan pocos datos de la vida del dramaturgo que algunas historias aseguran que sus obras no fueron escritas por él. Hay dos teorías, la primera señala una confusión entre dos personas, una de origen pobre nacida en Stratford-upon-Avon, actor de la compañía en que trabajó el autor original cuyo nombre se desconoce; este último en realidad era rico, pero nunca ganó la fama que merecía.

La segunda versión indica que William Shakespeare no era más que un seudónimo de Christopher Marlowe (1564-1593) o del filósofo y hombre de letras Francis Bacon, esto debido a que la calidad de los textos no puede atribuirse a un hombre pobre sin acceso a conocimientos como los que explica en sus historias.

Lo cierto es que sea quien sea el famoso autor, la mayoría de sus obras estaban basadas en textos previos de otros autores, pero él siempre lo reconoció, así que la autoría puede ser un pasaje borroso, pero que enriqueció la literatura mundial.

Este es un repaso por algunas de las obras más prominentes del conocido inglés:

Con información de listas.20minutos.es y biografiasyvidas.com

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto