Top 10

Etni Ezbai: el pintor que retrata la realidad de una sociedad descompuesta

El arte, desde su infancia, estuvo presente en la vida del poblano
Cecilia Pérez | 4 de Marzo de 2015 | 07:15

En el taller que ha sido testigo de su talento, Etni Ezbai, narra la relación que ha existido entre el arte y el pintor poblano desde su infancia; durante más de 10 años la pintura ha sido su pasión y en ella trata de dar cuenta de la realidad de una sociedad descompuesta.

“Desde niño fui un niño raro”, dice Etni, y así fue como comenzó el desarrollo de este gran artista, pues a partir de su desencaje con el sistema educativo tradicional ha logrado consumar su proyecto independiente inspirado en la figura humana en sus dimensiones anatómica, psicológica, y social.

Sobre cómo es que aprendió el arte de la pintura, el artista poblano cuenta que a partir de convivir con maestros como Ramón Almela, Cándida Peña, Paty Martínez y Fernando Castellanos, a quien considera como el mejor pintor de Puebla, él fue observando y adquiriendo conocimientos que fue acoplando a su propio pulso artístico.

Con su pintura, busca generar “algo” en el espectador, generar dudas, mover algo en su interior, además, comenta, sus obras contienen un lenguaje capaz de comunicar los mensajes que el proyecta en cada uno de sus cuadros. “Cuando tengo una idea en mente, hago bocetos que me permiten saber si el mensaje es claro o no… yo busco comunicar, no hago objetos de decoración”.

 

En este momento, se encuentra trabajando en una colección titulada “Cuatro elementos” que además de representar los cuatro elementos de una forma “poco romántica”, pretende dar muestra, en 4 cuadros, de fenómenos humanos como un matriarcado que padece de una enfermedad crónica, la influencia de la televisión en los niños y la manipulación de los medios de comunicación a través de las pandemias respiratorias.

“Cuatro Elementos” es una muestra no solo de pintura, sino que integra un trabajo colaborativo de danza, música y artes circenses , de modo que “Cuatro Elementos” involucra cuatro disciplinas que serán desplegadas en un performance de 40 minutos de duración de danza contemporánea, música y artes circenses, que representarán los personajes que Etni Ezbai ha creado en sus cuadros. Se espera que el performance esté listo a mediados de marzo para presentarlo al público de manera gratuita.

El pintor poblano comenta que su producción artística pertenece a las calles y no a las galerías, si bien algunos de sus trabajos han formado parte de exposiciones colectivas en el Barrio del Artista, en San Pedro Museo de Arte, además de galerías de arte en Santa Fe e incluso sus trabajos han sido llevados a Shangai; considera que la calle es el mejor espacio para compartir su trabajo, ya que personas que usualmente no acuden a museos y exposiciones pueden ver sus cuadros en las caminando por la ciudad.

 

Es posible decir que Etni Ezbai no sólo tiene el talento nato y sensibilidad, sino que en aras de mejorar la técnica de su trabajo, de manera autodidáctica ha aprendido de las grandes escuelas de arte, “me metía a ver los currículos de materias que me interesaban de las universidades de arte, los libros que usaban de referencia para impartir los cursos yo los compraba, los leía y de ese modo aprendí”.

Además de pintar, Etni tiene una escuela de arte en su taller, en donde asegura que quienes toman clases con el aprenden a ver con otra percepción el arte, la pintura y la realidad, el método que utiliza se concentra en generar dudas a sus alumnos, a inquietarlos para que piensen la realidad de otro modo, ello los obliga a investigar por su propia cuenta si es que están interesados, aseguró.

Imparte talleres de dibujo, color, técnicas de materiales y anatomía, señala también que con sus alumnos visita exposiciones y museos pues “cuando alguien se dedica al arte debe desayunar, comer y cenar, arte. A diferencia de otros cursos “yo enseño a mis alumnos a hacer sus propias obras de arte, no a hacer réplicas de pinturas famosas”

Etni Ezbai a sus 30 años ha pintado cerca de la centena de cuadros (no recuerda cuántos exactamente), ha vendido varios, el posee otros; pero lo que le genera satisfacción es saber que su trabajo refiere a un compromiso ético con la sociedad cuyo objetivo es comunicar y compartir a través del arte, que “es la fuerza que unifica y democratiza”, finalizó. 

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto