Top 10

10 mujeres que ayudaron a los "enemigos" en la guerra

Algunas son recordadas como héroes de guerra, pero otras no han dejado huella a pesar de su importancia histórica… ¡Conócelas!
Julieta Ruiz | 27 de Enero de 2015 | 20:33

A pesar de que no siempre se han aceptado en los campos de batalla de la historia, las mujeres han jugado un papel vital algunas guerras. Mientras unas, como Molly Pitcher, son héroes célebres, otras son recordadas ignominiosamente porque servían los "chicos malos" del conflictos, así lo menciona ListVerse.

En este sentido, en De10.mx hemos retomado un listado, elaborado por el mismo portal, con las 10 mujeres que trabajaron para los enemigos, y te invitamos a que las conozcas…

Mildred Gillars

Fue una propagandista para los alemanes y era conocida por las fuerzas aliadas como Axis Sally. Era originaria de Ohio, pero a corta edad se trasladó a Alemania, donde luchaba por ganarse la vida en los años previos a la Segunda Guerra Mundial. Una vez que estalló la guerra, comenzó una relación sentimental con el administrador de la estación de radio en la que trabajaba, un hombre que la llevó a convertirse en un talento en el aire arrojando propaganda, es decir, trabajó activamente radiodifundiendo material escrito específicamente y dirigido a las fuerzas armadas de Estados Unidos, a los prisioneros de guerra y a las mujeres que en Norteamérica esperaban el regreso, sanos y salvos, de sus hijos y esposos al hogar.

Su principal misión, bajo el seudónimo de "Midge at the Mike", era la desmoralización del enemigo, quienes eran nada menos que sus compatriotas. Mildred se convirtió en una estrella con un programa llamado "Hogar, Dulce Hogar", que estaba cargado de una fuerte dosis propagandística, dirigida especialmente contra los judíos y contra el Presidente Franklin Roosevelt y Winston Churchill, entre otros políticos de la época.  Además, a ella le gustaba explicar, con detalles sombríos, las lesiones y las muertes de los soldados a sus familias. En 1946, fue llevada de vuelta a Estados Unidos, donde fue sometida a juicio por traición. Después de pasar 12 años en prisión, fue puesta en libertad. Finalmente murió en la pobreza en 1988.

Antonia Ford

La hija de un distinguido comerciante en Virginia, nacida en 1838. Fue una espía voluntaria para el ejército de los estados confederados durante la Guerra Civil Americana.

Mientras las fuerzas de la Unión ocuparon la región de Fairfax, a mediados de 1861, Ford comenzó a circular entre los oficiales y obtuvo valiosa información sobre los puntos fuertes de tropas y movimientos previstos. En octubre de 1861 fue designada como honorario de campo.

A principios de 1863, Ford fue traicionada por un contraespía llamado Frankie Abel, con quien había hecho amistad. Fue detenida en marzo y encarcelada en Washington, en la prisión de Old Capitol, acusada de jugar un papel destacado en la captura del general de la Unión, Edwin H. Stoughton, pero se pudieron encontrar pruebas de su culpabilidad, por lo que fue puesta en libertad.  Antonia Ford Willard murió en Washington, en 1871.

Ann Bates

Fue una leal estadounidense que espió para los británicos durante la Guerra de Independencia. Era una maestra de escuela y propietaria de una tienda de artillería en Filadelfia. Cuando las tensiones estallaron en una guerra abierta, Bates buscó una manera de ayudar a las fuerzas leales; en 1778, finalmente lo logró, uniéndose a la red de espionaje de Sir Henry Clinton. Utilizando su conocimiento de las armas, Bates podría disfrazarse como vendedor ambulante y pasear entre las fuerzas estadounidenses, observando todos los detalles que pudo y la presentación de informes. A lo largo de su carrera como espía, se le involucró en una gran cantidad de misiones, sin embargo, a partir de agosto de 1779, no hay constancia de que Ann realizara alguna misión.

Tras el final de la guerra, Bates se trasladó a Inglaterra, donde recibió una pequeña pensión, como recompensa por su servicio.

Malinda Blalock

A pesar de que más tarde se adhirió a la Unión para luchar como una guerrillera, Malinda comenzó su carrera en tiempos de guerra con la Confederación, disfrazada de hombre.

Cuando llamaron a filas en la Guerra Civil estadounidense a su marido, Malinda se negó a que marchara solo y no dudó en vestirse de hombre y alistarse con el nombre de Samuel Blalock, haciéndose pasar por el hermano mayor de su propio marido. Allí llegó a convertirse incluso en mejor soldado que su marido y su identidad nunca fue revelada.

Sin embargo, cuando estallaron los combates, el marido de Blalock logró escapar sin lesiones, pero ella no tuvo tanta suerte, una bala alcanzó su hombro y el cirujano descubrió su verdadera identidad durante la cirugía a la que se le tuvo que someter. Finalmente, la pareja llegó al territorio de la Unión, donde sirvieron hasta el final de la Guerra.

Rose Greenhow

Fue espía de la Confederación durante la Guerra Civil de los Estados Unidos. Durante su juventud en Washington entabló amistad con muchos políticos influyentes, entre ellos el Presidente James Buchanan y el senador John C. Calhoun de Carolina del Sur. Durante la Guerra Civil, Greenhow escribió mensajes cifrados a los confederados, suministrando información sobre los planes de la Unión militar. Más tarde fue trasladada a la cárcel y luego deportada a Richmond, Virginia.

Carla Costa

Una joven espía alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Pasó sus años de guerra en Italia observando niveles y movimientos de las tropas aliadas. Gracias a su juventud, pues apenas tenía 17 años, Costa se puede disfrazar solamente de una chica italiana media que había sido desplazada por la guerra. Gracias a esto, se convirtió en uno de los espías alemanes de mayor éxito en Italia.

Costa fue capturada cuando su compañero, Mario Martinelli, la vendió después de ser capturado. Por su parte, Costa fingió que nunca había visto Martinelli y se negó rotundamente a cooperar con sus captores. Martinelli fue ejecutado por el pelotón de fusilamiento y Costa fue condenada a una pena de 20 años de prisión. Su sentencia se redujo drásticamente después de la guerra.

 

Yoshiko Kawashima

Nació en el seno de una familia real China. A la edad de ocho años, se le dio a un amigo japonés de su padre, Naniwa Kawashima, como muestra de la amistad que existía entre ambos. Después de un matrimonio arreglado y fallido, Kawashima vivió una vida bohemia en Tokio. En 1928, en Shanghai, se encontró con un general japonés llamado Takayoshi Tanaka que la tomó bajo su protección, creyendo que algún día podría ser útil como un espía.

Posteriormente, fue conocida en los círculos de espionaje como "La Joya del Este". Su primera misión fue crear un disturbio en toda la ciudad en Shanghai, una medida diseñada para dar a las fuerzas japonesas una excusa para invadir la ciudad. Las fuerzas lograron su objetivo, pero la presión diplomática pronto les obligó a salir. Más tarde Kawashima utilizó una serie de asesinatos falsos para intentar persuadir al ex emperador Qing Pu Yi de convertirse en el gobernante del recién formado estado japonés de Manchukuo. Al final de la guerra, cambió de nombre y pasó a la clandestinidad. En noviembre de 1945, fue capturada por los chinos y se mantuvo durante tres años hasta que fue ejecutada como un traidor.

Hanna Reitsch 

A diferencia de las otras mujeres en esta lista, Hanna Reitsch no era ni un espía, ni un soldado; se desempeñó en la Alemania nazi como piloto de pruebas. Comenzó a volar en 1937, fue galardonada con un gran número de medallas por los nazis, incluyendo la Cruz de Hierro. Reitsch fue también un piloto famoso en todo el mundo antes de la guerra. Ella y su hermano Kurt eran los únicos miembros de su familia inmediata que lograron sobrevivir a la guerra. Sintiendo la derrota inminente de Alemania, el padre de Reitsch mató a los cinco miembros de su casa antes de dispararse a sí mismo. Reitsch también fue interrogada sobre el suicidio de Hitler, ya que ella era una de las pocas personas a visitar su búnker en sus últimos días. Ella incluso fue acusada brevemente de que, a escondidas, fuera su propio piloto. 

Loreta Janeta Velazquez

Nació en Cuba pero a corta edad se fue a vivir a Nueva Orleans. Enamorada del concepto de las mujeres soldados, estaba eufórica cuando la Guerra Civil Americana explotó, e inmediatamente comenzó a perfeccionar los gestos de un hombre, incluso compró una faja hecha a medida para que pudiera ocultar la forma de su cuerpo. Poco después de estallar la guerra, su marido murió en un accidente, y Velázquez decidió ir a combate. Llamándose a sí misma Harry T. Buford, participó en una serie de batallas, incluyendo la primera de Bull Run. Velázquez afirmó más tarde en sus memorias que llegó a ser un espía de la Confederación. Aunque muchos estudiosos de la guerra civil dudan de la veracidad de algunas de sus afirmaciones, Velázquez escribió acerca de una serie de pequeños detalles, incluyendo tiempo y oficiales al mando, que sólo podría haber sido conocido por un participante de las batallas.

Violette Morris

Una piloto francesa célebre por su habilidad al volante, pero que también era campeona de natación, boxeo, fútbol y pesas, entre otras cosas. Nació justo antes del inicio del siglo XX, terminó sirviendo en la Cruz Roja como conductor de ambulancias en la Guerra en Verdún.

Conocida como "la Morris" después de su brillante actuación en los Juegos Olímpicos de París, que finalmente no obtuvo una licencia para participar en los Juegos Olímpicos de 1928, como signo de que el gobierno no aprobaba su estilo de vida homosexual. Esto la llevó a cambiar su atención a las carreras, un movimiento que terminó por hacerla someterse a una doble mastectomía para asegurarse de que sus pechos no obstruyeran su carrera.

Antes de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, Hitler se enteró de la difícil situación de Morris y tuvo una charla con ella. Cuando regresó a París, no sólo era un espía de la Alemania nazi, sino también, un torturador de la Gestapo. Dado el apodo de "la hiena de la Gestapo" por la resistencia francesa, Morris derribó la ira de Londres, que envió comandos en su contra. Finalmente fue asesinada al volante de su coche.

¿Conocías a alguna de ellas?

¿Agregarías otra a la lista?

Comentarios

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 
 

Tienes que ver esto