Top 10

“Atrevidas: Mujeres que han osado”: En tierra de hombres, ellas se comen al mundo

En entrevista para De10.mx, Guadalupe Loaeza presenta su nuevo libro, un homenaje a las féminas valientes…
Estephanie Gutiérrez | 10 de Marzo de 2015 | 07:30

Con nuevo libro en mano, Guadalupe Loaeza está dispuesta a dejar en claro que las mujeres son atrevidas, osadas, desafiantes, creativas y muy originales.

Después de éxitos como Las niñas bien (1985) Las reinas de Polanco (1986) Primero las damas (1988) o Los grillos y otras grillas (1990), y muchos más, llega a las librerías el nuevo texto de Guadalupe Loaeza, una escritora y periodista, mujer libre, dicharachera y muy mexicana…

La idea de hacer “Atrevidas…” surgió cuando la Editorial JUS, una casa argentina, contactó a la autora de Niñas Bien para que publicara con ellos uno de sus libros “el que fuera”. Guadalupe, que en ese momento no tenía un texto formado, les dijo que tenía una serie de relatos que desde hacía tiempo quería publicar; además mataría dos pájaros de un tiro y tendría la oportunidad de hacerle un homenaje a la que ha sido su maestra de vida, más que de escritura, Elena Poniatowska.

Así nació “Atrevidas, Mujeres que han osado”, un libro que está divido en dos partes, la primera que aborda una serie de narraciones sobre la periodista y escritora autora de La noche de Tlatelolco, quien ha sido, por mucho, la figura más importante en la carrera y vida de Loaeza.

Esta primera parte toca algunas anécdotas que dejan entrever una parte de la vida de Elena, una mujer que ha sido para los mexicanos una “brújula, es la que ha abierto camino a las siguientes generaciones. Elena tiene 83 años y escribiendo como 80” (ríe)

Una de las características a destacar es que la portada del libro muestra a Elena Poniatowska y a Loaeza en el funeral del periodista Miguel Ángel Granados Chapa, quien funcionaba para ambas como un correctivo moral, el que da las cachetadas que siempre hacen falta, “morales y físicas”.

“Elena es una princesa de sangre azul” Cuando recibió el Premio Cervantes, el reconocimiento de mayor importancia para las letras castellanas, se veía pequeña en el púlpito, pero brillaba tanto, que los españoles decían “Vaya, que nos ha impresionaó”, contó Guadalupe.

En entrevista con De10.mx, la autora nos confió que el común denominador que articula las historias de todas las mujeres que han osado "sin duda es la búsqueda de la identidad, todas son mujeres que han luchado por los derechos; todas tomaron su destino en sus manos, y a todas les costó mucho trabajo”… “Están todas mis heroínas” dice Loaeza con una sonrisa.

Rosario Castellanos es uno de los ejemplos muy claros de estas mujeres, ella decía cuando se miraba en un espejo, que no encontraba una imagen de regreso. <Me sentía nadie>. Eran mujeres que les costó trabajo hallarse. Eso es lo que une a todas”

El México de hoy es uno muy diferente al de hace algunos años “cuando yo tenía 28 años, ya tenía tres hijos y mi preocupación del día era verme como la familia azucena, perfecta, todos como de fotografía”. En la actualidad, las mujeres pueden votar, salir a las calles, valorarse, decir que si no quieren seguir casadas, se divorcian y no pasa nada.

En las mujeres que han osado, sobresalen también las historias de otras activistas o pintoras como Carmen Mondragón, mejor conocida como Nahui Olin, una mujer que de ser una “yegua fina” como se consideraba a las chicas que estudiaron en el Colegio Francés, terminó sus días de una forma muy dramática, pidiendo limosna fuera de un restaurante.

Pareciera que el libro está marcado por el feminismo, por lo cual tendría cabida la siguiente pregunta ¿ser luchador social es igual a feminista y viceversa?

Guadalupe respondió que luchar socialmente se puede hacer desde cualquier trinchera, ese es justamente el reto de estas mujeres, todas han peleado desde diferentes ámbitos para abrir camino a las que vienen en las generaciones de atrás, por ello se les reconoce.

Pero ¿quiénes son las mujeres favoritas de Loaeza? “Por supuesto Elena Poniatowska y no podía faltar Elena Garro, quien pagó un precio muy alto por ser osada” dijo en medio de una sonrisa cómplice.

Teniendo como fondo un lugar emblemático para el  libro, el Centro Cultural Elena Garro, ubicado en el Barrio La Conchita en Coyoacán, Guadalupe, esta mujer que se ha atrevido, recordó que si bien el planeta aún es dominado por los hombres, sobre todo en las culturas más radicales, las mujeres tienen el mundo al alcance de la mano, y de un bocado pueden acabar con él.

“Atrevidas, mujeres que han osado” es un libro que narra las historias profundas y personales de protagonistas de la vida política, cultural y social en México, quienes a pesar de los conflictos internos o el machismo que abunda en Latinoamérica, lograron salir a flote y conservar sus ideologías a través del tiempo, pues siempre fueron personajes adelantados a su época. 

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto